Jueves. 24.05.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

TAMBIÉN SE ORGANIZÓ EN OTRAS PARTES DEL PAÍS

Tokyo realiza su primer simulacro ante la posibilidad de un ataque norcoreano

No todos los habitantes de la capital nipona parecen estar contentos con los simulacros. Hubo incluso quienes protestaron contra el acontecimiento abogando por el diálogo con Corea del Norte.

Tokyo realiza su primer simulacro ante la posibilidad de un ataque norcoreano

Varios simulacros de evacuación por amenaza de ataque con misiles norcoreanos tuvieron lugar en Tokio el pasado 22 de enero. Ejercicios de este tipo ya se habían celebrado con anterioridad otras 26 veces en distintas partes de Japón, si bien el del 22 de enero fue el primero en la capital de la nación.

No todos los ciudadanos apoyaron la iniciativa gubernamental. Así, un nutrido grupo de pacifistas criticó los simulacros y protestó contra el aumento de la histeria en la región. 

La meta principal de los simulacros ha sido concienciar a la gente sobre el problema norcoreano, declaró Andréi Fesiún, especialista ruso en asuntos relacionados con Japón.

"Me sorprende que los simulacros hayan tenido lugar cuando la amenaza norcoreana había disminuido para Japón gracias a los acuerdos firmados entre ambas Coreas poco antes de los Juegos Olímpicos [de Invierno]", puntualizó el analista.

La decisión del Gobierno nipón de celebrar estas maniobras pone de manifiesto que "se planea seguir proyectando la idea de Corea del Norte como la mayor pesadilla para sus ciudadanos", agregó.

La situación en la península coreana sigue siendo tensa; dos misiles de Corea del Norte ya sobrevolaron el territorio de Japón rumbo al océano Pacífico, recordó el politólogo ruso Dmitri Verjotúrov.  

Según planteó, una bomba atómica de 20 kilotones —semejante a la que fue lanzada sobre Hiroshima— causa lesiones letales a una distancia de 900 metros del epicentro de la explosión.

A una distancia de 2.300 metros del epicentro, la onda de choque se hace inocua para una persona. Es decir, una sola bomba es incapaz de destruir por completo una ciudad tan grande como Tokio, que tiene una superficie de 2.187 kilómetros cuadrados, explicó.

Pese a las explicaciones, no todos los habitantes de la capital nipona estaban contentos con los simulacros. Hubo incluso quienes protestaron contra el acontecimiento abogando por el diálogo con Corea del Norte. Dichos activistas opinan que los simulacros solo hacen más probable un conflicto armado.

"La actitud negativa de los japoneses contra Pyongyang es en gran medida artificial. Sin embargo, pese a esto hubo quienes se manifestaron a favor de seguir dialogando con el Gobierno norcoreano. Estos individuos mostraron preocupación por el hecho de que su país provoque a su vecino norcoreano cuando este último ya cesó sus actividades militares", subrayó Fesiún.

Todo esto pone de manifiesto que una parte de la sociedad nipona es consciente de que Estados Unidos utiliza el problema de Corea del Norte para prolongar las tensiones en Asia Oriental, concluyó.

Fuente: Sputnik. Leer artículo original aquí: "La peor pesadilla de los japoneses". 

Tokyo realiza su primer simulacro ante la posibilidad de un ataque norcoreano
Comentarios