Sábado. 07.12.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Los encuentros y desencuentros entre Macron y Trump en la cumbre de la OTAN

Amenazas arancelarias, guerra contra el terrorismo y críticas a la Alianza Atlántica fueron algunos de los temas abordados por los presidentes de Francia y EE.UU. en su encuentro en la embajada de Washington en Londres con motivo de la 70° cumbre de la OTAN.

Los encuentros y desencuentros entre Macron y Trump en la cumbre de la OTAN

El 70° aniversario de la cumbre de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) inició como un reflejo de las disparidades, ya comunes, entre los líderes de Francia y Estados Unidos. Las diferencias entre Emmanuel Macron y Donald Trump en materia de defensa y economía han sido notorias en los últimos meses, pero el último rifirrafe entre los inquilinos del Elíseo y la Casa Blanca se dio este 3 de diciembre, cuando el mandatario estadounidense condenó los comentarios hechos por Macron sobre la Alianza Atlántica.

Días atrás, Macron había afirmado que la OTAN se encontraba en estado de "muerte cerebral". Trump, quien venía de reunirse con el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg, consideró la frase de Macron como un “insulto”" para los miembros de la Alianza, al tiempo "desagradable" e "irrespetuosa".

Aunque Trump reconoció que tiene una "pequeña disputa" con su homólogo francés, dijo que confía en que "probablemente" puedan "resolverlo". Pero ello no le impidió reiterar su pedido, hecho ya en múltiples ocasiones anteriores, que los miembros de la OTAN hagan mayores aportes a las arcas de la organización y cumplan con el 2% de su PIB hacia el año 2024.

Macron, por su parte, me mostró decidido a que la organización muestre metas fijas que aseguren a Europa paz y estabilidad frente a las amenazas terroristas, en referencia a los ataques que ha vivido el continente en los últimos años, con múltiples atentados en varias de sus ciudades y capitales. 

 

Las discrepancias sobre cómo abordar los conflictos bélicos en Medio Oriente

Avanzada la conversación, ambos líderes no ocultaron sus diferencias sobre el rumbo y los objetivos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Mientras Macron se manifestó partidario de objetivos más transparentes para atender con "una estrategia clara" problemas en países como Siria o Irak, Trump continuó insistiendo en la necesidad de que los aliados hagan más aportes económicos a la organización. 

No faltó picardía en los comentarios de Trump al decirle al líder francés que su país ha capturado a "una tremenda cantidad de combatientes" de Francia, del Reino Unido y de Alemania y asegurarle que se los podía devolver: "¿Quieres algunos agradables combatientes del EI? Te los puedo dar", dijo.

Ante ello, Macron contestó que los combatientes yihadistas provenientes de países europeos eran una pequeña minoría entre las tropas del autodenominado Estado Islámico, y que sería inútil concentrarse en ellos en lugar de abordar el problema de manera general para eliminar al grupo de manera definitiva. 

Por otro lado, el presidente francés no ocultó su inquietud por la retirada de las tropas de EE.UU. de Siria en la zona fronteriza con Turquía, lo que despejó el camino para la ofensiva militar turca contra los kurdos en el noreste de ese país.

Finalmente y con un tono más conciliador, Trump agradeció a Macron "el gran trabajo realizado en África", al referirse a la lucha antiterrorista en Mali, un comentario no pasa desapercibido en el país galo ya que un día antes Macron rindió homenaje a 13 soldados caídos en una operación terrorista en el país africano y la tragedia ha levantado asperezas entre algunos ciudadanos, que cuestionan la viabilidad de las misiones del Ejército francés en el extranjero.

 

Una cumbre de la OTAN marcada por la guerra arancelaria 

Pero las diferencias entre los dos países no acaban ahí. Las visiones opuestas sobre las relaciones comerciales entre Washington y París volvieron nuevamente a relucir en la cumbre, un día después de que Donald Trump amenazara con imponer aranceles de hasta el 100% sobre las importaciones de champán, bolsos y otros productos franceses por valor de 2.4000 millones de dólares. 

En la cumbre, Francia y la Unión Europea dijeron que estaban listos para tomar represalias. Sentado al lado de Trump, Macron aseguró estar "decidido a defender los intereses de mi país y de Europa". 

La amenaza de aranceles punitivos siguió a una investigación del gobierno de EE. UU. Que descubrió que un nuevo impuesto a los servicios digitales en Francia dañaría a las empresas de tecnología de EE. UU. e intensificará una disputa comercial enconada entre Europa y Estados Unidos.

Al día siguiente de su primer encuentro en el marco de la cumbre de la OTAN, Macron y Trump volverán a tener una nueva cita en Londres, donde se celebrará el plenario del evento así como varias reuniones bilaterales.

Fuente: France24

Los encuentros y desencuentros entre Macron y Trump en la cumbre de la OTAN
Comentarios