Jueves. 23.05.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Ni guerra ni nuevas negociaciones con EE.UU.: Jameneí descarta ambas opciones

El líder supremo de Irán, Ali Jameneí, ha descartado tanto una guerra entre su país y EE.UU. como volver a negociar con Washington, una opción que calificó de "venenosa".

Ni guerra ni nuevas negociaciones con EE.UU.: Jameneí descarta ambas opciones

"La opción definitiva de la nación iraní será la resistencia frente a EEUU y, en esa confrontación, EEUU se verá obligado a retirarse", dijo el líder supremo en una reunión anoche con otros dirigentes del país.

Jameneí afirmó que ese enfrentamiento no es militar sino "un choque de voluntades: Ni nosotros ni ellos estamos buscando una guerra", aseveró, según un comunicado de su oficina.

También señaló que "nadie debe temer la aparente grandeza de EEUU "ni su despliegue militar en el golfo Pérsico porque -agregó- "su verdadero poder es mucho menor".

La tensión ha vuelto a aumentar en el golfo Pérsico después de que cuatro barcos petroleros, dos de ellos saudíes, resultaran dañados el domingo en el puerto emiratí de Fujairah en supuestos actos de sabotaje.

Este incidente se produjo en un momento complicado debido a la decisión de EEUU de aumentar su despliegue militar en la zona con el envío del buque de asalto anfibio USS Arlington, misiles Patriot, el portaaviones USS Abraham Lincoln y bombarderos.

Pese a todo, el propio secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, aseguró este martes que EEUU no busca una guerra con Irán, aunque advirtió de que responderá si sus intereses se ven amenazados por la República Islámica.

Ante esta escalada han aumentado las voces que hablan de negociación, ya que Washington se ha mostrado dispuesto a dialogar, pero Jameneí rechazó tajantemente esta posibilidad en el actual marco de presiones y sanciones.

Algunas personas en el país afirman que no hay daño en la negociación. La negociación es venenosa mientras EEUU continúe con sus actuales acciones", subrayó.

A su juicio, la negociación representa "un intercambio mutuo" y EEUU lo único que intenta es "eliminar las capacidades defensivas de Irán", en concreto sus programas de misiles, y su influencia regional para que Teherán no pueda reaccionar a un eventual ataque.

Tras asegurar que los estadounidenses no son de fiar, el líder hizo hincapié en que "la negociación es incorrecta" y en que ningún funcionario iraní ha tratado de llevarla a cabo. Consideró que EEUU "fracasará" en su política contra Irán, que dijo estar en gran parte dictada por "el bárbaro régimen sionista (Israel)".

Irán está bajo sanciones de EEUU desde el año pasado, cuando el presidente estadounidense Donald Trump decidió abandonar el acuerdo nuclear de 2015 firmado entre Teherán y seis grandes potencias.

Debido a las sanciones estadounidenses y el fracaso en contrarrestarlas del resto de firmantes del pacto (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania), Irán anunció el pasado miércoles que suspende la aplicación de algunos de sus compromisos nucleares.

De hecho, las autoridades de Irán han anunciado este miércoles a primera hora que el país ha abandonado oficialmente algunos de sus compromisos contemplados en el acuerdo nuclear firmado en 2015, tal y como habían advertido la semana pasada y siguiendo las órdenes del Consejo Supremo de Seguridad Nacional.

Según ha indicado la agencia de noticias oficial iraní ISNA, Teherán ha puesto en marcha un programa para suspender algunas de sus obligaciones nucleares dada la falta de protección a la República Islámica ante las sanciones impuestas por Estados Unidos desde su abandono del pacto.

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ya había alertado de que el país tenía previsto retomar las actividades de enriquecimiento de uranio de alto nivel y comenzaría a reconstruir su reactor de agua pesada de Arak si el resto de países firmantes del acuerdo (Reino Unido, Francia, China, Rusia y Alemania) no cumplían su promesa de proteger los sectores petrolero y bancario de Irán frente a las sanciones estadounidenses.

Por su parte, la Unión Europea y las potencias europeas occidentales han dejado claro este miércoles que no aceptan "ultimatos" de Irán y han avisado de que las sanciones se reimpondrán si Teherán deja de cumplir sus compromisos nucleares.

 

Fuente: El Confidencial

Ni guerra ni nuevas negociaciones con EE.UU.: Jameneí descarta ambas opciones
Comentarios