Martes. 21.08.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

GUERRA CONTRA LA DROGA

El presidente de Filipinas amenaza con “matar” a los policías que están bajo investigación

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, amenazó con matar a decenas de agentes de la Policía Nacional de Filipinas (PNP) que están bajo investigación por distintos crímenes como violación, secuestro, narcotráfico o fallas administrativas

El presidente de Filipinas amenaza con “matar” a los policías que están bajo investigación

Después de llevar a 102 policías al Malacañang —el palacio presidencial de Filipinas— este martes, el polémico líder se descargó contra ellos, llamándolos “inútiles… (y) una amenaza para la sociedad”, reportó CNN Filipinas, afiliada de CNN.

Muchos de los agentes presentados a Duterte están bajo investigación por graves crímenes, incluyendo violación, secuestro, extorsión e involucramiento en narcotráfico. Otros están acusados de fallas administrativas, como estar ausentes del trabajo sin permiso y no presentarse a los deberes judiciales. Duterte alertó a los agentes que si seguían con sus actos criminales, él tendría que matarlos.

“Como lo que hace, es fácil matar a una persona. Solo síganlo, dispárenle por la espalda, luego caminen lentamente”, dijo él, según una traducción de CNN Filipinas.

La excesiva amenaza va en línea con el hiperbólico estilo del presidente. Desde hace un año, Duterte pidió una revisión total de la fuerza a raíz del presunto asesinato brutal de un hombre de negocios surcoreano por parte de oficiales de policía corruptos. “Limpien sus filas. Revisen sus casos. Denme una lista de quiénes son los malvados”, dijo Duterte.

Él extendió la purga a principios de 2018, según CNN Filipinas, ordenando que se eliminaran “los trapicheos y corrupción” de las filas.

 

Cumpliendo promesas electorales

Duterte llegó al poder en junio de 2016 después de una resonante victoria electoral y su campaña se basó en la promesa de librar al gobierno de la corrupción y al país de las drogas.

Desde el inicio de su gobierno no perdió tiempo en emitir órdenes para que los agentes de policía detuvieran a los sospechosos de ser traficantes de drogas. Miles de supuestos delincuentes fueron subsecuentemente asesinados por policías y vigilantes en una purga que atrajo las condenas internacionales. Poco después de lanzar la operación, Duterte dijo: “Si solo pudiéramos matar 32 cada día, tal vez podamos arreglar lo que aflige al país”, según una tradición por CNN Filipinas.

En marzo, el presidente ordenó que sus agentes de policías no cooperaran con los investigadores de derechos humanos de las Naciones Unidas e hizo una advertencia burda a los que hacían la investigación.

“¿Nos están investigando? ¿Investigación de los hechos? Lo siento, no me jo***”, dijo Duterte este jueves, en un evento ante agentes de policía y miembros del ejército en su ciudad de Origen, Dávao. “¿Quiénes son ustedes para interferir con la manera como debería gobernar mi país? Ustedes saben bien que estamos siendo tragados por las drogas”.

 

Una dura reprimenda

En su llamado de atención a los agentes este martes, Duterte criticó que los medios cubrieran los asesinatos de la policía brevemente y luego se olvidaran de ellos. “Es solo un artículo de periódico, una instancia de gritos”, dijo él. “El ruido de la televisión, que es solo dos, tres días, luego se acaba. Solo es eso. ¿Medios? Ellos solo publican un titular y luego nada. Ustedes son la historia”.

Duterte agregó que no permitiría que el “debido proceso” o los derechos humanos se pongan en el camino del castigo a los policías acusados de delitos. “Si esos bastardos mueren, no vengan a nosotros gritando ‘derechos humanos, derechos humanos, debido proceso’. Los alerto”.

Furioso, Duterte dijo que la presencia de otros agentes era lo único que le impedía golpear a los policías acusados. “Ustedes son animales, ¿por qué están aquí?. Ustedes son como… bastardos mirando como perros. Ya saben, es algo bueno que haya mucha gente aquí, que haya agentes presentes, o de lo contrario, los estaría golpeando”.

Duterte dijo que había comisionado a una fuerza de tarea oficial para investigar a los policías culpables, particularmente aquellos involucrados en narcotráfico, según reportó el equipo de comunicaciones del palacio presidencial. Él agregó que no entendía cómo elementos deshonestos ingresaron a la Policía, una institución creada para servir al público.

Luego dejó a los acusados -algunos de los cuales estaban acusados de secuestro, como los tres agentes de policía de la ciudad de Taguig- para que permanecieran de pie frente al palacio presidencial mientras conducía una rueda de prensa conjunta con la PNP y las Fuerzas Armadas durante cuatro horas. “Quédense ahí y mueran de hambre”, les gritó mientras dejaba el salón.

Fuente: CNN

El presidente de Filipinas amenaza con “matar” a los policías que están bajo investigación
Comentarios