Miércoles. 20.11.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Dimite el jefe de agencia de la ONU para refugiados palestinos, acusado de excesos

El suizo Pierre Krähenbühl, el jefe de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNWRA), dimitió “con efecto inmediato” tras ser acusado de abuso de poder por una investigación interna, anunció este miércoles el portavoz de Naciones Unidas.

Dimite el jefe de agencia de la ONU para refugiados palestinos, acusado de excesos

La renuncia repentina, pocas horas después de ser suspendido del cargo por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se produce cuando se espera que la Asamblea General de la ONU renueve el mandato de la UNWRA por tres años, a pesar de la oposición de Estados Unidos e Israel. Estos dos países consideran que esta agencia no tiene ninguna razón para existir en su forma actual.

“El comisario general de la UNRWA (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos), Pierre Krähenbühl, informó al secretario general [Antonio Guterres] que dimitía”, declaró Stéphane Dujarric en su rueda de prensa diaria.

La ONU había anunciado poco antes el miércoles la suspensión del suizo y el nombramiento de un encargado para gestionar la agencia, Christian Saunders, a la espera de un nuevo comisario general. “El secretario general reafirma su apoyo a la UNRWA por su excelente labor, clave para el bienestar de los refugiados palestinos”, declaró Dujarric.

“Es vital en este momento que los Estados miembros y los demás socios sigan implicados en la UNRWA y en los servicios que provee”, añadió el portavoz de la ONU. “También es fundamental para la comunidad internacional apoyar el trabajo crucial realizado por la agencia en los ámbitos de la salud, la educación y la ayuda humanitaria, fuente de estabilidad en una región volátil”.

 

Abusos creíbles y confirmados

Esta decisión siguió a un informe interno sobre la actividad operativa de la UNRWA. A finales de julio, un informe del departamento de ética de la UNRWA, enviado al secretario general de la ONU, señaló una mala gestión y abusos de poder cometidos por un pequeño grupo de altos funcionarios, en su mayoría expatriados, que sortearon supuestamente los mecanismos de control de la ONU.

La AFP obtuvo entonces una copia del informe que describía como “creíbles y corroborados” los graves abusos éticos cometidos por altos dirigentes, entre ellos Krähenbühl. Entre las acusaciones recogidas en el documento destacaban “actuaciones con carácter sexual inapropiadas, nepotismo, represalias, discriminaciones y demás abusos de autoridad, (cometidos) con fines personales, para reprimir divergencias de opinión legítimas”.

“He rechazado estas acusaciones desde el principio y sigo haciéndolo”, dijo posteriormente Krähenbühl a la estación de televisión suiza RTS. “Puedo decirles claramente que no existe un caso de corrupción, ni fraude, ni mala administración de los fondos recibidos de los donantes”, aseguró, para agregar también que cualquier relación personal con una colega “fue confirmada como inexistente por el informe interno”.

Al describir una atmósfera de “hiperpolarización”, Krahenbuhl sostuvo que renunció para darle a la organización el “shock psicológico” necesario.

 

Problemas de gestión

Según el informe, Krähenbühl mantuvo presuntamente una relación con su consejera principal, nombrada en 2015 tras un proceso de selección “extremadamente rápido”. Los resultados preliminares de la investigación “excluyen” cualquier “fraude” o “apropiación indebida de fondos” por parte de Krähenbühl, pero encontraron “problemas de gestión”, dijo un comunicado emitido el miércoles por Guterres, al anunciar la suspensión administrativa del suizo.

“Los problemas de gestión conciernen específicamente al Comisionado General”, reconoció la UNRWA. Para algunos funcionarios de la ONU, la renuncia de Krähenbühl es tardía y llega en un momento delicado, ya que la agencia para los refugiados ha estado luchando desde 2018 para compensar la suspensión de pagos del miembro que realiza el mayor aporte de todos: Estados Unidos.

 

Israel y EE.UU. vs UNWRA

Israel y Estados Unidos se oponen a la capacidad de los palestinos de poder transferir el estatus de refugiados a sus hijos, ya que desean reducir el número de personas que reciben ayuda de ese organismo, lo que los palestinos denuncian como una violación de sus derechos.

En 2018 Estados Unidos terminó con su ayuda financiera anual a la UNRWA de 300 millones de dólares. E Israel expresó el miércoles que el modelo de la UNRWA “no es duradero” y la comunidad internacional debe buscar una alternativa para canalizar la ayuda a los palestinos.

Guterres respondió, sin embargo, que apoyaba a la agencia “por su excelente trabajo, esencial para el bienestar de los refugiados palestinos”. La UNRWA brinda asistencia a millones de refugiados palestinos en Jordania, Líbano, Siria y los Territorios Palestinos.

Fuente: 24matins

Dimite el jefe de agencia de la ONU para refugiados palestinos, acusado de excesos
Comentarios