Miércoles. 20.11.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Los Países árabes tomarán "medidas urgentes" contra la "agresión turca" en Siria

La Liga Árabe rechazó "cualquier intento turco de imponer cambios demográficos en Siria a través de la fuerza", una referencia a la "zona de seguridad" que Turquía quiere crear para millones de refugiados sirios.

Los Países árabes tomarán "medidas urgentes" contra la "agresión turca" en Siria

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Liga Árabe acordaron este sábado tomar "medidas urgentes" frente a lo que calificaron de "agresión turca" contra el noreste de Siria, donde Ankara lanzó una operación militar el miércoles contra las milicias kurdosirias que considera terroristas.

Según un comunicado emitido al término de una reunión de urgencia celebrada en la sede de la Liga Árabe, en El Cairo, los ministros estudian, entre otras medidas, "reducir las relaciones diplomáticas, suspender la cooperación militar y revisar las relaciones económicas, culturales y turísticas con Turquía".

 

La ofensiva turca es "una amenaza directa a la seguridad nacional árabe e internacional"

Algunos de los países, como Egipto, Arabia Saudita y otras monarquías del golfo Pérsico ya mantienen relaciones muy tensas con el gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan, de tendencia islamista y aliado del grupo Hermanos Musulmanes, catalogado como terrorista por El Cairo.

Los ministros consideraron que la ofensiva de Ankara representa "una amenaza directa a la seguridad nacional árabe e internacional" y "contraviene las normas internacionales".

Por ello, instaron a Turquía a detener esta "agresión" y a "retirarse de forma inmediata e incondicional de todos los territorios sirios", al mismo tiempo que calificaron de "legítimos" los esfuerzos de Siria para repeler el ataque.

 

La Liga Árabe rechaza imposición de "cambios demográficos en Siria" por parte de Turquía

La Liga Árabe expresó además "su firme rechazo a cualquier intento turco de imponer cambios demográficos en Siria a través de la fuerza en el marco de la llamada zona de seguridad", una referencia a la amplia franja fronteriza que Turquía quiere controlar para reasentar en ella a millones de refugiados sirios que se encuentran en el país.

Esa área de unos 480 kilómetros de largo y 30 de ancho está actualmente controlada por las autoridades y las fuerzas kurdosirias, consideradas terroristas por Ankara por sus vínculos con la guerrilla kurda que actúa desde hace décadas en suelo turco.

Fuente: DW

Los Países árabes tomarán "medidas urgentes" contra la "agresión turca" en Siria
Comentarios