Martes. 22.05.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Todos los secretos del bombardero estratégico 'Bison' de la URSS

Hace 65 años, el 20 de enero de 1953, el M-4 (Bison, según la clasificación de la OTAN) se convirtió en el primer portador intercontinental en serie de la bomba nuclear y se adelantó varios meses a su principal competidor, el estadounidense B-52.

Todos los secretos del bombardero estratégico 'Bison' de la URSS

La Unión Soviética se involucró en la carrera nuclear con retraso en cantidad de bombas y en la aviación de largo alcance en comparación con EEUU.

En 1951, los estadounidenses ya tenían los bombarderos Stratojet B-47 capaces de atacar las principales instalaciones soviéticas desde los aeródromos de Europa Occidental.

La URSS tenía una tarea complicada: crear un avión con una autonomía de vuelo sin repostar de 10.000-12.000 kilómetros y una carga de combate de no menos de cinco toneladas —el peso de la primera bomba nuclear soviética RDS-1 de 22 kilotones-. Además, la aeronave tenía que ser rápida y capaz de escapar de los cazas de defensa aérea.

Dos años más tarde, el avión estaba listo: el prototipo ganaba rápidamente velocidad y altura, pero era difícil de manejar.

El rendimiento del M-4 en muchos aspectos se debía a tecnologías únicas, algunas de las cuales no se habían usado anteriormente en la construcción de aeronaves.

En el diseño del bombardero se introdujeron aleaciones de aluminio muy resistentes que no aumentaban el peso de la aeronave. Otra importante innovación fue la 'configuración de bicicleta' del tren de aterrizaje. Esta construcción pesaba menos, pero requería maestría incomparable del piloto durante el despegue y el aterrizaje.

El avión correspondía a las características requeridas: desarrollaba la velocidad máxima de unos 950 km/h, volaba a una distancia de 10.000 kilómetros sin reabastecerse de combustible y alcanzaba una altura de 11.000 metros. La carga de combate máxima era de 24 toneladas. Además de las armas nucleares, el avión podría transportar bombas convencionales, minas navales, torpedos y bombas guiadas UAB-2000F. Además, el M-4 estaba equipado con un potente armamento defensivo: nueve cañones NR-23 de 23 mm pistolas o seis cañones AM-23 de 23 mm.

Era de portadores de misiles

En total, la industria de la aviación produjo dos bombarderos estratégicos experimentales y 32 M-4 en serie. Sin embargo, surgieron dificultades con el sistema de manejo. Además, el despegue y el aterrizaje eran muy complicados. El timón requería un gran esfuerzo físico de los pilotos.

El M-4 actualizado, denominado 3M, realizó su primer vuelo el 27 de marzo de 1956. Sus diseñadores eliminaron muchos defectos. Los sistemas del bombardero fueron completamente rediseñados. El avión recibió una nueva ala de mayor alcance. Se mejoraron el tren de aterrizaje y el sistema de manejo y se aumentó la potencia del motor.

Las tripulaciones evaluaban altamente el 3M y sus modificaciones. No obstante, el avión ya se había ganado una mala reputación. De los 116 M-4, 3M y sus versiones, 27 aviones sufrieron accidentes y siniestros.

La era de los 'Bison', en calidad de arma de disuasión nuclear, llegó a su fin en la década de 1980, cuando la aviación soviética empezó a usar los portadores de misiles modernizados Tu-95MS y Tu-160.

Los M-4 tuvieron un destino complejo, porque se adelantaron mucho a su tiempo, las tecnologías aplicadas en estas aeronaves se utilizan hasta ahora incluso para diseñar aviones avanzados.

Fuente: Sputnik. Leer artículo original en: "Los secretos del bombardero estratégico 'Bisonte' de la URSS (vídeo)".

Todos los secretos del bombardero estratégico 'Bison' de la URSS
Comentarios