Martes. 23.07.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Conferencia económica en Baréin a favor de los palestinos, que la boicotean

Una conferencia económica coorganizada por Estados Unidos comienza este martes en Baréin para movilizar fondos a favor de los palestinos, que ya rechazaron esta iniciativa, en ausencia de una solución política al conflicto con Israel.

Conferencia económica en Baréin a favor de los palestinos, que la boicotean

El encuentro, liderado por Jared Kushner, yerno y consejero del presidente estadounidense, Donald Trump; y bautizado “De la paz a la prosperidad”, es el capítulo económico de un plan de resolución del conflicto palestino-israelí cuya presentación se pospuso en varias ocasiones.

La reunión comienza este martes con una cena en un lujoso hotel de Baréin que, junto a otros Estados árabes del Golfo está llamado a hacer causa común con Israel debido a su hostilidad compartida hacia Irán.

La administración estadounidense espera recaudar más de 50.000 millones de dólares para proyectos de infraestructuras, educación, turismo y comercio para los palestinos.

Entre los invitados figuran los ministros de Finanzas de los países árabes del Golfo, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Manuchin, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

La Autoridad Palestina decidió boicotear el encuentro y su primer ministro, Mohamed Shtayeh, criticó la ausencia de una mención al fin de la ocupación israelí.

“Este taller económico no tiene sentido”, declaró el lunes durante una reunión de gobierno. “Lo que Israel y Estados Unidos intentan hacer es sencillamente normalizar sus relaciones con los Árabes a costa de los palestinos”.

“Necesitamos el apoyo económico, el dinero y la asistencia, pero antes que nada hace falta una solución política”, afirmó el domingo el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas. “No podemos aceptar que Estados Unidos circunscriba todo (el conflicto) a una cuestión económica”, subrayó.

Cientos de palestinos se manifestaron el lunes en la Cisjordania ocupada contra la conferencia de Baréin. Cerca de Hebrón, algunos de ellos se sentaron en torno a un ataúd con la consigna “No al acuerdo del siglo”, una expresión peyorativa que hace referencia a las propuestas de paz de Donald Trump.

 

Nuevo enfoque

En Marruecos, donde el gobierno anunció el lunes su asistencia a la conferencia, miles de personas se manifestaron el domingo contra este “congreso de la vergüenza”.

La administración estadounidense dice que intenta aplicar un nuevo enfoque para poner fin al conflicto palestino-israelí, con un plan que podría revelarse en noviembre, tras las legislativas en el Estado hebreo.

Según responsables estadounidenses, este plan no mencionará la solución de “dos Estados”, uno israelí y otro palestino, un objetivo defendido por Washington desde hace tiempo.

Israel, que estará presente en Baréin, criticó a los dirigentes palestinos. “No entiendo cómo los palestinos rechazaron el plan incluso antes de saber lo que contiene”, declaró el primer ministro, Benjamin Netanyahu.

El embajador israelí ante la ONU, Danny Danond, criticó a los dirigentes palestinos por decir que el pan equivale a una rendición. En una columna en The New York Times, acusó a la dirección palestina de “corrupta” y de “no estar motivada por la construcción de una vida mejor para su pueblo, sino por la destrucción de Israel”.

 

“Presiones”

La Autoridad Palestina se enfrenta a graves dificultades financieras. Se niega a recibir tasas aduaneras y por IVA que le debe Israel mientras este mantenga su decisión de congelar una parte.

Según el gobierno israelí, la suma congelada corresponde al monto de las ayudas entregadas por la Autoridad a las familias de palestinos encarcelados o muertos por haber cometido ataques antiisraelíes.

Antes de la reunión en Baréin, la Liga Árabe reiteró su compromiso de entregar 100 millones de dólares al mes a los palestinos, pero no especificó de qué forma.

La promesa de grandes inversiones a favor de los palestinos se produce después de que Washington congelara más de 500 millones de ayudas, dejara de financiar la Agencia de Naciones Unidos para los Refugiados de Palestina (UNRWA) y tomara numerosas decisiones a favor de Israel.

Los dirigentes palestinos congelaron todo contacto con la administración Trump en protesta por el reconocimiento por parte de Estados Unidos de Jerusalén como capital d Israel, a finales de 2017.

Según Aaron David Miller, exnegociador estadounidense en Oriente Medio, la idea de un plan económico a favor de los palestinos no es nueva.

“Si la administración estadounidense no hubiera pasado los dos últimos años con presiones económicas y políticas contra los palestinos y contrariando sus aspiraciones […] este plan tendría un sentido”, consideró.

 

Fuente: 24Matins

 

Conferencia económica en Baréin a favor de los palestinos, que la boicotean
Comentarios