Lunes. 23.09.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

La guerra entre Huawei y Washington por el mercado global del 5G

Estados Unidos está intentando persuadir a sus aliados de que no compren productos de la compañía de telecomunicaciones china. Pero el gigante tecnológico no se queda de brazos cruzados y contrataca.

La guerra entre Huawei y Washington por el mercado global del 5G

La última semana de febrero, en Barcelona se celebró la feria de telecomunicaciones MWC 2019, la más grande del mundo. Este año, la delegación más numerosa llegó a España desde EE.UU.: funcionarios de alto rango del Departamento de Estado, del Departamento de Defensa y del Departamento de Comercio, de la Agencia para el Desarrollo Internacional y otras organizaciones gubernamentales.

Este impresionante 'batallón' atravesó el océano para persuadir a los operadores de telecomunicaciones de otros países de que no cooperen con la compañía china Huawei Technologies Co., irónicamente, no solo uno de los participantes más grandes de la feria, sino también uno de sus principales patrocinadores.

Washington acusa al gigante tecnológico de espiar para el Gobierno chino. Huawei es el mayor fabricante mundial de equipos de telecomunicaciones. Otra área de su dominio es la tecnología móvil de quinta generación (5G). La compañía también se encuentra entre los tres principales fabricantes de teléfonos inteligentes. Los ingresos de Huawei para 2018, según datos preliminares, fueron de 108.500 millones de dólares (un aumento del 21% respecto al año anterior).

 

Buena publicidad

El espionaje es la principal acusación contra Huawei presentada por EE.UU., pero no es la única. Los estadounidenses acusan a la compañía china de robar propiedad intelectual y violar las sanciones estadounidenses contra Irán. Esto se le incrimina a la directora financiera de Huawei y la hija de su fundador, Meng Wanzhou, quien fue arrestada a solicitud del Departamento de Justicia de EE.UU. el 1 de diciembre de 2018 en Canadá.

Huawei, a su vez, demandó al Gobierno de EE.UU., acusándolo de prohibir ilegalmente a las compañías estadounidenses comprar sus equipos.

Hasta 2018, Huawei era poco conocida fuera de China. Pero en los tres meses transcurridos desde la detención de Meng Wanzhou, los ataques contra la empresa le hicieron, irónicamente, buena publicidad. Ahora es una de las compañías más famosas del planeta.

 

Los chinos contraatacan

Recientemente, los ejecutivos de Huawei cambiaron de táctica: de defensa pasiva a ataques activos. Durante la feria de Barcelona, la empresa anunció la firma de un acuerdo con uno de los aliados más cercanos de Estados Unidos en Medio Oriente: los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Huawei acordó con el operador de telefonía móvil más grande de los EAU la construcción de 300 torres para la red 5G en los primeros seis meses de 2019.

En vísperas de la apertura del MWC 2019, el director ejecutivo de Huawei, Guo Ping, celebró una mesa redonda con periodistas estadounidenses en uno de los hoteles más lujosos de Barcelona. La mayoría de los participantes estaban interesados en las causas de la guerra entre Washington y Huawei. Guo explicó que la razón principal es el comercio. A los estadounidenses no les gusta el hecho de que las compañías chinas dominen el multimillonario mercado de telecomunicaciones, y especialmente el mercado del 5G.

 

"Pregúntenle a Snowden"

Guo Ping comenzó su discurso en Barcelona con una broma sobre sus oponentes estadounidenses, usando una nueva táctica de la compañía china: en lugar de poner excusas y decir que Huawei no está espiando para Pekín, denunció que el Gobierno de EE.UU. está espiando a sus propias compañías.

"¿Qué podría ser más confiable que el PRISM?", preguntó Guo, provocando risas y aplausos, ya que se refirió al sistema de comunicaciones a través del cual la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) recopila información transmitida a través de líneas de telecomunicaciones. "Si no saben la respuesta a esta pregunta, contacten a Edward Snowden".

El director de la empresa luego escribió en The Financial Times: "Claramente, cuantos más equipos de Huawei se instalan en las redes de telecomunicaciones del mundo, más difícil es para la NSA recolectarlo todo. En otras palabras, Huawei obstaculiza los esfuerzos de EE.UU. para espiar a quien quiera", explicó Guo Ping.

 

Las redes globales 5G

El presidente agregó que la segunda razón de la campaña contra Huawei tiene que ver con el 5G, que "proporcionará conexiones de datos para todo, desde fábricas inteligentes hasta redes eléctricas". Washington busca, según él, "mantener a Huawei fuera de las redes globales 5G".

La empresa china ha invertido mucho en la investigación de esta tecnología en los últimos 10 años, lo que hace que actualmente esté "casi un año por delante de los competidores", de acuerdo con Guo Ping.

 

Discrepancias entre los aliados

Antes de la feria de Barcelona, Gordon Sondland, embajador estadounidense en la Unión Europea., admitió que Washington quiere alejar a los consumidores de los productos de la compañía de telecomunicaciones china Huawei en favor de los de producción occidental por razones de seguridad.

Sin embargo, las iniciativas de Washington llevan a una discrepancia entre sus aliados y miembros de la mayor alianza de inteligencia del mundo, conocida como 'Los cinco ojos' ('Five Eyes', en inglés), que reúne a los servicios secretos de EE.UU., el Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. 

Mientras que Australia y Nueva Zelanda —encabezados por EE.UU.— prohíben a la empresa china desarrollar la tecnología 5G en su territorio, los aliados europeos de Estados Unidos, entre ellos Francia e Italia, continuarán usando productos de Huawei. Además, el Reino Unido presuntamente seguirá su ejemplo y tampoco va a agregar a la compañía a la lista negra.

 

Patentes

Huawei es un líder obvio en el sector de las telecomunicaciones, así como en la tecnología 5G. Las empresas chinas Huawei, ZTE y Oppo Mobile Telecommunications Corp. poseen 1529 patentes y desarrollos importantes en el campo del 5G (un 36 % del mercado mundial). Mientras tanto, la participación de las empresas estadounidenses, incluidas Qualcomm Inc e Intel Corp., es solo del 14 %.

Esta superioridad se debe en gran parte al hecho de que Huawei no ahorra fondos para la investigación y el desarrollo. En 2017, gastó 13.000 millones de dólares en estos objetivos. Las patentes no solo requieren grandes inversiones, sino que también generan ingresos considerables. Las patentes de Huawei aportan mucho dinero, independientemente de si un país compra su equipo o no, porque muchos inventos y desarrollos de los ingenieros chinos son la base de la tecnología 5G. Son utilizados por todos, incluidos los competidores estadounidenses.

Fuente: RT

La guerra entre Huawei y Washington por el mercado global del 5G
Comentarios