Miércoles. 22.08.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Aquarius, el barco con cientos de inmigrantes a la deriva que ni Italia ni Malta quieren recibir

Fueron rescatados en alta mar pero continúan varados en el Mediterráneo porque ahora ningún país los quiere recibir.

Aquarius, el barco con cientos de inmigrantes a la deriva que ni Italia ni Malta quieren recibir

629 inmigrantes que fueron rescatados el sábado frente a Libia por el barco de una ONG continúan sin poder tocar tierra firme después de que el nuevo viceprimer ministro y ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, les prohibiera este domingo desembarcar en sus puertos.

Salvini optó en cambio por pedir oficialmente a Malta —un pequeño país insular al sur de Italia— que reciba a la embarcación Aquarius y "asuma sus responsabilidades".

"El Mediterráneo es el mar de todos los países con salida a él y ni se puede imaginar que Italia continúe afrontando este fenómeno gigantesco sola",expuso Salvini en un comunicado junto al ministro de Infraestructuras italiano, Danilo Toninelli.

"Por ello, pedimos al Gobierno de La Valeta [capital de Malta] que acoja al Aquarius para un primer auxilio a los inmigrantes de a bordo".

El Ministerio de Interior de Malta, sin embargo, rechazó la petición al considerar que el barco de la ONG francesa Sos Méditerranée realizó el rescate en una zona que no es de su competencia.

"El rescate se realizó en la Zona Libia de Búsqueda y Rescate y fue coordinado por el Centro de Coordinación de Rescate de Roma, así que Malta no es la autoridad que ejerce jurisdicción sobre el caso", comunicó en una nota.

Barco Aquarius

Italia es la principal entrada para los inmigrantes que viajan desde el norte de África a Europa.

El ministro de Interior Salvini también es líder de la Liga Norte, el partido con la postura pública más antiinmigrante de la nueva coalición al frente del gobierno de Italia.

Mientras aumenta la tensión diplomática entre ambos países, el barco permanece en alta mar sin saber a dónde dirigirse.

SOS Méditerranée, la ONG que gestiona el Aquarius, dijo haber recibido instrucciones del Centro de Coordinación de Rescate Marítimo italiano para permanecer en su posición actual, a 35 millas náuticas de Italia y 27 de Malta.

"Nuestro objetivo es el desembarco en un puerto seguro de las 629 personas que ahora están a bordo del Aquarius, a algunos los rescatamos ayer por la noche en condiciones muy difíciles", dijo a la agencia Reuters la portavoz de la organización, Mathilde Auvillain.

¿Quiénes están a bordo del Aquarius?

Muchos de los inmigrantes fueron rescatados en aguas controladas por Libia, una ruta común para inmigrantes indocumentados que intentan entrar a Europa desde el África subsahariana.

Entre las 629 personas se encuentran 123 menores de edad no acompañados, 11 niños pequeños y siete mujeres embarazadas, según la ONG.

Los menores tienen entre 13 y 17 años y vienen de Eritrea, Ghana, Nigeria y Sudán, según una periodista a bordo del barco, Anelise Borges.

La ONG agregó que los inmigrantes fueron rescatados en seis operaciones en el Mediterráneo central en la noche del sábado.

Aquarius

Un miembro de la tripulación del Aquarius, Alessandro Porro, le dijo al canal italiano Sky TG24 que necesitaban desesperadamente saber a qué puerto dirigirse.

"Las personas que salvamos ayer estaban en una condición difícil, al menos 50 estaban en riesgo de ahogarse", agregó.

ACNUR, la agencia de la ONU de ayuda a los refugiados en Italia ha pedido a los "estados y actores involucrados" que "encuentren rápidamente soluciones para permitir que los inmigrantes y refugiados a bordo del Aquarius puedan desembarcar de manera segura y rápida".

¿Cuál es la postura de Italia?

Salvini dijo este domingo a través de sus redes sociales que "desde hoy Italia comienza a decir 'no' al tráfico de seres humanos" y la inmigración ilegal.

"En el Mediterráneo existen barcos con bandera de Holanda, España, Gibraltar y Gran Bretaña. Hay ONG alemanas, españolas, y Malta no acoge a nadie, Francia las rechaza en la frontera y España defiende sus fronteras con las armas, es decir que toda Europa se preocupa de sus intereses", agregó.

"No es posible que Malta diga 'no' a todas las solicitudes de ayuda", dijo.

La semana pasada, Salvini dijo que Roma debería aumentar las deportaciones de inmigrantes y que el gobierno italiano también quiere reubicar a los solicitantes de asilo en toda la Unión Europea, un plan que ya ha sido rechazado por algunos estados miembros.

Migrantes y refugiados llegados a Italia, Grecia y España

Salvini dice que está considerando tomar medidas contra las organizaciones que rescatan a los inmigrantes en el mar.

Los críticos del gobierno dicen que su plan para repatriar a los inmigrantes es inviable y aumenta el riesgo de fomentar el racismo y politizar una cuestión humanitaria.

Un controvertido acuerdo entre el anterior gobierno de Italia y las autoridades en Libia llevó a una caída en las llegadas de inmigrantes al país desde el verano pasado, pero las autoridades italianas dicen que en lo que va de año ya se ha registrado la llegada de 13.500 personas.

¿Cuál es la respuesta de Malta?

El primer ministro de Malta, Joseph Muscat, publicó en su perfil de Twitter "que Malta está respetando sus obligaciones internacionales no dejando entrar al barco en sus puertos y que continuará, en lo posible, efectuando las evacuaciones médicas individuales en situaciones de emergencia".

Además, se mostró "preocupado" por las ordenes dadas por la autoridades italianas al Aquarius en alta mar.

"Manifiestamente van contra las reglas internacionales y están poniendo en riesgo y creando una situación peligrosa a todos los que están implicados", añadió.

Fuente: BBC.

Aquarius, el barco con cientos de inmigrantes a la deriva que ni Italia ni Malta quieren recibir
Comentarios