Jueves. 23.11.2017 |
Opinión
Redacción Cultura
12:10
12/05/17

Reivindicando a Noel Clarasó: un autor olvidado

Reivindicando a Noel Clarasó: un autor olvidado

Noel Clarasó i Serrat (Barcelona, 3 de diciembre de 1899 – 18 de enero de 1985) fue un escritor español de variados registros y guionista de cine y televisión.

Fue hijo del escultor Enric Clarasó i Daudí. En 1938 obtuvo el premio "Crexells" con la novela Francis de Cer, que quedó inédita.

A lo largo de su vida, utilizó dos seudónimos literarios: Jorge Dearán y León Daudí.

Escribió libros de jardinería, novela psicológica, cuento policíaco y cuento de terror y libros de autoayuda. Debe su fama, sin embargo, al humorismo, que cultivó extensamente, y a las innumerables y sabrosas citas literarias que se le atribuyen y pueblan todos los diccionarios de frases célebres.

En el tercer tomo de la Antología de cuentos de terror, a cargo de Rafael Llopis (Alianza Editorial, 1982) se recoge su relato El jardín del Montarto.

Ejerció también como traductor. Entre otras, tradujo del francés en 1963 la novela Buenos días, tristeza, de Françoise Sagan, para Círculo de Lectores.

En 1954 realizó en colaboración con José María Forqué los guiones y diálogos para dos de las películas del último: El diablo toca la flauta y Un día perdido. También de Noel Clarasó es el guion de la serie Hermenegildo Pérez, para servirle, interpretada por Carlos Larrañaga y emitida en 1966 por TVE.

Algunas frases de Noel Clarasó:

  • Dar es el verbo más corto de la primera conjugación, y no dar es el más barato.
  • De muchas ideas nuestras no nos habríamos enterado jamás, si no hubiésemos sostenido largas conversaciones con los otros.
  • El hombre se dedica a desear en voz alta aquello que jamás se esfuerza en alcanzar.
  • Es un error creer que uno está rodeado de tontos, aunque sea verdad.
  • Las grandes ideas son aquellas de las que lo único que nos sorprende es que no se nos hayan ocurrido antes.
Reivindicando a Noel Clarasó: un autor olvidado
Comentarios