Jueves. 21.02.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Pese a los problemas en las Kuriles, Putin y Abe se comprometen a firmar la paz

FOTO: AP (Alexander Nemenov)
FOTO: AP (Alexander Nemenov)

El presidente ruso, Vladímir Putin, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, comenzaron hoy en el Kremlin las negociaciones sobre la firma de un tratado de paz pendiente desde la Segunda Guerra Mundial y el contencioso territorial de las islas Kuriles.

Pese a los problemas en las Kuriles, Putin y Abe se comprometen a firmar la paz

Abe expresó al comienzo del encuentro su deseo de abordar "como es debido" el asunto del tratado, pero no mencionó en ningún momento las cuatro islas Kuriles del Sur, conocidas como Territorios del Norte en Japón.

La cumbre viene precedida por las diferencias entre ambas partes sobre el arreglo del litigio de las cuatro islas Kuriles del Sur (Iturup, Shikotan, Habomai y Kunashir), reclamadas por Tokio y bajo control ruso desde el fin de la contienda mundial.

Putin propuso en septiembre pasado firmar el tratado "sin condiciones previas", tras lo que ambos mandatarios acordaron impulsar su rúbrica y crearon un mecanismo de consultas.

El marco de las negociaciones debe ser la declaración soviético-japonesa de 1956 que contempla la firma del tratado que sustituya al armisticio y la posterior entrega de dos islas (Habomai y Shikotan).

Los preparativos de la cumbre se torcieron cuando Tokio dejó claro que su objetivo seguía siendo recuperar las cuatro islas Kuriles del Sur para lo que se proponía convencer a la población local -unas 20.000 personas- de que aceptara voluntariamente el dominio nipón.

También irritó sobremanera al Kremlin que el propio Abe asegurara que EEUU debería estar interesado en que Japón recupere las Kuriles para contener a China, cuando fue la presencia militar norteamericana la que echó por tierra la declaración de 1956.

Los japoneses "han complicado el proceso de negociación. Eso seguro", declaró el domingo Yuri Ushakov, asesor presidencial, a la televisión rusa.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, apeló el lunes a ser realistas en las negociaciones, negó que Tokio ya haya presentado una propuesta y recordó que ninguno de los dos países tiene intención de renunciar a sus "intereses nacionales".

El presidente ruso, Vladímir Putin, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, comenzaron hoy en el Kremlin las negociaciones sobre la firma de un tratado de paz pendiente desde la Segunda Guerra Mundial y el contencioso territorial de las islas Kuriles.

Abe expresó al comienzo del encuentro su deseo de abordar "como es debido" el asunto del tratado, pero no mencionó en ningún momento las cuatro islas Kuriles del Sur, conocidas como Territorios del Norte en Japón.

La cumbre viene precedida por las diferencias entre ambas partes sobre el arreglo del litigio de las cuatro islas Kuriles del Sur (Iturup, Shikotan, Habomai y Kunashir), reclamadas por Tokio y bajo control ruso desde el fin de la contienda mundial.

Putin propuso en septiembre pasado firmar el tratado "sin condiciones previas", tras lo que ambos mandatarios acordaron impulsar su rúbrica y crearon un mecanismo de consultas.

El marco de las negociaciones debe ser la declaración soviético-japonesa de 1956 que contempla la firma del tratado que sustituya al armisticio y la posterior entrega de dos islas (Habomai y Shikotan).

Los preparativos de la cumbre se torcieron cuando Tokio dejó claro que su objetivo seguía siendo recuperar las cuatro islas Kuriles del Sur para lo que se proponía convencer a la población local -unas 20.000 personas- de que aceptara voluntariamente el dominio nipón.

También irritó sobremanera al Kremlin que el propio Abe asegurara que EEUU debería estar interesado en que Japón recupere las Kuriles para contener a China, cuando fue la presencia militar norteamericana la que echó por tierra la declaración de 1956.

Los japoneses "han complicado el proceso de negociación. Eso seguro", declaró el domingo Yuri Ushakov, asesor presidencial, a la televisión rusa.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, apeló el lunes a ser realistas en las negociaciones, negó que Tokio ya haya presentado una propuesta y recordó que ninguno de los dos países tiene intención de renunciar a sus "intereses nacionales".

En los últimos días en este país se han celebrado varias protestas contra la posible cesión de las Kuriles a Tokio, la última de las cuales se saldó hoy con once detenidos durante un acto frente a la embajada japonesa en Moscú.

Fuente: La Vanguardia

Pese a los problemas en las Kuriles, Putin y Abe se comprometen a firmar la paz
Comentarios