Miércoles. 20.11.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Imágenes del nuevo misil balístico de lanzamiento aéreo de China montado bajo un bombardero H-6N

Las imágenes aparecieron en una popular revista militar china que recientemente ofrece el primer vistazo al próximo misil balístico de lanzamiento aéreo del país, colgado bajo el vientre de un bombardero H-6N. Los observadores notaron su similitud con el misil Dong Feng-15 de China, así como con el Kinzhal de Rusia.

Imágenes del nuevo misil balístico de lanzamiento aéreo de China montado bajo un bombardero H-6N

La nueva edición de la revista Modern Ships presentó en su portada un dibujo del bombardero H-6N de Beijing con lo que parece ser un misil balístico lanzado por aire debajo de su vientre. Según se informa, las imágenes solo señalan que el pilón de la línea central del avión puede estar equipado con "grandes objetos externos", pero los observadores han notado la increíble similitud del arma con el misil balístico Dong Feng-15 ya empleado por la Fuerza de cohetes del Ejército Popular de Liberación de China (PLARF).

Sputnik informó en mayo sobre la búsqueda de China del nuevo misil balístico de lanzamiento aéreo (ALBM) después de que el Pentágono hizo una advertencia sobre el arma, por temor a que Beijing se acercara a una «tríada nuclear viable». Solo unos pocos países tienen la capacidad de garantizar una respuesta nuclear por tierra, aire o mar, incluidos EE. UU., Rusia e India.

El único otro ALBM actualmente en uso es el misil hipersónico Kinzhal de Rusia , que se introdujo en 2017 y se dispara desde un interceptor MiG-31. Estados Unidos y el Reino Unido intentaron desarrollar en los 60 un ALBM viable con el proyecto Bold Orion y el misil GAM-87 Skybolt ; este programa seria cancelado ya que Gran Bretaña decidió no desarrollar nuevos bombarderos estratégicos y para su disuasión nuclear se decanto por el misil balístico Polaris lanzado desde los submarinos de la Royal Navy, mientras que el Pentágono abandonó el ALBM ya que los misiles balísticos intercontinentales se convirtieron en una alternativa más viable para una respuesta nuclear. La Unión Soviética, con un atraso de cuatro años con respecto al programa nuclear de Estados Unidos en esa época, nunca consideró el arma, desarrollando inmediatamente ICBM.

Cuando la nueva modificación H-6N del bombardero H-6K de China apareció en septiembre, los observadores notaron rápidamente que su bodega de bombas parecía haber sido eliminada en favor de un punto duro exterior semi-conformado al perfil del avión.

Otro uso potencial para el accesorio exterior podría ser levantar un nuevo avión no tripulado supersónico visto en el desfile del Día Nacional el 1 de octubre, que parece tener el sujetador superior correspondiente.

Sin embargo, el arsenal nuclear de China se desarrolló en líneas muy diferentes a las de los Estados Unidos y la Unión Soviética. La pequeña flota de bombarderos de China nunca fue una amenaza viable para los EE. UU. o la URSS, por lo que a fines de la década de 1970, la disuasión nuclear de Beijing cayó sobre los hombros del PLARF, construyendo docenas de ICBM.

El arsenal nuclear de China nunca se ha acercado a los números que poseen Moscú y Washington, el PLARF tiene solo 90 ICBM, y la Agencia de Inteligencia de Defensa de los Estados Unidos estima que Beijing tiene solo 290 cabezas nucleares en total. Los Estados Unidos, en comparación, tienen un total de 6,185 armas nucleares, según la Federación de Científicos Americanos , aunque más de la mitad de ellas no están listas para su uso inmediato.

En el Informe del Poder de China de 2018 del Pentágono , la Oficina del Secretario de Defensa señaló la prueba de enero de 2018 de un ALBM conocido solo como CH-AS-X-13, que se considera un derivado del misil balístico de mediano alcance Dong Feng-21 con su alcance aumentado a entre 1.900 y 2.500 millas. Otras versiones modificadas del DF-21 incluyen un misil balístico antibuque, parte de la estrategia de Pekín de contrarrestar el poder naval superior de Estados Unidos con su más rentable armamento antibuque «asesino de portaaviones» .

Sin embargo, el informe de China Power de mayo pasado señaló que un segundo ALBM podría estar en proceso de desarrollo, uno con cabeza nuclear y el otro no, por lo que es posible que tanto el DF-15 como el DF-21 estén siendo modificados para su lanzamiento desde un Bombardero H-6N.

Funcionarios de la Marina y la Fuerza Aérea de EE. UU. destacaron recientemente su prioridad de desarrollar armamento antimisiles, especialmente en forma de láser. Programas como el HELIOS tienen como objetivo desarrollar láseres defensivos lo suficientemente potentes como para quemar las partes vitales de un misil entrante, derribándole antes de que pueda golpear a su objetivo. Mientras que Estados Unidos tiene una considerable defensa antimisiles balísticos, el desarrollo chino y ruso de misiles de crucero hipersónicos ha reorientado su enfoque.

Fuente: Zona-militar

Imágenes del nuevo misil balístico de lanzamiento aéreo de China montado bajo un bombardero H-6N
Comentarios