Miércoles. 18.09.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Revelan que la guerra comercial EE.UU.-China entraña una recesión en países desarrollados

La guerra comercial entre China y Estados Unidos, así como el riesgo de que se restrinja el comercio de EE.UU. con México, amenazan con consecuencias negativas para Washington y, además, con una recesión en algunos países desarrollados en 2019 y 2020, estima la agencia de calificación crediticia rusa ACRA.

Revelan que la guerra comercial EE.UU.-China entraña una recesión en países desarrollados

"La falta de perspectivas de un rápido acuerdo entre EE.UU. y China", al igual que "el riesgo de que se vea restringido el comercio con México", hacen posible que "las tendencias negativas cíclicas del comienzo del año en EE.UU. desemboquen con mayor probabilidad en una recesión o un estancamiento económico en algunos países desarrollados en 2019 y 2020", advirtió el subdirector de ACRA, Dmitri Kulikov, en un estudio que Sputnik tiene a su disposición.

Kulikov precisó que se refiere a EE.UU. y a sus principales socios comerciales en Europa, y no descartó una desaceleración tanto del comercio mundial, como del crecimiento económico de varios socios comerciales de Rusia.

A pesar de que las restricciones pueden resultar favorables para los países que no participan directamente en el conflicto y facilitar su acceso a los mercados, "la introducción de dichas restricciones elevará el coste de la importación y disminuirá la demanda final en los países que son parte de esta guerra comercial".

En este contexto, el subdirector de ACRA considera que ello afectará la demanda de bienes exportados por Rusia y paralizará los precios de materias primas, lo que pone en riesgo, en particular, la oferta y la demanda en el mercado del petróleo.

EE.UU. y China —primera y segunda economías del mundo, respectivamente— se enfrascaron en una guerra comercial después de que el presidente estadounidense Trump anunciara en junio de 2018 la imposición de aranceles a productos chinos con el fin de reducir el déficit comercial.

Ambos países se han impuesto desde entonces varias baterías de aranceles recíprocos.

La reciente (undécima) ronda de las consultas tuvo lugar a inicios de mayo pasado y concluyó sin avances, tras lo cual EE.UU. elevó del 10 al 25% los aranceles a las importaciones chinas por 200.000 millones de dólares.

En respuesta, el 1 de junio, China incrementó del 5 al 25% las tarifas de mercancías estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares.

Fuente: Sputnik

Revelan que la guerra comercial EE.UU.-China entraña una recesión en países desarrollados
Comentarios