Lunes. 22.07.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Estados Unidos y China se asocian en inteligencia artificial para el sector legal

La primera asociación en el sector legal y de inteligencia artificial entre Estados Unidos y China significa un gran avance para el sector jurídico y, sobre todo, para Estados Unidos. LegalSifter y DocQbot, compañía china, han llegado a un acuerdo para gestionar la revisión de documentos en contratos.

Estados Unidos y China se asocian en inteligencia artificial para el sector legal

La empresa china DocQbot es conocida por su buena relación con Zhong Lun, tercera firma de abogados más grande de China, y con el ex socio de Hogan Lovells, Robert Lewis, que ahora trabaja en la empresa. Además, DocQBot cuenta con buena relación con compañías estadounidenses ya que trabaja, entre otras, con la firma Dentons.

La asociación se centra en la utilización de una herramienta de revisión de contratos que ayuda a las empresas chinas importadoras y exportadoras a transcribir los contratos en inglés de forma más rápida y efectiva. La herramienta transcribirá textos en inglés al mandarín y viceversa, por lo que su utilización es fundamental para las empresas chinas que tienen una gran necesidad de solucionar los problemas idiomáticos.

DocQbot cuenta con una amplia experiencia en transcripción de documentos, pero la asociación con LegalSifter le aporta el valor de una empresa especializada en la revisión de documentos y en el desarrollo automatizado de contratos.

Kevin Miller, director general de LegalSifter, en palabras a Artificial Lawyer, explicó: “Lo más interesante es que hemos publicado LegalSifter en China. Las empresas chinas pueden revisar los contratos en inglés en disposiciones sugeridas en chino e inglés”.

Por su parte, Robert Lewis, cofundador de DocQbot, valoró la plataforma: “Creemos que la combinación de la plataforma de LegalSifter y nuestra capacidad y experiencia bilingüe en transacciones con China ofrecen una herramienta inigualable a los usuarios chinos para cruzar la frontera de la forma más rápida e inteligente”.

El acuerdo significa un gran salto para ambos países. China, que es uno de los líderes en cuestiones de inteligencia artificial, todavía no ha conseguido adaptar su tecnología al sector legal. La mayoría de sus proyectos IA están centrados en sistemas “chat box” de pregunta-respuesta en mandarín.

La plataforma espera prestar servicio a cinco millones de empresas chinas importadoras y exportadoras alrededor del mundo, muchas de ellas relacionadas con Estados Unidos y los países de habla inglesa.

Para utilizarla, los usuarios simplemente deben cargar en la plataforma en línea un borrador de contrato en forma de servicio. Una vez cargado, el software de la plataforma leerá el texto y buscará los conceptos específicos para revisar el documento en uno o dos minutos. Posteriormente, creará un contrato con comentarios que muestren el riesgo comercial.

Fuente: The Technolawgist

Estados Unidos y China se asocian en inteligencia artificial para el sector legal
Comentarios