Martes. 23.10.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

El bombardero B-52 de EE.UU podría no unirse a los ejercicios con Seúl para no inquietar a Pionyang

Corea del Norte ha mostrado en repetidas ocasiones su malestar por el despliegue de los B-52, parte del paraguas nuclear de EE.UU., sobre la península coreana.

El bombardero B-52 de EE.UU podría no unirse a los ejercicios con Seúl para no inquietar a Pionyang

El bombardero estratégico estadounidense B-52 podría no formar parte de las maniobras aéreas conjuntas de Corea del Sur y EE.UU., según señaló este miércoles a la agencia Yonhap una fuente surcoreana, horas después de que Pionyang cancelara el diálogointercoreano y amenazara con hacer lo mismo con la cumbre con EE.UU. debido a los ejercicios militares Max Thunder.

"Los cazas furtivos F-22 de EE.UU. ya han participado en el entrenamiento, mientras que el B-52 aún no se ha unido", indicó la fuente, que habló bajo condición de anonimato. "Parece que el B-52 puede no asistir al ejercicio, que durará hasta el 25 de mayo", agregó.

Pionyang ha protestado en repetidas ocasiones por el despliegue de los B-52, parte del paraguas nuclear de EE.UU., sobre la península coreana.

"Provocación militar intencional"

Las Fuerzas Aéreas de Corea del Sur y EE.UU. iniciaron el pasado viernes unas maniobras conjuntas de dos semanas denominadas Max Thunder. Su objetivo principal es el desarrollo de las habilidades de combate en calidad de aliados en el ámbito de defensa y coinciden con el deshielo histórico entre las dos Coreas. Los ejercicios implicarán a unos 100 cazas y bombarderos, e incluirán el despliegue de algunas aeronaves nuevas.

La agencia norcoreana KCNA denunció los simulacros como un ensayo de invasión y una "provocación militar intencional" e informó que Pionyang suspende las conversaciones con Corea del Sur, pudiendo cancelar también la cumbre prevista entre el presidente Kim Jong-un y su par estadounidense Donald Trump

Fuente: RT.

El bombardero B-52 de EE.UU podría no unirse a los ejercicios con Seúl para no inquietar a Pionyang
Comentarios