Jueves. 23.11.2017 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

KIEV PREPARA UN PROYECTO DE LEY PARA SU REGRESO

Donbass: ¿reconciliación o guerra?

Petro Poroshenko, presidente de Ucrania.
Petro Poroshenko, presidente de Ucrania.

El aún por aprobar proyecto de ley “sobre la reintegración de los territorios ocupados de Donbass” es difuso y contiene un lenguaje evasivo. Y cuanto más se discute sobre la iniciativa, incluso en Ucrania, más contradicciones aparecen

Donbass: ¿reconciliación o guerra?

Quienes defienden que es una forma de “poder blando” hablan de “privilegios” para los residentes de la RPD y la RPL mientras que los “halcones” se preparan para una operación militar. ¿Qué significa esta iniciativa? Por los detalles que se han publicado en la prensa, es posible tan solo hacerse una primera idea.

Por una parte, Kiev planea seducir a los habitantes de los territorios fuera de su control para crear las condiciones en las que ellos mismos quieran volver al redil de Ucrania. Para ello se plantea una serie de populistas “indulgencias”. Se trata de la simplificación del procedimiento para obtener las pensiones ucranianas  y el restablecimiento del comercio, que incluye un aumento de los límites de carga que se pueden transportar a través de la línea de contacto.

Petro Poroshenko quiere con ello presentarse a ojos de Occidente como un noble caballero que se preocupa por sus súbditos. Sin embargo, esa lista de “concesiones” es, cuando menos, un insulto. El presidente ofrece “indulgencias” a unos ciudadanos que, en realidad, no son culpables de nada. En cualquier caso, levantar el bloqueo y el cumplimiento de las obligaciones sociales de Ucrania hacia sus ciudadanos son puntos de los acuerdos de Minsk, que Ucrania incumple con feroz persistencia. Además, cómo se puede reanudar el comercio cuando no se controla a los radicales que bloquean las vías y las carreteras y cuando el propio presidente, desde una posición en la que no tiene poder, se convierte en el líder del bloqueo en lugar de dispersar por la fuerza a sus defensores.

Por otra parte, el bando de los “halcones” ve esta iniciativa como la preparación de una solución militar al conflicto de Donbass. Ellos esperan que la iniciativa dé por finalizada la operación antiterrorista y que se transfiera todo el poder del SBU al Ministerio de Defensa, creando así un comando operativo que responderá directamente al presidente. Y el presidente, según Turchinov [presidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional], recibirá el poder de decidir personalmente el uso de la fuerza sin necesidad de consultar al Parlamento. Ese es, de hecho, uno de los elementos de la ley marcial que los defensores del “poder duro” quieren declarar en las áreas de la frontera. Podría aplicarse en ciudades como Mariupol, Slavyansk, Kramatorsk, Avdeevka, etc. La ley marcial implica también restricciones en la participación electoral. Algo muy útil cuando se sabe que el electorado de Donbass puede perjudicar tus resultados electorales. Además, nada ha cambiado para los residentes de la RPD y la RPL. Ahora les bombardearán a diario, no las fuerzas de ATO, sino unidades de la “operación militar”, que es como Dmitry Tymchuk, miembro del Comité de Defensa y Seguridad Nacional del Parlamento, ha bautizado el nuevo formato. Es increíble que en el proyecto de reintegración [pacífica] de Donbass no haya una sola palabra sobre el alto el fuego o la retirada de armamento pesado.

No es la primera vez que Kiev trata de aprobar legislación para sustituir los acuerdos de Minsk. En esta ocasión, las altisonantes declaraciones sobre la operación antiterrorista (que en realidad no es más que una trampa) aparecieron la víspera del viaje de Petro Poroshenko a Washington. Y las contradicciones en la propuesta se deben al hecho de que Kiev aún no está seguro de hacia dónde se mueve el péndulo de la mesa del despacho oval. Así que Petro Poroshenko está preparado para cualquier baile, ya sea como hombre duro o como pacificador. Siempre que no se cierre el grifo del dinero.

Fuente: Slavyangrad. Leer artículo original aquí: "Reintegración de Donbass: ¿reconciliación o guerra?".

Donbass: ¿reconciliación o guerra?
Comentarios