Martes. 25.09.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

ANÁLISIS

"Lo que está ocurriendo en Nicaragua tiene muchas similitudes con la guerra de Siria"

El conflicto que desde hace semanas tiene lugar en Nicaragua no se puede ver separado del resto de acontecimientos internacionales. Nicaragua, como lo ha sido Siria, es una pieza más en el tablero de la lucha de las grandes potencias: China, Rusia y Estados Unidos.

"Lo que está ocurriendo en Nicaragua tiene muchas similitudes con la guerra de Siria"

Y lo de Siria se parece tanto a las masacres de Libia y de Irak que no sé cómo a la prensa internacional no se le cae la cara de vergüenza.

-“Es que no tienen vergüenza”.

-“Será eso”.

Siria es una guerra donde el “cui prodest” es también muy evidente: la mayor amenaza de Israel ha quedado destruida en pedazos; Turquía aprovecha para poner una pica en su Flandes otomano particular, los kurdos; Rusia mantiene sus bases mediterráneas y los EE.UU. venden armas y tienen contento al lobby militar industrial que tanto asustaba al militar Eisenhower y tan poco a JFK -y por eso murió como murió, el pobre católico-.

En fin, no es que uno sea anti gringo: uno es anti-élite-gringa.

Estos masones protestantes, herederos directos de su Pirata y Graciosa Majestad Británica, la Pirata negra que se hartó de matar católicos en las islas. Enrique VIII, el braguetas, se cepilló a Tomás Moro y Juan Fisher, por citar solo a los más famosos; y la otra, la de negro, a Campion y a jesuitas varios, cartujos, y otros frailes y laicos. (Como los rojos en el 36, vaya; los de desenterrar a Franco, lo cual yo no haría, no sea que les gane otra guerra nada más salir de la tumba).

Pues yo soy anti estos. Antianglocabrones. Y antirrojos, claro, por supuesto, qué le vamos a hacer, señora.

O sea, que el noble pueblo norteamericano y el divertido pueblo inglés son muy de mi aprecio y de mi rendida admiración.

Lo del Canal de Nicaragua va en serio, a pesar de los gringos, de la prensa progresista, a pesar de El País, de la agencia EFE y de la CNN, los de las fake news

Pues bien, joder, que se me va la pluma y la olla. Olla, no piensen mal.

Lo de Nicaragua, digo, decíamos, es un calco del follón criminal sirio.

Se trata de que China quiere construir un canal interoceánico que competirá con el de Panamá, construido años ha por esos gringos contra natura, sodomizándola para entendernos. En cambio, el Darién nicaragüense es el mejor sitio para una obra semejante, donde el impacto ambiental es mucho menor.

Pero a los gringos les dio por Panamá, por aquello de compensar a Colombia y de paso poner la bota de clavos en Mesoamérica. Lo de siempre de los piratas.

Y resulta, pues, oigan, que lo del Canal de Nicaragua va en serio, a pesar de los gringos, de la prensa progresista, a pesar de El País, de la agencia EFE y de la CNN, los de las fake news, ya saben.

Los chinos llevan 6.000 añitos de imperio y se las saben todas. Desnuclearizar Corea del Norte, a la que consideran tan china como el Tíbet, no le saldrá gratis a Trump. Nicaragua es un primer pago

El Canal sigue y por eso, porque no hay forma de pararlo, se monta una Primavera violenta un Maidán centroamericano y una guerra si es necesario, porque China no puede hacer la competencia a los EE.UU. en su patio trasero.

El hecho de que Corea del Sur-EE.UU. se la haga a los chinos en su patio trasero no es comparable, dicen.

Los chinos llevan 6.000 añitos de imperio y se las saben todas. Desnuclearizar Corea del Norte, a la que consideran tan china como el Tíbet, no le saldrá gratis a Trump. Nicaragua es un primer pago.

Si no lo quieren pagar, y no quieren, China no tiene prisa: el desgaste de un Maidán en el sur del Imperio será bastante insufrible y Putin lo alimentará en tanto en cuanto sigan tocándole los bemoles en Ucrania.

Habrá muertos y sangre en Nicaragua. Pero no lo duden: se acabará más pronto que tarde el monopolio gringo sobre el tráfico interoceánico.

Todo lo demás son cuentos de falsos ecologistas y periodistas mentirosos a sueldo de los piratas.

"Lo que está ocurriendo en Nicaragua tiene muchas similitudes con la guerra de Siria"
Comentarios