Martes. 22.05.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

SON UNA FUENTE CONSTANTE DE INCIDENTES Y REFLEJAN UNA MALA GESTIÓN

Las fuerzas armadas alemanas no cuentan con dinero suficiente para modernizarse

Las fuerzas armadas alemanas no cuentan con dinero suficiente para modernizarse

Un escándalo tras otro. La semana pasada trascendió que el Ejército alemán no cuenta con dinero suficiente para financiar la modernización de sus nuevos vehículos de combate de infantería Puma. Alemania, uno de los puntales de la OTAN, viene en los últimos meses siendo noticia por su mala gestión de defensa.

Y no es un caso aislado. Los periódicos nacionales están llenos de informaciones sobre aviones de combate con carencias fundamentales; tanques y vehículos blindados que son incapaces de operar o soldados que simpatizan con el Tercer Reich y sus fuerzas armadas, la Wehrmacht. Aquí les presentamos algunos de ellos.

En septiembre de 2014, la Bundeswehr envió un batallón mecanizado para participar en unos ejercicios militares de la OTAN en Noruega. Más tarde se informó de que esta unidad germana, entrenada como parte de la Fuerza de Respuesta Rápida de la alianza atlántica, carecía de armas pequeñas y gafas de visión nocturna, y de que sus vehículos blindados no tenían armas. 

Entonces los soldados alemanes tomaron palos de escoba, los pintaron de negro y los montaron en las torretas de sus vehículos blindados GTK Boxer para simular ametralladoras pesadas de 12,7 milímetros.

En noviembre de 2017 se supo que más de la mitad de la flota de tanques de la Bundeswehr no reunía las condiciones para estar en servicio. Solo 95 de los 244 tanques de batalla Leopard-2 de la unidad estaban preparados para combatir, mientras que la mayoría de los restantes tanques estaba desarmada o carecía de piezas de repuesto fundamentales.

El estado de la fuerza aérea alemana no es mejor. En 2014, la revista Der Spiegel informó de que un documento de defensa confidencial describía a la Luftwaffe der Bundeswehr en estado de "desastre catastrófico". Según esta revista, solo siete de los 67 helicópteros de transporte de la aviación germana CH-53 se encontraban en buenas condiciones.

Más tarde, en 2016, la fuerza aérea comenzó a dejar repetidamente en tierra sus aviones Tornado por culpa de percances técnicos, incluidos tornillos sueltos que amenazaban la seguridad de los pilotos, y de la deficiente iluminación de la cabina.

El mal estado de la flota de aviones alemana pudo haber sido la explicación del trágico suceso registrado en agosto del año pasado, cuando un helicóptero de ataque Tigre se estrelló mientras se encontraba realizando una misión de combate en Mali. El saldo fue de dos pilotos muertos.

También la Armada alemana sufre la mala gestión de Berlín. En octubre pasado, un submarino Tipo 212A se estrelló con una roca durante una maniobra de buceo en la costa noruega.

El desafortunado incidente dejó a Alemania sin flota submarina, ya que otros dos buques Tipo 212A están en mantenimiento programado y solo entrarán en funcionamiento en la segunda mitad de 2018.

Algunos escándalos en torno al Ejército alemán tienen que ver con el controvertido tema de las simpatías nazis entre algunos soldados. El año pasado fueron descubiertos numerosos objetos de la Wehrmacht y artefactos de la época nazi fueron en el interior de varios cuarteles. Entre ellos, carteles que glorifican a los soldados de Hitler, ejemplares de los distintivos cascos de acero de las tropas fascistas y réplicas de las armas estándar de la Wehrmacht.

La fuerzas de élite alemanas también se vieron el año pasado en el foco de otro escándalo mediático: durante una fiesta de despedida a un oficial un grupo de soldados comenzó a realizar saludos nazis mientras sonaba la música de la banda de rock ultraderechista Sturmwehr.

Por si fuera poco, una fiesta del Mando de Fuerzas Especiales (KSK, por sus siglas en alemán) del Ejército germano también contó con lo que algunos medios describieron como "trabajadora sexual" invitada como 'premio' para un comandante.

En abril de 2017 el Ejército alemán se volvió a ver salpicado por otro escándalo de tintes ultraderechistas. Entonces las autoridades alemanas detuvieron a un oficial, de nombre Franco Albrecht, al sospecharse que había participado en una conspiración para realizar un atentado del que responsabilizaría a refugiados. 

Las autoridades encontraron que Albrecht, de 28 años, llevaba una memoria portátil de datos con un manual de 90 páginas en el que se explicaba cómo fabricar bombas sencillas; una auténtica guía para terroristas.

La propia historia de las fuerzas armadas alemanas hunde sus raíces en el Tercer Reich. El Bundeswehr fue creado oficialmente en el mismo año en que Alemania Federal entró en la OTAN, 1955. Curiosamente, esta estructura militar fue fundada por exoficiales del Tercer Reich. Hasso von Manteuffel, a quien se le ocurrió el nombre Bundeswehr, participó en la invasión de la URSS como comandante de un batallón de tanques. Por su parte, Adolf Heusinger, primer oficial al mando de la Bundeswehr, fue uno de los principales estrategas de la Wehrmacht y trabajó en la planificación de las invasiones de Polonia, Noruega y Francia.

Fuente: RT. Leer artículo original aquí: "Aviones que no vuelan y la Armada sin submarinos: ¿qué le pasa al Ejército alemán?".

Las fuerzas armadas alemanas no cuentan con dinero suficiente para modernizarse
Comentarios