Lunes. 20.11.2017 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

NO HA SIDO CESADO Y MANTIENE OFICIALMENTE EL CARGO

Puigdemont sigue siendo el presidente de la Eurorregión Pirineos-Mediterráneo, que incluye Baleares y Occitania

Puigdemont sigue siendo el presidente de la Eurorregión Pirineos-Mediterráneo, que incluye Baleares y Occitania

Es un detalle que no ha pasado desapercibido para los analistas internacionales que, en buena medida, ven la crisis catalana en clave europea: una España federal en una Europa federal. Desde Bruselas se acaricia este proyecto con verdadero interés porque incrementaría el poder del Europarlamento, posibilitaría la creación de un ejército europeo paralelo a la OTAN y disolvería aún más el poder y la soberanía de los Estados. Inglaterra se ha alejado voluntariamente de este proceso, arriesgado pero al parecer inevitable, y en Estados Unidos chocan las políticas de Trump y las de los lobbies de Soros y de Israel, que siempre preferirán una Europa fragmentada. El caso de Israel añade un componente básico: España ha apoyado la causa palestina sin disimulo y su papel en Oriente Medio no es precisamente claro en su apoyo a Tel Aviv. Trump, por su parte, ha ordenado a la CIA que deje de apoyar a los movimientos secesionistas en el mundo porque prefiere tener menos interlocutores en las negociaciones comerciales. Donald Trump es, fundamentalmente, un empresario y los empresarios hablan con "el jefe" no con subalternos. 

La reciente entrevista con el presidente chino ha reportado unos frutos económicos espectaculares para Estados Unidos que, en este caso, no jugará atizando el conflicto tibetano o musulmán en China. Lo mismo sucede con Italia. Roma construye su "Pentágono" y se postula como un apoyo vital para el ejército americano en Europa. La inestabilidad en España puede hacer que el eje defensivo y logístico se desplace de Rota y Torrejón a la península italiana, más próxima a Oriente y a la gran base de la OTAN en los Balcanes: el polémico Kosovo.

Puigdemont tiene, pues, el apoyo de una parte del poder estadounidense: la que ve con buenos ojos el federalismo europeo. Según algunas fuentes, serían los mismos apoyos con los que cuenta Rajoy para iniciar un cambio de régimen en España, tras las elecciones del 21 de Diciembre. Y, a su vez, los mismos que han propiciado el pacto entre el Partido Socialista de Cataluña y su anterior "bestia negra", los democristianos de Unió, con el señor Espadaler ahora al frente.

En resumen: si no existe un guión previamente pactado, todas las coincidencias y circunstancias políticas contribuyen a sospechar que, efectivamente, tal plan se está desarrollando según lo previsto.

Fuente: Euroregió Pirineus Mediterrània.

Puigdemont sigue siendo el presidente de la Eurorregión Pirineos-Mediterráneo, que incluye Baleares y Occitania
Comentarios