Martes. 25.06.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

QUEDAN FUERA JAPÓN, RUSIA Y COREA DEL SUR

Estados Unidos y China se quedan solos en la carrera por la inteligencia artificial

Los gigantes tecnológicos de ambos países superan con creces a empresas competidoras

Estados Unidos y China se quedan solos en la carrera por la inteligencia artificial

Los programas, los sistemas de inteligencia artificial, los robots, los objetos conectados a internet y los denominados wearablesson capaces de llevar a cabo acciones cada vez más variadas y complejas. La investigación en estos ámbitos no se detiene, de hecho, se sofistica día tras día. Sin embargo, hay un área concreta a la que los profesionales del sector están prestando una atención preferente: el aprendizaje. Así, expertos de todo el mundo y de industrias de lo más variopintas están tratando de propiciar que estos dispositivos sean capaces de evolucionar por su cuenta.

Los informáticos están logrando que estos software y aparatos progresen de manera autónoma. Las etiquetas y neologismos proliferan en este campo: machine learning, deep learning, redes neuronales, etc. Y la efervescencia va a más. Técnicos de la consultora multinacional PWC han elaborado diversos estudios, cuyas conclusiones se pueden consultar en línea, en los que concluyen que estas serán las principales tendencias durante 2018. Lo serán en el plano práctico, para que siga la innovación aplicada, y también en el teórico, dado que la colaboración con las universidades es muy estrecha.

Los científicos no cejan en su empeño de conseguir unas máquinas que sepan qué hacer en cada momento, sin intermediación humana; que saquen sus propias conclusiones acerca de lo acertado o lo erróneo de sus decisiones; y que, además, funcionen como profesoras de otros gadgets y programas, enseñándoles cómo proceder. La necesidad de contar con grandes volúmenes de datos (big data) en este contexto es máxima. La misma cantidad de información que entorpecería la actividad de una persona es procesada al instante por estos equipos.

La tarea de los ingenieros está guiada por estrategias de negocio en un entorno altamente competitivo, como se recuerda desde empresas especializadas como Gartner. En general, estos desarrollos tecnológicos no se dan con fines altruistas. Los gigantes que están liderando la cuarta revolución industrial están inmersos en una carrera en la que los miles de millones invertidos deberían generar beneficios muy superiores. Esta dimensión comercial tiene igualmente una lectura en clave nacional, según están avisando los analistas de Forbes.

Entre las 20 organizaciones más significativas del mundo, no hay ni una que no sea de Estados Unidos (algo más de la mitad: 12) o China (las 8 restantes). Por orden, de mayor a menor, se trata de: Apple, Amazon, Alphabet, Microsoft, Facebook, Alibaba, Tencent, Netflix, Ant Financial, Salesforce, Booking Holdings, PayPal, Baidu, Uber, JD.com, DiDi, Xiaomi, Ebay, Airbnb, Meituan-Dianping y Toutiao. Tampoco hay ninguna, claro, que se mantenga al margen de la investigación puntera.

No importa si se dedican a las comunicaciones, las redes sociales, el entretenimiento audiovisual, las ventas, el alojamiento, el transporte, las finanzas o los servicios digitales integrales, todas ellas están apostando con determinación por la inteligencia artificial y el machine learning. La diferencia con respecto a lo que sucedía apenas hace unos años es que norteamericanos y chinos han apeado de esta carrera a los actores de Japón, Rusia y Corea del Sur que habían rivalizado con ellos.

Fuente: La Vanguardia

Estados Unidos y China se quedan solos en la carrera por la inteligencia artificial
Comentarios