Martes. 23.10.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

 JORNADA ELECTORAL EN PAKISTÁN

La importancia geopolítica de Pakistán

Pakistán mantiene una importancia geopolítica importante, al ser una nación cercana a los intereses de EE.UU. y mantener relaciones tensas con su vecino, Afganistán

La importancia geopolítica de Pakistán

Este miércoles inició una nueva jornada electoral en Pakistán, ante la que más de 85.000 colegios electorales abrieron sus puertas para recibir a los cerca de 105 millones de personas que podrán ejercer su derecho al voto.

El papel que juega Pakistán en la geopolítica mundial hace que estos comicios sean de interés general en el resto del mundo.

Esta nación representa la complejidad de ser un territorio conformado por numerosas etnias con una nomenclatura estatal a la usanza occidental y que afrontó las dificultades de existir como nación entre una potencia como la India y un Estado fallido como el afgano, sin olvidar su cercanía con Irán.

 

Relación con Afganistán y alianza con EE.UU.

Históricamente, tanto Pakistán como Afganistán han tenido problemas de unidad interna, al ser Estados creados por demarcaciones exteriores que no cuentan con una coherencia étnica. Así es que ambos países arrastran una historial de violencia y desestabilidad interna, aunado a las divergencias entre las demarcaciones estatales y los vínculos tribales. 

Tras la partición del Raj británico en 1947, la línea Durand (línea imaginaria dibujada por Gran Bretaña en el siglo XIX para delimitar la esfera de influencia rusa y la región colonial india de Reino Unido) fue detonante de los numerosos conflictos que se desarrollarían posteriormente entre ambas naciones.

La invasión soviética hacia Afganistán en plena Guerra Fría, marcó un punto de inflexión. Ante esta situación, Pakistán y Estados Unidos (EE.UU.) fortalecieron sus vínculos por el mutuo interés en cambiar la esfera de influencia afgana.

Entre el apoyo que le otorgaban los estadounidenses estaba el apoyo logístico y entrenamiento a todas las facciones muyahidines, por lo que Pakistán comenzó a desarrollar sus estructuras estatales, especialmente el Ejército y su agencia de inteligencia, que ganarían suma eficiencia y prerrogativas.. 

Por su parte, la Administración estadounidense vio en el país asiático el activo estratégico idóneo desde donde debilitar indirectamente a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Posteriormente, la guerra en Afganistán hizo que a los norteamericanos les resultara útil mantener la alianza con Pakistán.

 

Desconfianza afgana ante su vecino

La esfera de poder pakistaní siempre ha visto con escepticismo la realidad política de Afganistán. Constantemente, la inestabilidad constante y el entramado conflictivo de sus etnias y facciones se han considerado desde Islamabad como justificante para intervenir en su devenir político, además de la profundidad estratégica que podría dar en caso de una guerra con la India. 

Así es que Pakistán aspiró constantemente a ser fuerza aliada afgana para estabilizar un país en guerra desde hace décadas. Por eso mismo, primero dio apoyo logístico y técnico a los talibanes y, cuando estos tomaron Kabul en 1996, Pakistán fue la primera nación en reconocer su régimen.

 

La figura de Trump

La Administración republicana de Donald Trump recalcó la exigencia a Islamabad en su lucha contra el terrorismo, una labor que se ha puesto en entredicho numerosas veces, ya que el propio Trump calificaba el país de “puerto seguro para terroristas”. 

EE.UU. lleva años acusando a Pakistán de ayudar a grupos terroristas, pese a que le ha entregado más de 17.000 millones de euros en ayuda desde el ataque a las Torres Gemelas en 2001.

Las operaciones militares estadounidenses, especialmente con drones, y la proclamada operación que dio muerte a Osama bin Laden en Abbottabad en 2011 han sido una demostración de la falta de confianza en la labor contraterrorista que alberga Washington hacia Pakistán.

Fuente: telesurtv

La importancia geopolítica de Pakistán
Comentarios