Viernes. 24.11.2017 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

SEGÚN DENUNCIA WIKILEAKS

La CIA interfirió en las últimas elecciones presidenciales francesas de 2012

Sarkozy ha sido vinculado insistentemente a los servicios de la CIA.
Sarkozy ha sido vinculado insistentemente a los servicios de la CIA.
La CIA interfirió en las últimas elecciones presidenciales francesas de 2012

Todos los partidos políticos franceses fueron blanco de infiltración por los espías humanos ("HUMINT") y electrónicos ("SIGINT") de la CIA en los siete meses previos a las elecciones presidenciales de Francia 2012. Las revelaciones están contenidas en tres 'órdenes de tareas' de la CIA publicadas por WikiLeaks. El Partido Socialista Francés (PS), el Frente Nacional (FN) y la Unión por un Movimiento Popular (UMP), junto con el actual presidente Francois Hollande, el entonces presidente Nicolas Sarkozy, la actual líder del FN, Marine Le Pen, y los ex candidatos presidenciales Martine Aubry y Dominique Strauss-Khan.

La CIA ponderó que el partido del presidente Sarkozy no tenía asegurada la reelección. La 'tarea específica' incluyó en aquel momento la obtención de los "Planes Electorales Estratégicos" de la Unión por un Movimiento Popular (UMP); investigación de divisiones o alianzas que se desarrollaban en la cúpula de la UMP; reacciones tácticas privadas de la UMP a las estratagias de campaña de Sarkozy; discusiones dentro de la UMP sobre cualquier "vulnerabilidad percibida para mantener el poder" después de las elecciones; esfuerzos para cambiar la misión ideológica del partido; y las discusiones sobre el apoyo de Sarkozy a la UMP y "el valor que él pone en la continuación del dominio sobre el partido". Se facilitaron instrucciones específicas a los agentes de la CIA para que analizaran las conversaciones privadas de Sarkozy "sobre los otros candidatos", así como la forma en que interactuó con sus asesores. La anterior auto-identificación de Sarkozy como "Sarkozy, el americano" no lo protegió del espionaje estadounidense en la elección de 2012, ni durante su presidencia.

La orden de espionaje a Francois Hollande, Marine Le Pen y otras figuras de la oposición requería la obtención de las estrategias de los partidos para las elecciones; información sobre la dinámica interna de los partidos y la influencia real de sus líderes; influir en las decisiones políticas internas y externas; apoyar o no a los funcionarios de las administraciones locales, las cúpulas gubernamentales y las élites empresariales; influir en las opiniones públicas y privadas sobre los Estados Unidos; analizar vinculaciones a otros países, incluyendo Alemania, U.K, Libia, Israel, Palestina, Siria y Costa de Marfil, así como información sobre la financiación de los partidos y candidatos.

Significativamente, dos tareas de espionaje de la oposición de la CIA, "¿Qué políticas promueven para ayudar a impulsar las perspectivas de crecimiento económico de Francia?" Y "¿Cuáles son sus opiniones sobre el modelo alemán de crecimiento impulsado por las exportaciones?" Resuenan con una orden de espionaje económico estadounidense del mismo año. Esa orden requiere la obtención de detalles de cada futuro contrato o acuerdo de exportación francés valorado en $ 200m o más.

La orden de espionaje también se centra en la obtención de las intenciones reales de los candidatos ante la crisis económica de la UE, especialmente en torno a su posición sobre la crisis de la deuda griega; el papel de Francia y Alemania en la gestión de la crisis de la deuda griega; la vulnerabilidad del gobierno francés y los bancos franceses ante un impago griego; y "propuestas y recomendaciones específicas" para hacer frente a "la crisis de la zona del euro".

Las órdenes de espionaje de la CIA publicadas están clasificadas y restringidas en los Estados Unidos ("NOFORN") debido a las "sensibilidades de los amigos por los amigos". Las órdenes indican que la información recopilada es para "apoyar" las actividades de la CIA, la sección E.U de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) y la Subdivisión de Inteligencia e Investigación del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

La operación de la CIA duró diez meses desde el 21 de noviembre de 2011 hasta el 29 de septiembre de 2012, y siguió posteriormente a la elección presidencial francesa de abril a mayo de 2012 y varios meses después de la formación del nuevo gobierno.

Fuente: Wikileaks.

La CIA interfirió en las últimas elecciones presidenciales francesas de 2012
Comentarios