Domingo. 22.07.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

LA 'PREMIER' ASEGURÓ QUE SU GOBIERNO ACTUÓ "LEGALMENTE" Y PARA "PREVENIR UN DESASTRE HUMANITARIO"

Theresa May no descarta futuros ataques si Bashar al Asad vuelve a emplear armas químicas

La primera ministra británica, Theresa May, ha expresado su confianza en el "éxito" de los bombardeos de Estados UnidosFrancia y Reino Unido en Siria y ha defendido la operación como "legal y correcta".

Theresa May no descarta futuros ataques si Bashar al Asad vuelve a emplear armas químicas

May anticipó que el lunes comparecerá en el Parlamento para defender la decisión de participar en "un ataque diseñado para disminuir de una manera significativa la capacidad del régimen sirio para fabricar armas químicas".

La 'premier' aseguró que su Gobierno actuó "legalmente" y para "prevenir un desastre humanitario", aun sin contar con la autorización previa del Parlamento, según la opinión del fiscal general Jeremy Wright, que participó en el gabinete de emergencia del pasado jueves.

Sin necesidad de recordar la votación frustrada del verano del 2013, cuando David Cameron no logró la autorización parlamentaria para los ataques aéreos en Siria, May recalcó que se reserva el derecho a respaldar futuros ataques si Asad vuelve a emplear armas químicas. Es más, May aseguró que la operación aérea en Siria, con participación activa de la RAF, servirá para "crear el espacio diplomático para prevenir el uso de armas químicas en el futuro" y enviar al mismo tiempo un mensaje a Moscú, para que "se tome seriamente" su papel como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU.

Mientras, el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, criticó sin embargo la "legalidad" del ataque y cuestionó la decisión de May de respaldar la operación sin la autorización del Parlamento.

"Theresa May debería haber buscado aprobación parlamentaria, en vez de seguir a Donald Trump", criticó el líder de la oposición.

May insistió sin embargo y defendió con firmeza su decisión: "No se trata de un cambio de régimen. Ha sido una operación puntual, efectiva y con los límites muy claros".

"Sabemos que el régimen sirio tiene unos antecedentes aberrantes en el uso de armas químicas contra su propio pueblo", dijo May. "Nadie más puede haber usado armas químicas en Duma, Daesh no tiene ninguna presencia allí", aseguró la 'premier', indicó que, en función de todas las evidencias recabadas, su Gobierno tiene claro que fueron las fuerzas de Asad las "responsables" del ataque en esta ciudad siria.

Jeremy Corbyn reclamó un debate urgente en el Parlamento. "Las bombas no salvan vidas, ni sirven para traer a paz", declaró el lïder laborista. "Esta acción legalmente cuestionable puede suponer una escalada del conflicto".

La desastrosa invasión de Irak en 2003 y su posterior ocupación -que sí contó con respaldo parlamentario- se saldó con la muerte de 179 soldados británicos y mancilló el legado del entonces primer ministro, el laborista Tony Blair.

Un sondeo del diario The Times publicado este jueves reveló que sólo el 22% de los británicos aprueba una operación militar contra Asad.

En pleno proceso de salida de la Unión Europea, la primera ministra se ve igualmente confrontada a la necesidad de complacer a la Casa Blanca, que no ha dudado en culpar del ataque a Damasco pero también a Moscú.

Fuente: El Mundo. Ver artículo original aquí: "Theresa May no descarta futuros ataques si Bashar Asad vuelve a emplear armas químicas".

Theresa May no descarta futuros ataques si Bashar al Asad vuelve a emplear armas químicas
Comentarios