Miércoles. 19.12.2018 |
Opinión
Redacción Cultura
11:08
31/07/18

“Referentes de la izquierda, defensores de la libertad de enseñanza”

“Referentes de la izquierda, defensores de la libertad de enseñanza”

Conversación tranquila de @jmfrancas con Ignasi Grau, director adjunto y representante de OIDEL (@oidel_edu) ante organismos internacionales.

JMF: ¿Qué es OIDEL?

Ignasi Grau: OIDEL es una ONG especializada en el derecho a la educación y la libertad de enseñanza con estatus consultativo en Naciones Unidas, UNESCO y Consejo de Europa.

JMF: ¿Qué se entiende por ‘Libertad de enseñanza’?

Ignasi Grau: En OIDEL entendemos la libertad de enseñanza como una parte integral del derecho a la educación. El derecho a la educación exige una prestación de los poderes públicos, pero también la protección de las libertades de las partes implicadas en la educación (libertad de enseñanza). Cuando hablamos de libertad de enseñanza nosotros siempre pensamos en los términos del artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el artículo 13 del Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas. En este sentido hay que hacer hincapié en los derechos de los padres a escoger la educación que quieran por sus hijos, sobretodo en vistas a que se respete la educación religiosa o filosófica del hogar. Evidentemente, la libertad de enseñanza debe ser respetuosa con el libre desarrollo de la personalidad del menor y con una educación respetuosa con los derechos humanos.

JMF: ¿Libertad entonces de los padres a escoger la educación de los hijos?

Ignasi Grau: Correcto.

JMF: ¿Tenemos de ‘eso’ en España, si va por distancias geográficas?

Ignasi Grau: Bueno, OIDEL desarrolló en 2016 un Índice de libertad de enseñanza donde se medía en 136 el estatus de la libertad de enseñanza, el porcentaje de niños en escuelas no gubernamentales y que porcentaje de los costes de estas escuelas estaban sufragados por el estado. España es el décimo país con más libertad de enseñanza.

JMF: ¿Del mundo?

Ignasi Grau: Sí.

JMF: Cómo estarán los otros… ¿Cuál es el primero?

Ignasi Grau: El primer país es Irlanda, pero Irlanda está entre los primeros sobretodo por razones históricas. En su momento en vez de desarrollar un sistema de escuelas públicas, decidieron sufragar la escuela católica lo que provoca que haya un porcentaje altísimo de niños en escuelas no gubernamentales. El segundo país es Holanda, donde hay un gran consenso sobre la importancia de la libertad de enseñanza como una herramienta que sirve para proteger la democracia. El año pasado se celebró el 100 aniversario del artículo de la constitución que obliga al estado a sufragar los gastos de las escuelas no gubernamentales.

JMF: ¿El estudio valora quién financia?

Ignasi Grau: El estudio se basa en cuatro indicadores. Y uno de ellos es el grado de financiación pública de las escuelas no gubernamentales. Si el estado no financia públicamente las escuelas no gubernamentales, estamos ante un derecho que solo una minoría puede ejercer. En este sentido podemos afirmar que la financiación pública juega un rol importantísimo en el ejercicio de este derecho.

JMF: En España, en muchos casos pagamos dos veces la enseñanza…

Ignasi Grau: En España en teoría el estados sufraga los salarios de los profesores y los costes operativos.

JMF: ¿De quién? ¿De la enseñanza privada? Solo de la concertada y no cubre costes…

Ignasi Grau: De la enseñanza concertada.

JMF: Pero no cubre gastos, ¿no?

Ignasi Grau: No soy un experto en el sistema de financiación español y no tengo los datos delante. No obstante, si no me equivoco, la LODE de 1985 establece que los conciertos deben cubrir los costes de los salarios de los profesores y el equivalente a los costes operativos o de funcionamiento. Luego aparte esto se complementa con las leyes regionales que aún conozco menos. Uno de los temas que preocupan a muchas escuelas concertadas es si lo que el estado sufraga cubre todos los costes, este es un problema que se da en España y en otros países. Y este hecho provoca que luego pidan a los padres una contribución para cubrir el resto.

JMF: ¿Es rentable para el Estado la concertada?

Ignasi Grau: Lo que sabemos es que los estados que financian escuelas no gubernamentales no son estados cuyo presupuesto de educación sea mayor que los que no lo hacen. OIDEL desarrolló este año un estudio sobre el grado de libertad de enseñanza -incluyendo el grado de financiación pública a escuelas no gubernamentales- y el porcentaje de gasto público en educación, y nos dimos cuenta que no hay una correlación entre estos dos datos. Mucha gente usa el argumento que financiar a escuelas no gubernamentales tiene un efecto muy negativo en el presupuesto de educación, pero en realidad desarrollar políticas que favorezcan los derechos de los padres en la educación es más un tema de voluntad política que de gasto público.

JMF: ¿Por qué hablas de ‘escuelas gubernamentales’ en vez de ‘enseñanza pública’?

Ignasi Grau: Prefiero hacer la distinción entre escuelas gubernamentales y no gubernamentales, que entre públicas y no públicas, porque creo que ambas están haciendo un servicio público, estén o no gestionadas por el estado.

JMF: ¿Qué habría que mejorar en España para ser punteros en libertad de enseñanza?

Ignasi Grau: Voy a dar solo dos elementos. En países como en Holanda o Bélgica si un grupo de personas o una asociación deciden abrir una escuela, prueban que tienen un número de familias dispuestas a llevar a sus hijos a esta escuela y demuestran que tienen la capacidad de dar una educación de calidad y que permita un desarrollo pleno del menor, el estado no solo financia los costes del profesorado y los costes operativos, sino que también cubre los costes de inversión. En España la libertad de enseñanza a veces se encuentra con los límites materiales de construir una escuela, la LOMCE abrió la posibilidad a ceder suelo público para la construcción de escuelas concertadas y esto es un buen paso adelante en este sentido. Un segundo elemento que impide un buen desarrollo de la libertad de enseñanza en España, es el alto nivel de politización alrededor de esta cuestión, sobretodo alrededor de las escuelas confesionales. Un ejemplo, Francia, el país de la laicité, es el país con más escuelas católicas de Europa y financiadas por el estado y no vemos los debates alrededor de esta cuestión como pasa en España.

JMF: Es evidente que para la izquierda en España la educación es ‘casus belli’, pero han aceptado, salvo intentonas puntuales, la enseñanza concertada, ¿por qué piensas que lo han hecho?

Ignasi Grau: La verdad no lo sé, referentes de la izquierda como Gramsci, Marx o Clemenceau fueron firmes defensores de la libertad de enseñanza. Incluso en el Parlamento Europeo, este año que se votó la Resolución para la modernización de la educación en Europa, donde se reafirmaba en la importancia de la libertad de enseñanza y de que el estado financie las escuelas no gubernamentales, hubo bastantes eurodiputados de la izquierda que votaron a favor. Creo que en España, como en otros países, la educación necesita ciertas reformas que van más allá de la libertad de enseñanza, pero que necesitan de grandes consensos que no interesan a nadie; este hecho provoca que el foco de la discusión se focalice en temas polarizantes para evitar hablar de lo serio.

JMF: De todos modos recurrentemente sacan la cuestión de la coeducación como manera de atacar a los conciertos, ¿podrán con ello?

Ignasi Grau: Sí, este es un tema recurrente, no se sí podrán con ella. No obstante, me gustaría que la izquierda, del mismo modo que se acoge a los derechos humanos en muchos temas – y hace muy bien-, se acuerde en este campo de la Convención relativa a la Lucha contra las Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza de la UNESCO, donde queda  claro que la educación diferenciada no puede ser entendida como discriminatoria. Al final la libertad de enseñanza responde a un instinto muy natural que es el deseo de los padres a escoger lo que ellos consideran que es mejor para sus hijos. No puede ser que una decisión de carácter pedagógico, que no se ha probado que sea perjudicial para niñas, ni niños, solo puedan ejercerla los padres con recursos.

JMF: En el fondo esa es la cuestión, los padres con recursos siempre pueden gozar de libertad de enseñanza pagando ellos…

Ignasi Grau: Exacto, se ha probado que si la libertad de enseñanza no va acompañada con el apoyo financiero del estado, tiene un efecto perjudicial sobretodo para las clases más humildes. En este sentido por ejemplo Woessman de la Universidad de Munich o el informe de la UNESCO “Rendir cuentas en el ámbito de la educación 17/18” lo han dicho claramente.

JMF: La UE con lo acomplejada que es, ¿defiende en el Parlamento la Libertad de Enseñanza?

Ignasi Grau: Sin olvidar que la educación es una competencia de los estados la UE, sobre estos temas puede apoyar, sugerir, coordinar… En este sentido, y en un contexto de desafíos comunes de la Unión en los que la educación juega un papel importante, se ha aprobado la resolución que mencionaba antes “Resolución sobre la modernización de la educación en Europa”. En esta resolución, hay varios artículos donde se menciona la libertad de enseñanza como derecho y se subraya la importancia de la financiación pública para que todos puedan gozar de esta libertad. Creo que la Unión Europea va ha hacer más pasos en esta dirección. Al final, uno de los ejes centrales de la Unión, es la libertad y la confianza en sus ciudadanos y sociedad civil, no puede ser que la educación quede al margen.

JMF: En otros ámbitos la Libertad no es su fuerte, por ejemplo en la ‘ideología de género’. Y el socialismo incluso el descafeinado y la libertad de educación no son fácil pareja o, ¿quizás fuera de España ahora si?

Ignasi Grau: La verdad es que la posición de la libertad de enseñanza y la izquierda, cambia de un país a otro, y los matices son distintos. Es cierto hay una animadversión. Como decía, en Italia a pesar de el bajo nivel de libertad de enseñanza en la ley, podemos observar declaraciones muy favorables de Gramsci en “Il grido del popolo” e incluso he conocido varios políticos de izquierda bastante abiertos a esta libertad. En países como Alemania, los debates sobre libertad de enseñanza se han focalizado mucho en el homeschooling, pero hay una fuerte aceptación por parte de la izquierda de la libertad de enseñanza, en parte gracias a las escuelas alternativas tipo Waldorf Steiner. Un país donde este debate se ha polarizado mucho en los últimos dos años ha sido Suecia, no obstante los que han llevado la voz cantante en contra es el partido liberal.

JMF: ¿Qué debemos esperar en el futuro sobre este tema que es de lo más clave?

Ignasi Grau: Creo que depende del enfoque que se decida aplicar en el momento de concebir políticas educativas. Si se decide utilizar un enfoque de derechos humanos, creo que no tenemos que sufrir por el futuro de la educación y de la libertad de enseñanza. No obstante, si se usa la educación como una herramienta al servicio del estado, el futuro va a ser complicado. Aquí creo que hay que señalar dos cosas. Una primera es que los padres como ciudadanos tienen que tomar consciencia del enfoque de derechos humanos, y pedir a los gobernantes que actúen en consecuencia. En segundo lugar, Kant decía que la educación es “aprender a ser” y la declaración de los derechos humanos habla del “desarrollo de la personalidad” como el fin último de la educación. No hay que olvidar que la educación está enfocada a aprender a ser seres humanos, y que no se puede utilizar la educación como principal herramienta para solucionar otros problemas como las desigualdades.

JMF: Muchas gracia Ignasi, no te robo más tiempo, prefiero poder hablar otra vez dada la trascendencia del tema. Un abrazo.

Ignasi Grau: Muchas gracias a usted, ha sido un placer, Un abrazo.

Fuente: AZPeriodistas.

“Referentes de la izquierda, defensores de la libertad de enseñanza”
Comentarios