Miércoles. 22.11.2017 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

SERÍA UN CASTIGO EJEMPLAR DE MERKEL PARA OTRAS REGIONES

Ante una posible independencia, Bruselas contempla hundir la economía de Cataluña durante varias generaciones

Enorme presión de Alemania sobre la UE en el conflicto catalán.
Enorme presión de Alemania sobre la UE en el conflicto catalán.
Ante una posible independencia, Bruselas contempla hundir la economía de Cataluña durante varias generaciones

Europa no puede permitir que el secesionismo se contagie. Francia, Italia o la propia Alemania correrían ese riesgo gravísimo. Y Angela Merkel no está dispuesta a asumirlo. Fuentes consultadas en Bruselas por este medio han afirmado con rotundidad que, así como Inglaterra "pagará con sangre el Brexit", Cataluña verá su ruina durante las próximas generaciones para no levantar cabeza jamás. 

No se juega con el mercado europeo, indican, y no se juega con alianzas peligrosas para ese mercado como China o Rusia, sobre todo en el sector energético. 

La dureza de las palabras del monarca español, inusitadas para su personalidad y para asombro de propios y extraños, y la contundencia de Rajoy, ajena también a su talante político pactista y conciliador, confirman desde Madrid la tremenda amenaza de Alemania y la Unión Europea. Puigdemont, por su parte, ha jugado bien sus cartas, pero no tiene fuerza para resistir el embate continental. Rusia y China, agazapadas, aún no han dicho la última palabra. Y, según otras fuentes, Israel y Estados Unidos, aceptarían transitoriamente la no secesión, pero no dan por concluido el conflicto, ni por perdida la independencia de Cataluña. Por su parte, Londres, según un editorial de ayer en The Independent, considera la independencia de Cataluña como "una prioridad nacional" para contrarrestar la amenaza alemana por el Brexit.

El pueblo catalán, fracturado en dos mitades irreconciliables, asiste impotente a este gran juego geopolítico por el control de los recursos y la logística energética en el Mediterráneo occidental.

Ante una posible independencia, Bruselas contempla hundir la economía de Cataluña durante varias generaciones
Comentarios