Jueves. 17.10.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Los ataques entre Israel e Irán se hacen públicos aumentando la tensión

Nueva escalada de tensión entre Israel e Irán en el frente sirio. La Fuerza Aérea israelí ha atacado objetivos militares iraníes en Siria en respuesta al misil disparado al mediodía desde territorio sirio contra el norte de Israel.

Los ataques entre Israel e Irán se hacen públicos aumentando la tensión

El ataque desde Siria, neutralizado por la batería "Cúpula de Hierro" en la estación de esquí israelí del Monte Hermon, era la respuesta a los misiles israelíes una hora antes contra varios objetivos en la zona del aeropuerto de Damasco. Tanto el régimen de Bashar Asad como Rusia afirmaron que todos los proyectiles fueron repelidos por las baterías antiaéreas sirias.

Tras varias horas en las que las cadenas de televisión israelíes emitían las imágenes de la interceptación del misil disparado desde Siria grabadas por los sorprendidos esquiadores y los analistas daban por segura la represalia del Tsahal, su portavoz militar emitía poco antes de las dos de la mañana el siguiente comunicado: "En estos momentos, el ejército israelí está atacando objetivos de la Fuerza Quds iraníes en Siria. El Ejército avisa a las fuerzas armadas sirias de cualquier intento de atacar el territorio de israel o sus fuerzas".

Pocos minutos después, las baterías defensivas israelíes desplegadas en los Altos del Golán se activaron de nuevo para interceptar varios proyectiles procedentes de Siria.

El ejército israelí afirma que fue la Fuerza Quds-de la Guardia Revolucionaria iraní- quien disparó ayer el misil tierra-tierra contra Israel y que como respuesta, los cazas de combate atacaron entre otros objetivos de Al Quds en Siria, "almacén de armas situado en el aeropuerto Internacional de Damasco, un campo de entrenamiento y sede de Inteligencia de Irán". Asimismo, alcanzaron baterías del ejército sirio que dispararon los misiles antiaéreos durante el ataque. "Es un mensaje a Irán", advierte el ministro israelí, Israel Katz.

Rusia afirma que cuatro soldados sirios murieron en el ataque mientras una ONG siria eleva el número de muertos a 11. El ministerio de Defensa ruso añade que el ejército sirio logró derribar alrededor de 30 misiles israelíes. La agencia estatal de noticias siria Sana informó que sus defensas antiaéreas "interceptaron una agresión israelí" desde territorio libanés y la Galilea y "lograron derribar decenas de objetivos hostiles que lanzó el enemigo israelí". Una fuente militar siria reveló queel ataque fue "amplio e intenso" pero añadió que las baterías antiaéreas lograron "frenarlo con valentía".

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres y una amplia red de observadores en el terreno, la acción militar israelí "ha sido una de las más extensas" en la zona de la capital y tenía como objetivo almacenes de armas de Irán y del grupo chií Hizbulá. Según esta ONG, "muchos de los misiles impactaron en sus objetivos".

Se trata de la primera escalada bajo la batuta del nuevo jefe del Ejército israelí, Aviv Kohavi que asumió el cargo el pasado martes. Kohavi comparte con su antecesor, Gadi Eisencot y el primer ministro y ministro de Defensa Benjamín Netanyahu la doctrina declarada de "evitar el afianzamiento militar de Irán en Siria como plataforma para atacar a Israel, frenar su expansión terrorista en la región y frustrar el envío de arsenal sofisticado a Hizbulá".

Excepto en contadas ocasiones, Israel no confirma ni desmiente sus ataques en Siria contra objetivos de la Guardia Revolucionaria iraní y de la milicia libanesa que lidera Hassan Nasrala. Netanyahu, sin embargo, hizo una sonora y rara excepción hace una semana cuando asumió en público la autoría de un ataque dos días antes contra lo que definió como "almacén de armas de Irán en el aeropuerto de Damasco".

Este domingo y durante su visita a Chad en la que firmó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, Netanyahu fue preguntado sobre los últimos acontecimientos. "Nuestra política no varía: dañar el afianzamiento iraní en Siria y dañar a quienes nos intente dañar. Esta política no cambia cuando estoy en Israel ni ahora cuando estoy en la histórica visita a Chad", respondió el dirigente israelí insinuando por un lado que el ataque del domingo por la mañana lleva la firma de su país (tal y como confirmó Moscú) y por otro que responderá al misil tierra-tierra disparado desde Siria contra Israel.

Irán niega que tenga presencia militar en Siria señalando que sólo tienen asesores invitados por Asad. Éste, por su parte, suele acusar a Israel de lanzar ataques "para ayudar a los grupos terroristas en Siria".

En una advertencia a Israel, el jefe de la Fuerza Aéra iraní Aziz Nasirzadeh ha asegurado que sus efectivos están "impacientes y preparados para luchar contra el régimen sionista y eliminarlo de la Tierra". Netanyahu ha replicado avisando que "quien nos intenta atacar, le atacaremos. Quien amenaza con nuestra destrucción, asumirá toda la responsabilidad".

Rusia es un actor fundamental en la escena siria para saber si la situación se calienta más quedando atrapada en una espiral de ataques y represalias o se vuelve a enfriar hasta el próximo duelo en las alturas y sin firma revelada. Con importante presencia militar y logística en Siria a la que llegó en el 2015 al rescate de Asad, el presidente ruso, Vladimir Putin tiene también buenas relaciones con Netanyahu. El derribo de un avión ruso por disparos de baterías sirias que intentaban repeler hace cuatro meses un ataque israelí contra objetivos iraníes provocó una grave crisis entre Israel y Rusia. La respuesta de Moscú fue una condena pública y el envío de baterias antiaéreas sofisticadas S-300 al ejército de Asad. Desde entonces, los dos países se han vuelto a acercar y siguen operando juntos en el dispositivo militar de coordinación en lo que respecta a Siria.

Un país convertido en escenario de la batalla de entreguerras entre Irán e Israel.

Fuente: El Mundo

Los ataques entre Israel e Irán se hacen públicos aumentando la tensión
Comentarios