Miércoles. 17.10.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

EL JEMAD YA HA DADO EL VISTO BUENO A ESTA UNIDAD QUE ACTUARÁ DE FORMA AUTÓNOMA, SIN SUPERVISIÓN DEL CIFAS.

El Ejército de Tierra español prepara su propio servicio de inteligencia

El Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Fernando Alejandre
El Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Fernando Alejandre

El Ejército de Tierra va a impulsar las capacidades en inteligencia de su Centro de Seguridad, que depende directamente del Jefe del Estado Mayor del Ejército. La amenaza yihadista y la actividad de inteligencia de Rusia en España son los principales desafíos.

El Ejército de Tierra español prepara su propio servicio de inteligencia

El CESEGET, Centro de Seguridad del Ejército de Tierra, va a recuperar sus tareas como servicio de inteligencia militar. Así lo han confirmado a El Confidencial Digital fuentes conocedoras de estos planes.

Visto bueno del JEMAD

La decisión, que parte del Jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Fernando Alejandre Martínez, ya cuenta con el conocimiento y aprobación del Jefe del Estado Mayor de la Defensa.

La unidad militar se implementará a lo largo de 2018. Supone, en la práctica, que Tierra vuelva a disponer de su propio servicio de inteligencia, ajeno y no vinculado orgánicamente al Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas.

Es una vuelta a los orígenes. Antes de la creación del CIFAS cada uno de los tres ejércitos tenía su propia unidad de inteligencia. El CESEGET en Tierra, la Sección de Seguridad Naval Central (SSN) en la Armada y la Dirección de Seguridad y Protección de la Fuerza en el Ejército del Aire.

Con la creación e implementación del CIFAS, fundado en 2005 sobre los cimientos de la antigua división de inteligencia adscrita al Estado Mayor de la Defensa, las tres unidades de inteligencia cedieron el testigo al nuevo organismo y centraron su actividad en cuestiones relacionadas con la seguridad y la autoprotección de instalaciones y personal en territorio nacional.

Así, toda la actividad de recolección y análisis de inteligencia pasó a depender directamente del CIFAS y quedó, por tanto, bajo el mando directo del JEMAD. Su principal misión a partir de ese momento fue suministrar información tanto al Estado Mayor de la Defensa como al Mando de Operaciones (MOPS).

Fuentes militares explican que el componente de inteligencia es “vital” para la planificación, ejecución y seguimiento de todas las misiones internacionales en las que están involucradas las Fuerzas Armadas españolas. Por ello se entendió que la producción de inteligencia debía ir orientada más a operaciones –dependientes del MOPS- que al día a día de los tres ejércitos. Además, la unificación en el CIFAS agilizaba la comunicación y el intercambio de datos entre unidades.

Una decisión “sorprendente”

Fuentes próximas al Estado Mayor de la Defensa admiten que la decisión del Jefe del Estado Mayor del Ejército de reimpulsar el CESEGET como unidad de obtención de inteligencia ha generado cierta “sorpresa”.

La decisión que, de momento, sólo se conoce al más alto nivel, implica dotar de mayores recursos al CESEGET, que cuenta entre sus filas con militares y agentes de la Guardia Civil. La presencia de guardias civiles comisionados en el CESEGET se explica en términos prácticos: tienen consideración de agentes del orden –los militares no- y pueden actuar como tal durante una operación de inteligencia.

Además, permite el acceso a bases de datos estratégicas para cualquier labor de inteligencia y seguridad, como la red ‘SIGO’, el Sistema Integrado de Gestión Operativa, Análisis y Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil.

Yihadismo, Rusia…

Si bien los motivos aportados por la Jefatura del Estado Mayor del Ejército para la creación de este nuevo centro de inteligencia permanecen reservados, fuentes militares bien situadas explican a El Confidencial Digital que la decisión tiene cierta relación con el aumento de las amenazas a la seguridad de los militares.

Según explican, las materias que actualmente más preocupan a quienes diseñan los planes de autoprotección son la amenaza yihadista y la posible actividad de captación de inteligencia que realicen algunos países extranjeros. Concretamente “Rusia”.

En cuanto a la amenaza yihadista, el riesgo radica en los posibles ataques que puedan sufrir las tropas, pero también los episodios de intentos de captacióninterna por parte de células de reclutamiento ligadas a grupos islamistas.

Sobre las labores de contraespionaje, las fuentes consultadas recuerdan que la actividad de inteligencia de algunos países –especialmente Rusia- se ha disparado en España en los últimos años.

 

Fuente: El Confidencial Digital. Leer el artículo original aquí: "El Ejército de Tierra prepara su propio servicio de inteligencia"

El Ejército de Tierra español prepara su propio servicio de inteligencia
Comentarios