Sábado. 24.08.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Alemania defiende un diálogo con Irán, que advierte contra una guerra

"Ni hemos sido ni seremos los iniciadores de ninguna guerra; pero el que empiece una guerra con nosotros no decidirá cuándo se acaba", ha dicho el ministro de Exteriores iraní, Mohamed Yavad Zarif.

Alemania defiende un diálogo con Irán, que advierte contra una guerra

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamed Yavad Zarif, ha recibido a su homólogo alemán, Heiko Maas, este lunes en Teherán. La cita no ha supuesto un punto de inflexión, pero sí ha servido para que Alemania, uno de los tres firmantes europeos del pacto nuclear de 2015 - junto con la UE, como entidad - defienda el pacto atómico y enfatice su voluntad de hallar soluciones para despejar las sanciones de Washington. Insuficiente para Irán, que hace un mes pidió medidas concretas para ello.

Heiko Maas aterrizó de madrugada en la capital iraní en busca de diálogo. Su contraparte lo definió como "serio". "Tuvimos conversaciones francas y serias con Maas", dijo Zarif. "Teherán cooperará con los firmantes europeos del acuerdo para salvarlo", añadió. A lo que el teutón añadió: "Queremos cumplir con nuestras obligaciones [...] No podemos hacer milagros, pero intentaremos evitar la debacle [del pacto nuclear]", ha zanjado, dando a entender que la delicada situación no tiene una solución inmediata.

La razón del entuerto son las sanciones que EEUU impuso hace un año a Irán, tras retirarse del acuerdo, que han imposibilitado que el resto de firmantes realicen negocios con normalidad con el país oriental, como permite el pacto. Las sanciones han perjudicado especialmente la crucial exportación de petróleo, lo que ha contribuido al empobrecimiento de la población. Esta situación desembocó en una escalada de tensión con EE.UU., hace un mes, y un ultimátum iraní de renunciar sus compromisos si la UE no actúa.

En una rueda de prensa conjunta de los dos responsables de Exteriores, Zarif, que ha definido el plan estadounidense de "guerra económica", ha subrayado que su ultimátum - a principios de julio Irán podría empezar a enriquecer uranio por encima del límite marcado por el acuerdo - es reversible si la UE reacciona. "Irán y la Unión Europea tienen un objetivo común: preservar sus intereses, prever tensiones y conflictos en la región y edificar para que el pueblo de Irán se beneficie del pacto nuclear". Pero, del mismo modo, advirtió: "Ni hemos sido ni seremos los iniciadores de ninguna guerra; pero el que empiece una guerra con nosotros no decidirá cuándo se acaba".

La visita a Irán de Heiko Maas, una parada más de su gira por Oriente Medio, ha servido para volver a poner el foco en INSTEX. Se trata de una herramienta diseñada en la UE cuyo objetivo es facilitar, a las empresas europeas que quieran hacer negocios en Irán, el proceso de pago y recepción de dinero que las sanciones estadounidenses obstaculizan. Aunque Bruselas ha precisado que su uso se iba a limitar al comercio de bienes no sancionados por EE.UU., Washington ha expresado su descontento con INSTEX.

Tampoco está satisfecho Irán, en parte porque la herramienta de trueque no le permitirá, al menos por ahora, la venta de crudo, su principal fuente de riqueza. Además, INSTEX no parece disipar los temores de las empresas europeas a ser castigadas por EE.UU., de emplearla. Heiko Maas ha anunciado su entrada en funcionamiento en breve. "Es un instrumento nuevo, por lo que no es sencillo ponerlo en macha", ha dicho. "Pero todos los requisitos formales están en vigencia ahora, por lo que asumo que estaremos listos para usarlo en un futuro previsible".

Otro de los focos de atención es el programa nuclear iraní. Pese a que la OIEA ha certificado hasta la fecha que Irán se ajusta a sus compromisos, el anuncio del mes pasado - junto con la decisión de dejar de exportar el excedente de agua pesada y uranio enriquecido, algo que, a su vez, le habían prohibido las sanciones de EE.UU. - ha causado inquietud en el seno de la agencia de la ONU para la energía atómica, encargada de inspeccionar las instalaciones nucleares iraníes.

"Estoy preocupado por las tensiones crecientes alrededor de la cuestión nuclear iraní", ha comunicado el director general, Yukiya Amano, a la junta de gobernadores. "Tal y como he enfatizado constantemente, los compromisos nucleares adoptados por Irán" bajo el acuerdo nuclear "representan una ganancia significativa para la verificación nuclear. Por lo tanto, espero que se hallen formas de reducir las tensiones actuales a través del diálogo. Es esencial que Irán implemente plenamente sus compromisos nucleares" con el acuerdo.

Fuente: El Mundo

Alemania defiende un diálogo con Irán, que advierte contra una guerra
Comentarios