Lunes. 19.11.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Los sirios "se preparan para enfrentar" otro ataque de EE.UU.

El ruido mediático acerca del 'inminente ataque químico en Siria' al que EE.UU. amenaza con responder militarmente lleva a que los sirios estén preparándose para una nueva lluvia de misiles. El riesgo de una escalada permanece alto, aunque hay esperanza de que el ataque resulte igual de limitado que los anteriores, opina un experto australiano

Los sirios "se preparan para enfrentar" otro ataque de EE.UU.

Mientras EE.UU. va tratando de plantear la idea de que el Gobierno sirio sea capaz de provocar una respuesta bélica de una superpotencia justo antes de liberar su última provincia bajo control de los terroristas y opositores armados, la inteligencia rusa busca prevenir la falsificación y la posterior escalada militar al denunciar públicamente los planes de los radicales de provocar la intervención estadounidense.

Debido a estos factores, el tema ha estado rodeado "de no poca publicidad", algo que estaría deteniendo el desarrollo negativo de los sucesos, opina Tim Anderson, experto en política internacional de la Universidad de Sídney, en un comentario para Sputnik.

No obstante, el ataque estadounidense "todavía sí puede ocurrir", y aunque se mantiene la esperanza de que no tenga un impacto drástico sobre la balanza de las fuerzas, los sirios están preparándose para enfrentar un posible bombardeo.

"Hay mucha coordinación entre los patrocinadores de los grupos terroristas en Siria y sus contactos en el terreno, revelada por muchas comunicaciones interceptadas. Creo que la gente no entendía bien la [escala de] coordinación entre los militares de EE.UU. y los grupos terroristas en Siria e Irak", sostuvo Anderson.

De acuerdo con el interlocutor de Sputnik, es posible que Washington haya abandonado el objetivo de 'cambiar el régimen' en Siria.

No obstante, Anderson considera que EE.UU. tampoco aceptaría un fuerte sistema político en el país árabe, así que se esforzará por congelar la situación actual e impedir una coordinación exitosa entre Teherán, Bagdad y Damasco. 

"Ellos [los estadounidenses] están tratando de dividir Irán e Irak y avivar las tensiones en Irán, Irak, Siria, El Líbano y también en Yemen y Palestina", recalcó el experto.

Al fin y al cabo, la eventual liberación de Idlib de los terroristas será "una tremenda victoria en la guerra en Siria" para Asad y sus aliados, y un Estado tras la guerra deberá mantener buenas relaciones con sus vecinos, sobre todo Turquía. En este sentido, los esfuerzos diplomáticos entre Moscú, Ankara y Teherán para encontrar un terreno común son de alta importancia, según él.

El 25 de agosto, el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el general Ígor Konashénkov, denunció que el grupo terrorista Tahrir al-Sham (anteriormente organización terrorista Frente al Nusra, prohibida en Rusia) prepara una escenificación de un 'ataque químico' con el fin de acusar a Damasco de usar sustancias prohibidas en la provincia siria de Idlib

Sus declaraciones llegaron tras la amenaza de los altos cargos de EE.UU., en particular del asesor presidencial para la seguridad nacional, John Bolton, de recurrir a la fuerza militar si el Gobierno de Asad usa armas químicas en Idlib.

Moscú considera estas amenazas expresadas públicamente como un incentivo para los radicales para falsificar un ataque tal y así provocar la respuesta bélica de EE.UU. contra Damasco, deteniendo la ofensiva del Ejército sirio y así prorrogando las hostilidades en el país árabe.

Fuente: Sputnik

Los sirios "se preparan para enfrentar" otro ataque de EE.UU.
Comentarios