Martes. 21.11.2017 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

El joven ruso que está desafiando a América Latina

Yaroslav Smirnov, conocido como el “ruso loco”, lleva una vida nómada. Ha recorrido 135 países del mundo en cinco años sin utilizar el dinero: a cambio de alojamiento y todo lo que necesite ofrece su trabajo, información y creatividad, como lo hacen las tribus. Ha pasado dos años y medio recorriendo los países de América Latina. Ahora mismo está en Uruguay. Su único objetivo es cumplir su sueño y ser él mismo.

El joven ruso que está desafiando a América Latina

¿Por qué ha decidido llamarse el “ruso loco”?

“No fui yo, ese nombre me lo pusieron en Azteca TV en México”, cuenta Yaroslav a RBTH.- “Es una gran marca que se queda en la mente de la gente. Además la he registrado en EE UU, se puede decir que oficialmente soy el único “ruso loco”, -se ríe. “Me gusta este nombre, porque solo los locos pueden cambiar el mundo y, de hecho, lo cambian”.

Yaroslav Smirnov en Colombia.  / Archivo personalYaroslav Smirnov en Colombia. / Archivo personal

¿Por qué eligió una vida nómada?

Yaroslav cuenta a RBTH que empezó a vivir la vida de adulto siendo demasiado joven. Cuando tenía 12 años, ya tenía una pequeña tienda y vendía alimentos en la playa. A partir de los 15, Yaroslav se fue de casa de sus padres para ingresar en la universidad formando parte de un programa especial para niños con talento.

“Pero yo no creo que tenga talento, simplemente me gusta la física y la ciencia en general”, se ríe respondiendo a nuestra pregunta.

Yaroslav Smirnov en Yucatán, México.  / Archivo personalYaroslav Smirnov en Yucatán, México. / Archivo personal

A los 18 años Yaroslav se fue a estudiar a China, pero dejó sus estudios dos semanas después de llegar al país, “porque vi muchas posibilidades de hacer negocios en Hong Kong, abrí mi propia empresa y al mismo tiempo me encontré con mi exmujer, empezamos a vivir juntos”.

“Sí, probablemente he tomado las decisiones rápidamente, quizás demasiado rápidamente en mi vida”, bromea Yaroslav.

Yaroslav Smirnov en Wadi Rum, Jordania. Viviendo 3 semanas en el desierto. / Archivo personalYaroslav Smirnov en Wadi Rum, Jordania. Viviendo 3 semanas en el desierto. / Archivo personal

Tras pasar ocho meses se cansó de la rutina. “No solo estaba aburrido, sino que me sentía perdido. Tenía dinero, estatus, una bella mujer a mi lado, pero no aguantaba vivir como una máquina, como un robot, haciendo lo mismo todos los días. Esto me mataba por dentro”, cuenta Yaroslav.

Fue así como le surgió la idea de “desafiarse a sí mismo”, “de tener una biografía mejor que en cualquier película”.

Yaroslav Smirnov en México. Después de una conferencia. / Archivo personalYaroslav Smirnov en México. Después de una conferencia. / Archivo personal

Yaroslav dejó su negocio, cerró sus cuentas bancarias, se divorció de su esposa y lo cambió todo por un sueño. Primero se fue a Tibet donde pasó seis meses como monje (“fue mi sueño desde que era pequeño”, nos cuenta). Después de esta experiencia empezó una vida nómada que lleva ya desde hace cinco años.

Viajes “locos” e ideas “locas”

Lo curioso de los viajes de Yaroslav es que no paga con dinero, sino utiliza el principio del trueque: intercambia su conocimiento, información, creatividad y experiencia por algo que necesita, “como lo hacen en las tribus”, comenta a RBTH.  Así, por ejemplo, cruzó el Atlántico, desde la Gran Canaria hasta New Jersey, formando parte de la tripulación de un barco de vela. Yaroslav prefiere alojarse en casas de los habitantes locales, ya que, según él, es “la mejor manera de conocer la cultura y las tradiciones del país”.

Yaroslav Smirnov en México, estado de Michoacán. / Archivo personalYaroslav Smirnov en México, estado de Michoacán. / Archivo personal

RBTH ha conocido a Yaroslav durante su recorrido por América Latina, que ya dura dos años y medio. Para entonces le habían entrevistado los principales diarios y las cadenas de televisión de América Central y América del Sur. El “ruso loco” es todo una estrella.

Yaroslav ha recorrido 135 países, ha trabajado de monje en Tibet, ha participado en un proyecto en Tanzania, protegiendo leones de los cazadores ilegales, ha aprendido a montar nuevas empresas en dos semanas, además tiene una compañía que organiza tours individuales a los sitios exóticos.

Yaroslav Smirnov en Jordania. / Archivo personalYaroslav Smirnov en Jordania. / Archivo personal

Ha organizado festivales de música electrónica en México y Guatemala, ha trabajado como fotógrafo freelance para National Geographic (“no por ser el mejor fotógrafo del mundo, sino porque llegaba a los sitios a los que no llegaba casi nadie”, se ríe), colaboró con la ONU y la UNICEF en países en guerra, como Sudán, Congo o Eritrea.

Hizo de torero en México, donde estudió en la Academia de Guadalajara: “No mato los toros, me dan pena. Soy partidario de la nueva corrida, es algo intermedio entre la acrobacia y la corrida, sin martirizar al animal y sin hacerle sangrar”.

Yaroslav Smirnov en Uganda. / Archivo personalYaroslav Smirnov en Uganda. / Archivo personal

El “ruso loco” también trabaja de consultor en diferentes corporaciones, dio decenas de conferencias internacionales: “Me encanta hablar en público, sobre todo, cuando es una gran audiencia, cuando te escuchan más de mil personas. Es mejor que el sexo”, afirma.

Yaroslav cuenta a RBTH que su lema es el siguiente: “Si quiere conseguir algo, trate de hacer su sueño realidad. Hay que tener valentía para cambiar la vida propia y cambiarse a sí mismo. Hay que moverse todos los días, trabajar duro para llegar a donde uno quiere. No hay secretos, ni recetas mágicas. Simplemente ser valiente y crearse sí mismo”.

Fuente: RBTH. Leer artículo original en: "Un 'ruso loco' desafía a América Latina".

El joven ruso que está desafiando a América Latina
Comentarios