Jueves. 23.11.2017 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

¿Por qué Estados Unidos ha dejado de prestar apoyo al Nuevo Ejército sirio?

EEUU respaldó el proyecto de crear un Nuevo Ejército sirio —NSA, por sus siglas en inglés- desde sus comienzos. Sin embargo, el campamento en el distrito de Rukban, la posible base para el Nuevo Ejército sirio, se encuentra en un estado total de abandono, sostiene Mijaíl Jodarénok, analista del medio ruso Gazeta.

¿Por qué Estados Unidos ha dejado de prestar apoyo al Nuevo Ejército sirio?

El campamento de Rukban está situado en el desierto sirio cerca de la frontera con Jordania, a unos 60 kilómetros de Al Tanaf.
La mayor parte de los sirios que se encuentran allí huyeron de las provincias de Deir Ezzor y Al Raqa en la primavera y el verano de 2014, cuando Daesh —autodenominado Estado Islámico, grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países— invadió estos territorios.

Estas personas trataban de encontrar refugio en el Reino Hachemita de Jordania, donde ya se encontraban unos 600.000 refugiados sirios.

Sin embargo, las autoridades jordanas no aceptaron a estos nuevos migrantes y les propusieron alojarse en el desierto, en la localidad de Rukban.

Como resultado, en un trozo de tierra de 10 kilómetros cuadrados se encuentran ahora unas 70.000 personas. El campamento experimenta problemas con el acceso al agua potable, alimentos y asistencia médica.

No obstante, la ubicación del campamento cerca de Al Tanaf era importante para Occidente. Allí, en una encrucijada de carreteras estratégicas entre Siria, Irak y Jordania establecieron un campamento para entrenar al Nuevo Ejército sirio.

Los representantes de las tribus árabes del este y sur de Siria constituyeron la base del NSA.

"Bajo el pretexto de la lucha contra Daesh, EEUU y sus aliados trataban en realidad de crear un grupo capaz de llegar hasta Damasco en un corto plazo. Pero no lograron hacerlo antes de que comenzara la operación de las Fuerzas Aeroespaciales rusas en Siria", puntualizó el periodista.

Las acciones de Rusia en Siria cambiaron la situación en el campo de batalla de una manera significativa. Los grupos de oposición accedieron a observar el armisticio con el Ejército sirio bajo las garantías del centro ruso para la reconciliación, mientras que las fuerzas gubernamentales comenzaron la ofensiva contra Daesh.

EEUU, con la intención de salvar un punto de apoyo en el territorio sirio, decidió construir la base militar en Al Tanaf de manera ilegal. 

Los instructores y las fuerzas de designación especial de EEUU, Reino Unido y Noruega acudieron al lugar y desplegaron allí sus equipos y armas pesadas, en particular, los sistemas de lanzamisiles múltiple HIMARS en abril y mayo de 2017.

Oficialmente, estas medidas estaba destinadas a la lucha contra Daesh, no obstante, en vez de atacar a los terroristas, estos grupos armados, apoyados por los estadounidenses, entraron en un enfrentamiento contra las fuerzas gubernamentales, tratando de bloquearles el camino hacia el río Éufrates.

Cuando los militares de EEUU llegaron a entender la imposibilidad de hacer estos planes realidad, perdieron el interés hacia este campo y cortaron toda la financiación.

Todo esto llevó a un agravamiento de las relaciones entre los grupos y afectó la situación en la localidad de Rukban.

Ahora mismo, el campamento está dividido entre los clanes rivales que se apoyan en uno u otro grupo tribal.

Fuente: Sputnik. Leer artículo original en: "EEUU deja en el desierto al Nuevo Ejército sirio".

 

¿Por qué Estados Unidos ha dejado de prestar apoyo al Nuevo Ejército sirio?
Comentarios