Sábado. 25.11.2017 |
Opinión
Redacción Cultura
18:05
30/10/17

Los factores del surgimiento de la derecha alternativa en Occidente

Por su interés reproducimos este artículo escrito por Adnan Aboobacker en Katehón sobre la aparición de movimientos conservadores alternativos en Europa.

Los factores del surgimiento de la derecha alternativa en Occidente

La derecha alternativa ya está en cualquier sociedad. En Europa, tras la segunda guerra mundial fueron creados Estados artificiales que no tienen ninguna conexión con sus raíces cristianas o su identidad. La construcción de la Unión Europea con 50 idiomas basada en una relación temporal mediante la democracia liberal y el secularismo no borra la influencia de los elementos fascistas que todavía existen en los Estados europeos. Un retorno a los verdaderos Estados nacionales podría ocurrir en cualquier momento si un liderazgo fuerte y juicioso o una situación pudieran conducir a la gente a la derecha alternativa, como Europa experimentó en las décadas de 1920 y 1930 bajo Adolf Hitler y Benito Mussolini.

El reciente surgimiento de la derecha alternativa está conectado con la cadena emergente de acontecimientos que aceleran ciertos procesos. La cadena de acontecimientos tras la guerra fría se ha inclinado hacia la derecha desde 1991 y alcanzó el escenario exitoso de un presidente estadounidense de derechas, conservador y republicano. La cadena de acontecimientos  incluye la ausencia de la oposición real contra el liberalismo y la globalización que amenazan los fundamentos sociales de los pueblos étnicos, y el desarrollo tecnológico conduce a la gente hacia el individualismo, la creación de sociedades insostenibles basadas en el beneficio propio, y el revivir de Rusia mediante un liderazgo fuerte. Otros factores incluyen la crisis económica global, el surgimiento de la extrema derecha en Reino Unido y el Brexit, el surgimiento de populistas de derecha alternativa en Europa, la intervención continua tanto directa como indirecta de los EEUU en los Estados europeos, y los efectos declinantes de la globalización, experimentados en Europa oriental. Mientras tanto, sangrientas rebeliones y guerras civiles orquestadas en países árabes han creado una crisis de refugiados en todas direcciones.

Rusia ha motivado a otros para rebelarse contra la modernidad. La protesta del Euromaidán organizada en Ucrania para derrocar al gobierno en 2014 y la desestabilización de los Estados balcánicos, de nuevo para provocar a Rusia, fueron un desafío para ésta. Entonces, los crimeanos se unieron legalmente a su Estado madre, Rusia, separándose por sí mismos del Estado artificial de Ucrania.

La parte oriental de Europa se está construyendo a sí misma sobre el respeto a las tradiciones, culturas, y el regreso a la vanguardia como el escenario para la revelación de las amenazas de la democracia liberal, el multiculturalismo, los banqueros internacionales, la corrupción, y otras cosas apuntadas a desestabilizar Europa y oriente medio a través de guerras híbridas, la crisis de refugiados, la crisis económica, los problemas del desempleo, la inmigración, y el declive de los Estados-nación europeos que han olvidado que están construidos sobre etnicidades y cuyo capital social se está volviendo más débil.

La Unión Europea también ha estado temporalmente bajo la mano de los globalistas de EEUU y su ejército de la OTAN, que están bloqueando los partidos derechistas de Europa y están golpeando a los países post-soviéticos para debilitar la integración de los Estados rusos. Naciones colonizadas o sus líderes están vengándose contra los poderes coloniales de Europa. El pueblo europeo debería reflexionar sobre su enemigo real que está debilitando Europa mediante ataques culturales. Esos enemigos que usaron a los judíos contra Europa desde 1920 a 1945 y que ahora están usando a los inmigrantes musulmanes o a los extremistas musulmanes contra Europa. El enemigo está creando enemigos y los enfrenta entre sí para su propio beneficio.

Esos enemigos planearon el mapa mundial, y están manipulando los sectores demográficos para dividir e integrar a los Estados-nación según sus necesidades, o creando Estados fallidos o artificiales para esclavizar a la población mundial y saquear los recursos globales de una manera injustísima. Sus posiciones hipócritas o dobles raseros hacia los problemas reales están ocultos bajo la cobertura de la democracia liberal.

La derecha alternativa está aprovechándose efectivamente de la cadena de acontecimientos en el intento para construir Estados europeos independientes, desmantelando la artificial y temporal Unión Europea, y cuestionando la necesidad de la OTAN. El pueblo europeo teme a los inmigrantes y refugiados en este tiempo de crisis económica mientras que los gobiernos títere bajo el control de los EEUU son inefectivos en la vigilancia de las amenazas inmigrantes musulmanas. Esas amenazas son creadas realmente por los retorcidos atlantistas en el norte de áfrica, oriente medio, Asia central, y les están urgiendo, a sabiendas o no, para girarse contra Europa. Líderes musulmanes o naciones musulmanas se han unido con las élites liberales atlantistas. Los refugiados pobres están marchando hacia países estables y desarrollados en busca de refugio y subsistencia. Las élites que manejan el poder están usando a los inmigrantes como su herramienta. Después de todo, estas naciones de inmigrantes ya estaban desestabilizadas a través de las guerras civiles orquestadas. El poder y la seguridad de las naciones árabe-musulmanas está en manos de la élite global gobernante, y mezcla compleja de problemas y sus grupos están combinadas para producir resultados sistemáticos que provoquen la tendencia de derecha alternativa a través del Este y el Oeste.

La incapacidad de las teorías políticas y líderes políticos actuales ante la gran crisis económica y social para promover cambios o diferencias cualitativas para el pueblo es un factor importante. Mientras tanto, los gobiernos de derecha alternativa deberían tomar posiciones firmes y buscar la cooperación con Rusia para proteger sus tradiciones y reducir los desafíos y efectos de la liberalización sin límites. Los partidos de derecha alternativa solamente tienen la opción de Rusia tras la disolución de la Unión Europea y tras la liberación de las élites atlantistas. Líderes sinceros e intelectuales deberían unirse para proteger las identidades nacionales y trabajar hacia el desarrollo sostenible en Europa. Las discusiones intelectuales deberían sostenerse para introducir una nueva teoría política capaz de abordar el estado actual de occidente.

Una Unión Euroasiática o una Unión Europea solamente es posible cuando los líderes políticos alcancen soluciones permanentes al actual caos mundial. Este es el tiempo para que actúen los líderes mundiales reales y responsables, que reaccionen para estabilizar los Estados fallidos en oriente medio, Europa oriental y África mediante la implementación de buenas políticas más que el saqueo y la explotación incontrolada de diferentes grupos, tribus y naciones. Es necesario perseguir el verdadero y real empoderamiento social, y los sistemas económicos estables, y la utilización justa de los recursos naturales y humanos de Eurasia para la prosperidad mundial, no para la destrucción o corrupción.

Autor: Adnan Aboobacker. Fuente: Katehón.

Los factores del surgimiento de la derecha alternativa en Occidente
Comentarios