Domingo. 22.07.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

El embajador británico en España califica la Rusia de Putin de “amenaza”

Simon Manley asegura que no ve “posibilidad política para un segundo referéndum sobre el Brexit”

El embajador británico en España califica la Rusia de Putin de “amenaza”

El embajador británico en EspañaSimon Manley, ha calificado este lunes la Rusia de Putin de “país hostil que busca desestabilizar nuestras democracias”. “Rusia es una amenaza, como hemos visto en Ucrania o en los ataques tóxicos Salesbury”, ha dicho el embajador en el Barcelona Tribuna, el foro que organizan La Vanguardia, la Societat Econòmica Barcelonesa d’Amics del País y la Asociación Española de Directivos.

Las relaciones entre el Reino Unido pasan por un momento difícil. Londres acusa al Kremlin de estar detrás del intento de asesinato del ex espía ruso Serguéi Skripal en la ciudad inglesa de Salesbury. El domingo se produjo la primera víctima del caso: una mujer de 44 años llamada Dawn Sturgess que se envenenó -todo apunta que accidentalmente- con Novichok, el mismo agente nervioso utilizado contra Skripal. La policía cree que la mujer tuvo la mala fortuna de tocar un objeto con restos de la letal sustancia que seguramente se encontró en la calle.

Con las dimisiones de los ministros David Davis y Boris Johnson, era un día complicado para un embajador para subirse a un estrado y hablar sobre el Brexit. Manley ha descartado que la fractura interna sobre el Brexit en el Gobierno de Theresa May, acabe derribando a la premier y provoque elecciones anticipadas. “Las dimisiones son algo habitual en la política británica”, ha relativizado el diplomático, “Lo importante es que el viernes May logró un acuerdo con el apoyo de todos los miembros de su gabinete para avanzar en las negociaciones”, ha añadido.

Manley, que es embajador en Madrid desde el 2013, no cree que haya un segundo referéndum sobre el Brexit, como reclama una campaña recientemente lanzada en el Reino Unido y que cuenta con el apoyo del millonario estadounidense George Soros. “Personalmente, no lo veo. Pese a todas las diferencias entre británicos, la mayoría respeta lo que se votó hace dos años y quiere avanzar para lograr un acuerdo favorable. Tampoco veo posibilidad política de una nueva consulta, porque se necesitaría una ley del Parlamento y ¿de dónde saldría el apoyo?”, ha reflexionado. Lo cierto es que ni entre el Partido Conservador, pero tampoco en el Labour, parece haber una voluntad granítica para dar marcha atrás al Brexit.

El embajador ha desgranado un discurso pragmático, centrado en defender que un buen acuerdo está en el interés de todas las partes, también en el de la UE. Ha destacado que hay “desafíos comunes”, entre los cuales ha destacado la crisis migratoria, la seguridad (en referencia al terrorismo pero también a Rusia) o el proteccionismo comercial, a los que el Reino Unido y Europa sólo pueden hacer frente unidos. Ha argumentado asimismo que, contrariamente a la lectura que muchos han hecho del Brexit, “no fue un voto a favor del proteccionismo”, sino que los británicos quisieron recuperar la soberanía en cuestiones como la migración o la financiación. Ha descartado que más países europeos vayan a seguir el ejemplo británico y ha subrayado que Londres quiere que “la UE sea un éxito”. “Está en nuestro interés que sea próspera, fuerte y exitosa”.

Manley ha rehusado entrar en discordias políticas. “Espero que no”, ha respondido al ser preguntado si cree que la UE está castigando al Reino Unido por haber decidido irse, como sostiene el que era su jefe hasta ayer, Boris Johnson. La noticia de la dimisión del ministro de Exteriores ha llegado acabado ya el acto del Barcelona Tribuna, minutos después de que desde la audiencia se le preguntara al embajador si habría más dimisiones. “Yo sólo soy un funcionario”, se escabulló el embajador, que fue compañero de estudios de Johnson en la universidad de Oxford.

La dureza verbal de Manley con Rusia no se ha extendido al cuestionado presidente de EE.UU., Donald Trump. El embajador ha instado a los europeos a “respetar la política interna de EE.UU.” y a no olvidar la estrecha y vieja alianza que los une. “EE.UU. es un socio principal de la UE. Lo es, lo ha sido y lo será no importa quién sea su presidente”, ha dicho. Ha destacado asimismo la ayuda que “durante décadas” ha prestado a la seguridad europea y ha defendido, como exige Washington, que Europa debe reforzar su contribución a la OTAN.

Tampoco se ha perdido en circunloquios diplomáticos para augurar el ganador del Mundial de Fútbol: “It’s coming home (Viene a casa)”, ha respondido, en inglés, Manley.

Fuente: La Vanguardia.

El embajador británico en España califica la Rusia de Putin de “amenaza”
Comentarios