Viernes. 14.12.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Corea del Sur busca calmar el nerviosismo de China por el diálogo entre EE.UU y Pyonyang

Corea del Sur busca calmar el nerviosismo de China por el diálogo entre EE.UU y Pyonyang

Funcionarios surcoreanos se reunieron este lunes con Xi Jinping, presidente de China. Esto, como parte de un esfuerzo para calmar los nervios en los poderes de la región, tras la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de aceptar una reunión cara a cara con el líder de Corea del Norte Kim Jong Un.

El enviado principal de Seúl, el asesor de seguridad nacional Chung Eui-Yong, se reunió con Xi en Beijing durante 35 minutos. Asimismo, una delegación paralela se dirigía a Tokio para informar al primer ministro de Japón, Shinzo Abe, de los intentos de iniciar conversaciones con Pyongyang sobre su programa nuclear y de misiles.

"Apoyo las conversaciones EE.UU.-Corea del Norte. Estoy encantado de que los esfuerzos de Corea del Sur hayan logrado un gran progreso en la situación general de la península de Corea y de que se haya conseguido un diálogo estrecho entre Corea del Norte y EE.UU.", dijo Xi, de acuerdo a un comunicado de la Oficina Presidencial de Corea del Sur.

Chung se reunió con el principal diplomático de China, el consejero de Estado Yang Jiechi, durante tres horas antes de reunirse con Xi, precisaron los surcoreanos.

China, que parece haber quedado al margen debido a que Corea del Sur ha orquestado el acercamiento con Corea del Norte, intentó atribuirse parcialmente el avance de los últimos días.

En un artículo de opinión del medio gubernamental People's Daily se dijo que el avance diplomático siguió a la propuesta de "doble suspensión" de China, en la que Corea del Norte congelaría su programa de pruebas de misiles a cambio de la suspensión de simulacros militares estadounidenses y surcoreanos.

Sin embargo, pese a la afirmación de China, Corea del Norte aún no ha ofrecido ningún paso concreto para reducir su programa nuclear. En tanto, Kim dijo a una delegación surcoreana en Pyongyang, la semana pasada, que entiende que Seúl y Washington continúen los simulacros conjuntos.

En una llamada telefónica con Trump el viernes, Xi pareció saludar la posibilidad de diálogos.

"Los dos líderes dieron la bienvenida a la perspectiva del diálogo entre Estados Unidos y Corea del Norte, y se comprometieron a mantener la presión y las sanciones hasta que Corea del Norte tome pasos tangibles hacia la desnuclearización completa, verificable e irreversible", de acuerdo a un comunicado oficial de la Casa Blanca.

El ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wha, visitará Washington esta semana para reunirse con el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, quien dirigió las aperturas con su vecino del norte, dijo este lunes que ocurren "cambios importantes" en Asia oriental.

Silencio de Corea del Norte

En medio de la agitación de la actividad diplomática, no ha habido noticias de Pyongyang sobre las conversaciones que se dice que propuso el régimen.

Los medios estatales de Corea del Norte no han informado al respecto y el régimen aún no ha respondido oficialmente a la aceptación de Trump de la invitación al diálogo.

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, confirmó este lunes que aún no hubo comunicación directa con Corea del Norte desde que Trump aceptó la oferta de Kim de una reunión, la semana pasada.

Instó al público a "mantener la paciencia y veremos qué sucede".

Una venta dura

Las delegaciones de Corea del Sur pueden tener un trabajo difícil para vender los avances a Beijing y Tokio, cautelosos sobre las conversaciones, aunque por diferentes motivos.

El lado chino estaría "contento pero en conflicto", según Stanley Roth, exsecretario adjunto de Estado para Asuntos de Asia Oriental y el Pacífico de EE.UU.

Roth agregó que "probablemente haya un poco de resentimiento que Corea del Norte (pueda encontrarse) con el presidente de Estados Unidos antes de reunirse con el presidente chino", un avance que calificó de "absolutamente extraordinario".

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha insistido en mantener la presión sobre Corea del Norte para que se comprometa a liberar a la península de armas nucleares.

Abe, hablando con reporteros tras hablar con Trump y Rex Tillerson la semana pasada, dijo que Estados Unidos y Japón acordaron "seguir presionando al máximo hasta que Corea del Norte tome acciones concretas hacia la desnuclearización".

Fuente: CNN. Leer artículo original aquí: "Corea del Sur busca calmar el nerviosismo de China por el diálogo entre Estados Unidos y Corea del Norte".

Corea del Sur busca calmar el nerviosismo de China por el diálogo entre EE.UU y Pyonyang
Comentarios