Jueves. 21.03.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Canadá se encuentra aislada en medio de la disputa entre China y EE.UU. por Huawei

FOTO: Carlo Allegrui (Reuters)
FOTO: Carlo Allegrui (Reuters)

El arresto de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, a pedido de Washington, desató una crisis en la relación chino-canadiense. Atrapada entre dos superpotencias, ¿cuáles son las opciones de Canadá?

Canadá se encuentra aislada en medio de la disputa entre China y EE.UU. por Huawei

Cuando Wenran Jiang se enteró de que Canadá había detenido a Meng, supo que había problemas, según dijo a la BBC el miembro del Instituto de Investigaciones Asiáticas de la Universidad de British Columbia, en Canadá.

Jiang predijo que el arresto de la ejecutiva china el 1 de diciembre podría "descontrolarse" y causar "un daño permanente a una delicada relación entre CanadáChina y Estados Unidos".

EE.UU. pide la extradición de Meng por supuestamente violar las sanciones estadounidenses contra Irán a través de los negocios de la empresa tecnológica Huawei, acusaciones que ella y su compañía niegan.

Meng también es hija del multimillonario fundador de HuaweiRen Zhengfei.

Poco después de que fuera arrestada, China exigió que Canadá la liberara o enfrentara las consecuencias. En cuestión de días, dos canadienses, el exdiplomático Michael Kovrig y el empresario Michael Spavor, fueron detenidos en China por cargos relacionados con la "seguridad nacional".

Muchos analistas creen que estas detenciones fueron represalias por el arresto de Meng. "(Los funcionarios chinos) Niegan que las detenciones de los dos canadienses estén relacionadas, pero por supuesto, nadie cree que no estén relacionadas, nadie cree que sea pura coincidencia", dijo Jiang a la BBC.

Un tercer ciudadano canadiense fue arrestado esta semana, aunque las autoridades de su país dicen que este último incidente no parece estar vinculado con la disputa de Huawei.

 

"Congelamiento" que podría durar años

El conflicto diplomático también ha tenido un impacto en los intereses comerciales canadienses.

La Asociación de Fabricantes de Repuestos Automotrices de Canadá había estado persiguiendo la inversión de fabricantes chinos de automóviles durante más de dos años, pero el interés recíproco se ha enfriado repentinamente.

"Nos han dicho que van a continuar con las diligencias debidas, pero cualquier decisión de fabricación tendrá que esperar a la resolución (del caso de Meng)", dijo Flavio Volpe, presidente de la organización, a la BBC.

"Y están hablando de una congelación que podría durar años, no semanas", agregó.

Canada Goose, fabricante de los abrigos Parka, también se ha visto afectado al postergarse la apertura de su primera tienda en China, en medio del enojo público por el arresto de Meng.

El Global Times, periódico chino respaldado por el gobierno, advirtió que "los sectores agrícolas y forestales de Canadá pueden ser los próximos en sentir el dolor de las relaciones agrias con China".

 

"Chivo expiatorio"

David Mulroney, exdiplomático canadiense en China, dice que la relación entre los dos países siempre ha tenido sus altibajos, pero que esta vez se estaban metiendo en una situación compleja de la que les tomaría algún tiempo salir.

También dijo que Canadá se convirtió en un "chivo expiatorio útil" para que China reclamara por el arresto mientras resuelve su disputa comercial con EE.UU.

La táctica de Canadá para gestionar la crisis ha sido afirmar que no ha habido interferencia política en el arresto de Meng y que el proceso de extradición se desarrolla de acuerdo al estado de derecho. Pero hasta ahora China rechaza esta versión.

El martes, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, calificó de "ilegal" la detención de Meng y dijo que "cualquiera que sea la excusa que usen o la capa de legitimidad que intenten ponerse, serán ridiculizados por todo este flagrante desprecio por los hechos y por el desprecio del Estado de derecho".

Sobre los esfuerzos diplomáticos de Canadá, Jiang dijo que este país no podía "seguir repitiendo la misma explicación cuando la otra parte ni siquiera acepta la legitimidad de esta".

Según Jiang, algunas cosas han alimentado el escepticismo de China y han enturbiado el mensaje de Canadá.

Primero, que el presidente de EE.UU., Donald Trump, diga que podía intervenir en el caso de la ejecutiva de Huawei si eso ayudaba a evitar un mayor enfriamiento en las relaciones de su país con China.

Jiang dijo que China estaba frustrada por los informes sobre los esfuerzos de Australia,  EE.UU.CanadáNueva Zelanda y las agencias de inteligencia de Reino Unido por impedir que Huawei les suministre equipos para sus redes inalámbricas 5G, debido a preocupaciones de seguridad nacional.

También señaló que los funcionarios chinos han tomado nota de las críticas hacia la extradición de Meng, hechas incluso por el economista estadounidense Jeffrey Sachs, director de la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

El miércoles, el primer ministro Justin Trudeau dijo que Canadá defiende a sus ciudadanos en dificultades en el extranjero "al aplicar principios sólidos según el estado de derecho".

Unos periodistas le preguntaron si era hora de que Canadá hiciera más para enfrentar esta crisis diplomática. "En muchos casos, una escalada o declaraciones políticas muy fuertes pueden ser contraproducentes para la meta, que es lograr que los canadienses sean liberados, regresen a casa y estén seguros", respondió.

 

Canadá "sola"

El exdiplomático Mulroney dice que Canadá tiene pocas opciones ahora más que dejar que el proceso legal para la extradición siga su curso. "Estamos en una situación terrible, pero debemos tener el coraje de seguir enfocándonos en lo correcto y defendiendo nuestra posición no solo en Pekín, sino ante muchos países de ideas afines que podrían ayudarnos", dijo.

Mientras tanto, el exministro de Relaciones Exteriores de Canadá, John Manley, dijo a la BBC que en esto "Canadá está sola en el mundo". "No sé lo que EE.UU. nos está ofreciendo a cambio de este dolor. Los aranceles sobre el acero, el aluminio y la madera todavía están allí", dijo.

Tanto él como Jiang sugieren que los funcionarios canadienses analicen detenidamente la extradición, especialmente a raíz del ofrecimiento de Trump de intervenir. Jiang cree que el caso va más allá de que Canadá simplemente diga que está cumpliendo con sus obligaciones del tratado de extradición.

Sugiere que Trudeau hable por teléfono con el primer ministro chino, Li Keqiang, para discutir directamente la disputa, y que la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, se ofrezca a volar a Pekín si es necesario para demostrar que su país no participa en una conspiración con EE.UU.

Jiang sostiene que se podría establecer un grupo de crisis entre los países para garantizar las comunicaciones a nivel diplomático sobre el caso de Meng y el de los canadienses en custodia china. Meng, quien salió en libertad bajo fianza, deberá comparecer en una corte canadiense el 6 de febrero.

 

Fuente: BBC (Jessica Murphy)

Canadá se encuentra aislada en medio de la disputa entre China y EE.UU. por Huawei
Comentarios