Miércoles. 22.08.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

EL YIHADISMO AVANZA IMPARABLE EN EUROPA

Uno de cada tres estudiantes musulmanes en Alemania “pelearía y moriría por el Islam”

Uno de cada tres estudiantes musulmanes en Alemania “pelearía y moriría por el Islam”

Europa se lo ha mirado con distancia y muchas veces con simpatía hacia el caballo de Troya del panarabismo y del islamismo. Europa no es consciente del peligro que le acecha, del supremacismo y nihilismo islasmista.

Casi uno de cada tres estudiantes musulmanes alemanes “’pelearía y moriría por el Islam”. Desde 1998, el Instituto de Investigaciones Criminológicas de Baja Sajonia (KFN) encuesta regularmente a los alumnos de Baja Sajonia sobre el delito. En 2015 se recopilaron datos sobre las actitudes islamistas por primera vez. Se encuestó a 10.638 adolescentes de noveno grado, 500 de los cuales afirmaron tener fe musulmana.

El estudio recientemente publicado por el criminólogo Christian Pfeiffer ha mostrado algunos resultados sorprendentes entre los jóvenes estudiantes musulmanes que viven en Alemania. El análisis mostró que uno de cada tres (29.9 por ciento) de los estudiantes musulmanes que proporcionaron información puede “imaginarse pelear por el Islam y arriesgar su vida”. La declaración “Las leyes islámicas de la Sharía, según las cuales, por ejemplo, el adulterio o la homosexualidad son severamente castigados, son mucho mejores que las leyes alemanas”, acordaron el 27.4 por ciento.

Llama la atención que incluso la milicia sunita del Estado Islámico y los ataques terroristas sean bienvenidos en una escala relevante. Por ejemplo, el 8 por ciento de los jóvenes musulmanes que respondieron creen que sus correligionarios en el Medio Oriente están tratando de fundar un Estado Islámico a través de la guerra; El 3.8 por ciento incluso afirmó la oración: “Los musulmanes pueden alcanzar sus objetivos si es necesario con ataques terroristas”. En el momento en que los estudiantes fueron entrevistados, el Estado Islámico estaba experimentando una fase alta.

Casi un quinto de los musulmanes estuvo de acuerdo con la declaración: “Los musulmanes están oprimidos en todo el mundo; por otro lado, tienen que defenderse por la fuerza” (19.8 por ciento). Casi el mismo porcentaje afirmó la frase “Es deber de todo musulmán luchar contra los incrédulos y difundir el Islam por el mundo” (18.6 por ciento). El 17,7 por ciento también estuvo de acuerdo que “contra los enemigos del Islam debe abordarse con toda severidad”. El acuerdo fue ligeramente mayor entre los estudiantes varones que entre las mujeres, pero las diferencias no fueron significativas.

Ahora bien, las actitudes extremistas no se pueden medir directamente: los investigadores sociales solo pueden hacer afirmaciones sobre actitudes tan representativas como sea posible. Por ejemplo, es concebible que los alumnos que aceptan la violencia prefieran mantener este secreto en una encuesta. Pero también es concebible que los estudiantes deseen parecer particularmente provocativos en dicho cuestionario y, contrariamente a su intención, marcar puntos de vista radicales.

Thomas Bliesener, director de KFN, dijo a WELT que en el pasado “una tendencia similar hacia la exageración era evidente en encuestas similares a estudiantes”. Según el criminólogo, “los resultados de la encuesta no deben ser exagerados, pero no minimizados”.

Los resultados de la encuesta han sido discutidos en varios seminarios en presencia de funcionarios de Seguridad.

Los 500 musulmanes entrevistados por la KFN para el estudio provinieron principalmente de los Balcanes, Líbano, Siria, Irán, Irak y Pakistán. La mayoría, 289, eran de origen turco.

Sobre los turcos de todas las edades también hay un estudio representativo. El Grupo de Excelencia “Religión y Política” de la Universidad de Münster organizó una de las encuestas más exhaustivas sobre la integración y la religiosidad de los inmigrantes turcos.

En ese momento, una proporción no desdeñable de encuestados mostró simpatía por las declaraciones islamistas. La frase “Los musulmanes deberían tratar de regresar a un orden social como en los tiempos del profeta Muhammad” acordaron en la encuesta de Emnid un 32 por ciento “con firmeza” o “más”. Una proporción significativa, uno de cada cinco, compartió la opinión: “La amenaza que el mundo occidental representa para el Islam justifica que los musulmanes se defiendan con violencia”.

Un portavoz del Ministerio de Cultura y Educación dice que “la prevención es importante en Baja Sajonia. Estamos luchando contra la radicalización en la escuela a una edad temprana”.

En Alemania no tendrán más éxito que en Francia para erradicar la ideología supremacista y nihilista del salafismo que impregna la mente de esto jóvenes musulmanes dispuestos a matar y morir para la expansión del Islam. En septiembre de 2016, el Centro de Prevención, Integración y Ciudadanía de Pontourny, el primer centro experimental de desradicalización de Francia se abrió en el pequeño pueblo de Beaumont-en-Véron, un municipio de menos de tres mil habitantes en la región del Loira. El centro de Pontourny fue diseñado como un campo de entrenamiento para individuos en proceso desradicalización y ha resultado ser un total fiasco. El proyecto se suponía que sería el primero de doce en todo el país, pero terminó siendo de corta duración, menos de un año después, el 28 de julio de 2017, el Ministerio del Interior francés emitió un comunicado de prensa: “La experimentación de un centro abierto, trabajando de manera voluntaria, ha mostrado su propio límite”, dijo el comunicado, “el Gobierno ha decidido poner fin a la experimentación que tiene lugar en Pontourny”. Como la asistencia fue voluntaria, el gobierno explicó su decisión por la falta de participantes. El centro político y apurado le costó al país 2,5 millones de euros y no desradicalizó a ni un solo salafista-yihadista.

Europa empieza a sufrir el zarpazo del terrorismo islámico. Europa ha sufrido un atentado islamista cada nueve días durante el año 2017, terrorismo islámico que incrementará sus agresiones al ver la debilidad de la dhimmi Europa.

Europa tiene que mostrar fortaleza ante el totalitarismo islámico. Cualquier otra postura no le llevará más que a la sumisión y la derrota ante un enemigo que no entiende lo que es la paz ni la convivencia.

Fuente: Alerta Digital. Ver artículo original aquí: "El yihadismo avanza imparable en Europa: Uno de cada tres estudiantes musulmanes en Alemania confiesa que “pelearía y moriría por el Islam”".

Uno de cada tres estudiantes musulmanes en Alemania “pelearía y moriría por el Islam”
Comentarios