Miércoles. 22.11.2017 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

ANÁLISIS DE URGENCIA

Todo lo que puede pasar en las elecciones en Reino Unido

Contrariamente a lo que habían planificado, los 'tories' no gozan de la amplia mayoría que esperaban en las encuestas. El resultado está lejos de asegurarse. Estos son los posibles escenarios.Todo lo que puede pasar en las elecciones en Reino Unido de este jueves

Todo lo que puede pasar en las elecciones en Reino Unido

Faltan tan solo de 24 horas para que los británicos acudan a las urnas y en Reino Unido se plantea la siguiente pregunta: ¿puede haber un 'Hung Parliament' (Parlamento colgado)? Cuando Theresa May adelantó los comicios, el objetivo siempre fue una barrida histórica a la oposición similar a la que logró Margaret Thatcher sobre Michael Foot en 1983, cuando superó a los laboristas por 144 asientos. Pero la ventaja de hasta 22 puntos que los 'tories' sacaban en abril a la oposición se ha esfumado. Y acabar ahora con una Cámara de los Comunes sin mayorías comienza a contemplarse como posibilidad en los medios británicos.

El sistema electoral, el llamado First Past the Post (FPTP, traducido como “el primero que llega a la meta gana”) data de 1948. Desde su entrada en vigor, ha sido calificado como “injusto y desigual”. Pero se le perdonaba todo porque —según sus creadores— permitía “gobiernos fuertes, estables y decisivos”. Sin embargo, la fórmula mágica falló en los comicios de 2010, de los que salió el primer Parlamento sin mayorías desde 1974.

El destino de David Cameron dictaba que debía convertirse en primer ministro. El plan era un traslado inmediato a Downing Street, pero a la hora de la verdad, el entonces líder 'tory' no consiguió mayoría absoluta en las elecciones y tuvo que esperar cinco días para su gran momento, que llegó finalmente cuando se materializó un acuerdo con los Liberal Demócratas, tras intensas jornadas de negociaciones.

En esta ocasión, sin embargo, los de Tim Farron no estarían dispuestos a permitir que May se quedara en el Número 10. Primero porque ya aprendieron la lección y, tras gobernar con los 'tories', el electorado los castigó soberanamente en 2015 dejándoles solo con nueve escaños. Segundo, porque mientras los conservadores prometen ahora un Brexit duro con Reino Unido fuera de la UE y del mercado único, los europeístas de los Liberal Demócratas quieren llevar a otro referéndum el acuerdo final que se alcance con Bruselas.

En este sentido, pese a que May ha prometido que las negociaciones del Brexit comenzarán 11 días después de los comicios, un 'Hung Parliament' podría retrasar el calendario. Un sondeo publicado este martes porSurvation otorgaba a los de May un apoyo del 41,5% frente al 40,4% de los de Jeremy Corbyn. La encuesta —que se realizó entre el 2 y el 3 de junio, es decir, antes del atentado del sábado— otorgaba a los Liberal Demócratas el 6% de apoyo y al eurófobo UKIP, el 3%.

Pese a todo, Colin Talbot, profesor de la Universidad de Mánchester y Cambridge, asegura que un “Parlamento colgado” es “muy improbable”. “Como promedio, los sondeos aún muestran un fuerte liderazgo conservador que les daría una mayoría considerable, ciertamente de 50 o más diputados. Incluso si las encuestas están un poco equivocadas, todavía hay un gran margen”, señala a El Confidencial. “En cualquier caso, en el improbable caso de que no haya mayorías, el proceso normal da al partido más votado la oportunidad de formar coalición o tratar de gobernar como un Gobierno minoritario”, explica.

Faltan tan solo de 24 horas para que los británicos acudan a las urnas y en Reino Unido se plantea la siguiente pregunta: ¿puede haber un 'Hung Parliament' (Parlamento colgado)? Cuando Theresa May adelantó los comicios, el objetivo siempre fue una barrida histórica a la oposición similar a la que logró Margaret Thatcher sobre Michael Foot en 1983, cuando superó a los laboristas por 144 asientos. Pero la ventaja de hasta 22 puntos que los 'tories' sacaban en abril a la oposición se ha esfumado. Y acabar ahora con una Cámara de los Comunes sin mayorías comienza a contemplarse como posibilidad en los medios británicos.

El sistema electoral, el llamado First Past the Post (FPTP, traducido como “el primero que llega a la meta gana”) data de 1948. Desde su entrada en vigor, ha sido calificado como “injusto y desigual”. Pero se le perdonaba todo porque —según sus creadores— permitía “gobiernos fuertes, estables y decisivos”. Sin embargo, la fórmula mágica falló en los comicios de 2010, de los que salió el primer Parlamento sin mayorías desde 1974.

El destino de David Cameron dictaba que debía convertirse en primer ministro. El plan era un traslado inmediato a Downing Street, pero a la hora de la verdad, el entonces líder 'tory' no consiguió mayoría absoluta en las elecciones y tuvo que esperar cinco días para su gran momento, que llegó finalmente cuando se materializó un acuerdo con los Liberal Demócratas, tras intensas jornadas de negociaciones.

En esta ocasión, sin embargo, los de Tim Farron no estarían dispuestos a permitir que May se quedara en el Número 10. Primero porque ya aprendieron la lección y, tras gobernar con los 'tories', el electorado los castigó soberanamente en 2015 dejándoles solo con nueve escaños. Segundo, porque mientras los conservadores prometen ahora un Brexit duro con Reino Unido fuera de la UE y del mercado único, los europeístas de los Liberal Demócratas quieren llevar a otro referéndum el acuerdo final que se alcance con Bruselas.

En este sentido, pese a que May ha prometido que las negociaciones del Brexit comenzarán 11 días después de los comicios, un 'Hung Parliament' podría retrasar el calendario. Un sondeo publicado este martes porSurvation otorgaba a los de May un apoyo del 41,5% frente al 40,4% de los de Jeremy Corbyn. La encuesta —que se realizó entre el 2 y el 3 de junio, es decir, antes del atentado del sábado— otorgaba a los Liberal Demócratas el 6% de apoyo y al eurófobo UKIP, el 3%.

Pese a todo, Colin Talbot, profesor de la Universidad de Mánchester y Cambridge, asegura que un “Parlamento colgado” es “muy improbable”. “Como promedio, los sondeos aún muestran un fuerte liderazgo conservador que les daría una mayoría considerable, ciertamente de 50 o más diputados. Incluso si las encuestas están un poco equivocadas, todavía hay un gran margen”, señala a El Confidencial. “En cualquier caso, en el improbable caso de que no haya mayorías, el proceso normal da al partido más votado la oportunidad de formar coalición o tratar de gobernar como un Gobierno minoritario”, explica.

La primera ministra británica, Theresa May, atiende un evento de campaña en el oeste de Londres, el 6 de junio de 2017. (EFE)

Cinco escenarios posibles

Bajo la vigente Ley del Parlamento a Plazo Fijo (2011), hay procedimientos para que un Gobierno minoritario sea expulsado, pero, según el experto, es “políticamente muy improbable que alguien trate de forzar ahora otras elecciones”, por lo que “el partido más votado probablemente tendría la oportunidad de gobernar, al menos hasta el otoño o la próxima primavera”. Con los Liberal Demócratas descartados como socios, en caso de que finalmente haya 'Parlamento colgado', Talbot ve más probable un acuerdo entre los 'tories' y el Partido Unionista Democrático (DUP), la formación monárquica y anglicana más importante de Irlanda del Norte.

Lo cierto es que si finalmente sale de las urnas un Parlamento sin mayorías, el escenario recordaría mucho al de 1974. El conservador Edward Heath había ganado por sorpresa cuatro años antes y decidió convocar elecciones anticipadas para que el electorado le diera “un mandato firme”, exactamente la misma estrategia empleada ahora por May.

Pero los británicos no le escucharon y consiguió 297 escaños, frente a los 301 del laborista Harold Wilson. Aun así, Heath se aferró al poder durante cuatro días intentando buscar pactos con los Liberal Demócratas, que solo habían conseguido 14 diputados. Finalmente, dimitió y Wilson se trasladó a Downing Street. El laborista convocó elecciones ocho meses más tarde. Consiguió mayoría absoluta, convirtiéndose así por cuarta vez en primer ministro.

Estudiando la evolución de las encuestas de los últimos meses, pueden ocurrir varias cosas. Hay que tener en cuenta además que en Reino Unido hay un término que alude a la 'working majority', que vendría a ser una mayoría con la que se podría trabajar debido a que los republicanos del Sinn Fein de Irlanda del Norte no ocupan sus escaños en Westminster.

  • Los conservadores sacan ventaja del 13%: los 'tories' tendrían 365 escaños, una mayoría aproximadamente de 80 escaños. No es el abrumador resultado que querían, pero pueden tener un mandato claro para sus negociaciones con Bruselas.
  • Los conservadores sacan ventaja del 10%: con 350 diputados, May tendría una mayoría de 50. Menos de lo esperado, pero la convocatoria de elecciones habría merecido la pena.
  • Los conservadores lideran el 7%: obtendrían 335 escaños y una mayoría de 20, tan solo tres escaños más de los que tenían en la anterior legislatura.
  • Los conservadores lideran el 4%: obtendrían 320 escaños, seis por debajo de los que se necesitan para una mayoría absoluta. Necesitarían el apoyo, o al menos la aquiescencia, del DUP. Habría, por tanto, un primer ministro 'tory', pero no tendría que ser ya necesariamente May, a la que podrían echar con revuelta interna.
  • Los conservadores lideran el 2%: con 310 diputados, aún superan a los 258 laboristas. Sin embargo, incluso con el apoyo de los unionistas de Irlanda del Norte, no superarían la alianza 'anti-tory' de 325 diputados, compuesta por laboristas, los independentistas escoceses, Liberal Demócratas, Green, Plaid Cymru, SDLP de Irlanda del Norte. May habría terminado su carrera política.

Fuente: Hispan TV. Leer artículo original aquí: "Todo lo que puede pasar en las elecciones en Reino Unido de este jueves".

Todo lo que puede pasar en las elecciones en Reino Unido
Comentarios