Viernes. 22.03.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

OPINIÓN | Cómo ha conseguido Irán el dominio de Oriente Medio

FOTO: AFP
FOTO: AFP

Irán, teniendo a la OTAN, Arabia Saudí y opositores internos en contra, se ha convertido en una potencia clave dentro de Oriente Medio, una de las regiones más importantes del mundo.

OPINIÓN | Cómo ha conseguido Irán el dominio de Oriente Medio

Pocos años después del final de la Unión Soviética entramos en el mundo multipolar, donde ya no solo existen dos superpotencias y sus satélites. Ahora, cada país y alianza de países quiere imponerse en las diferentes regiones del mundo, formando áreas de influencia propias y alianzas estratégicas. Este ha sido el caso de 'los Ayatollah' que, teniendo a la OTAN, Arabia Saudí y opositores internos en contra, han convertido a Irán en una potencia clave dentro de Oriente Medio. Irán ha logrado convertirse en un actor determinante en una de las regiones más importantes del mundo.

Paradójicamente, contra lo que se podría pensar en una primera instancia, Estados Unidos ha tenido un papel importante en la consolidación de Irán como potencia de Oriente Medio. La invasión de Irak, la disparatada intervención en Siria, un conflicto enquistado en Afganistán y unos paquetes de sanciones unilaterales contra Teherán, que también han hecho temblar a los países europeos, son errores que los persas han sabido utilizar a su favor.

Ahora mismo, el nuevo gobierno iraquí es mucho más proiraní que cualquiera de los anteriores. Si Saddam Hussein era clara y abiertamente hostil hacia la República Islámica, hoy los iraquíes ensalzan sus buenas relaciones cuando el Ministro de Exteriores, Mohammed Ali al-Hakim, responde a las sanciones impuestas por EE.UU. con un "no estamos obligados a seguirlas".

Actualmente, Irán e Irak dependen el uno del otro y se retroalimentan. Los acuerdos comerciales son de más de 12.000 millones de dólares, mientras que el 40 % de todo el suministro eléctrico iraquí lo provee Irán. Aun así, muchas regiones de Irak todavía no tienen luz la mayor parte del día, por lo que todo apunta a que la dependencia podría ser aún mayor.

"La guerra siria ha sido tal vez la mayor victoria iraní, a pesar de todos los problemas que les ha causado (...) Es donde Irán ha logrado imponerse a sus rivales regionales saudíes e israelíes". Alberto Rodríguez García, periodista especializado en Oriente Medio, propaganda y terrorismo

En Líbano, Hezbollah está más fuerte que nunca, gracias a la experiencia adquirida en Siria y la legitimidad obtenida al presentarse como la guardia defensora contra el terrorismo. Tan es así que en las últimas elecciones se impuso la coalición con la que se presentaron, llegando a vencer a Hariri en Beirut, uno de sus bastiones.

Lejos de lo que habría deseado Israel, sus enemigos del Eje de Resistencia se agrupan en su frontera norte. Es uno de los momentos en los que más amenazados se pueden sentir los israelíes desde que en los 80 estallase su conflicto con Irán, tras la revolución islámica de Jomeini. 

Siria es la pieza que conecta la Media Luna chiíta, facilitando salida al mar Mediterráneo a los iraníes. La guerra siria ha sido tal vez la mayor victoria iraní, a pesar de todos los problemas que les ha causado. La crisis interna, debido a los elevados precios de los productos, ha generado descontento en una gran parte de la población, que no entiende el envío de recursos y ayuda humanitaria a Siria.

A nivel geopolítico, en Siria es donde Irán ha logrado imponerse a sus rivales regionales saudíes e israelíes. Cuando Trump afirmó que "francamente, [los iraníes] pueden hacer lo que quieran", sentenció a favor de los ayatolás años de 'guerra fría' con Arabia Saudí, que está muy vulnerable tras los ataques de Turquía y las disputas del poder.

Después del anuncio de la retirada en cuatro meses de 2.000 soldados estadounidenses que se encuentran dentro de Siria, no tardaron en saltar las alarmas también en Israel, que queda a merced de la balística iraní en el sur de Siria, muy cerca del Golán ocupado, Hezbollah y la Resistencia Palestina.

El "Siria se perdió hace tiempo" de Trump sentencia décadas de intervenciones nefastas en Oriente Medio, que solo han debilitado a sus aliados regionales. Junto con Siria también han perdido Afganistán, mientras que Rusia e Irán se vuelven claves para el futuro proceso de paz.

Teherán está acogiendo las negociaciones de paz con los talibanes, que se han estado reuniendo con oficiales iraníes. Con el viceprimer ministro de Exteriores iraní, Abbas Araqchi, los talibanes trataron las cuestiones claves en materia de seguridad de cara a unos procesos de paz con los que el gobierno afgano también quiere continuar. Irán se ha convertido en un interlocutor reconocido tanto para ellos como para Kabul, lo cual le facilitará aumentar sus influencias dentro del país en el caso de que se llegue a pacificar. Estados Unidos, mientras, quiere devolver a casa a 7.000 de los 14.000 efectivos que tiene desplegados, después de fracasar y dejando a los talibanes en su momento de mayor fortaleza.

En lo que más daño han hecho a Irán este 2018 es en la economía, aunque el país parece resistir los ataques del gabinete Trump, que a finales de año decidió 'cargarse' de forma unilateral el histórico acuerdo de 2015 en el que Irán limitaba su programa nuclear a cambio de que se levantasen las sanciones contra el país.

"Trump ha comprendido que es más fácil amenazar con querer sancionar a Irán para reducir sus exportaciones de petróleo, desestabilizar el país y forzar un cambio de régimen, que hacerlo. Sobre todo cuando la comunidad internacional lo que quiere es mantener a Irán dentro del programa anti-nuclear de 2015".Alberto Rodríguez García, periodista especializado en Oriente Medio, propaganda y terrorismo.

La medida no solo afecta a Irán, sino también a los países europeos, que a lo largo de los años han ido estrechando sus relaciones comerciales y compra de petróleo.

En las últimas semanas, Trump ha comprendido que es más fácil amenazar con querer sancionar a Irán para reducir sus exportaciones de petróleo, desestabilizar el país y forzar un cambio de régimen, que hacerlo. Sobre todo cuando la comunidad internacional lo que quiere es mantener a Irán dentro del programa anti-nuclear de 2015.

A ello hay que añadir que los aliados de Irán están dispuestos a mantener viva la economía, como también lo están las compañías privadas que siguen comprando petróleo iraní a través de la bolsa de valores, según aseguraba recientemente el ministro de Petróleo iraní, Biyan Zanganeh.

La Unión Europea sigue intentando crear un sistema alternativo al SWIFT para poder seguir comerciando con los persas. De momento, solo compradores como China, India, Corea del Sur, Japón, Italia, Grecia, Taiwan y Turquía pueden seguir comerciando con Irán.

En su disputa mutua con Arabia Saudí, tanto Turquía como Irán han terminado siendo aliados y formando una 'entente' con Qatar para frenar al eje EEUU-Arabia Saudí-Israel. Eso ha llevado a Erdogan a rechazar las sanciones contra Irán, impuestas por su aliado de la OTAN. Con esta triple alianza se cubren los frentes militar, estratégico y económico.

Turquía también es un aliado clave con el que todos quieren llevarse bien, ya que plantea 'reactivar' con Irán la tradicional Ruta de la Seda que une por tierra Europa con China. Ambos países son claves en la ruta por su posición geográfica como  puerta de ambos continentes. Actualmente ya gozan de una buena relación comercial, y es que Irán es el vigésimo país que más exporta a Turquía y Turquía el séptimo país que más exporta hacia Irán.

Si en la guerra de Yemen los hutíes fuesen capaces de llegar a Adén, la influencia de Irán dominaría los principales pasos de barcos petroleros del mundo, la entrada a Asia por el mar y la puerta de entrada por tierra hacia Europa desde Oriente Medio. 

Y con unos aliados comerciales tan importantes, en 2019 Irán y Rusia reforzarán su cooperación militar en todo el mar Caspio, cerrando por completo a Europa la puerta hacia Asia.

El tablero internacional se ha reconfigurado, y este 2019 veremos el comienzo de una nueva partida.

 

Fuente: RT (Alberto Rodríguez García)

OPINIÓN | Cómo ha conseguido Irán el dominio de Oriente Medio
Comentarios