Sábado. 25.11.2017 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

ANÁLISIS DEL FICHAJE DE BERNARDO SILVA POR EL MANCHESTER CITY

Bernardo Silva: la primera pieza del nuevo City

Bernardo Silva: la primera pieza del nuevo City

No hay descanso para el Manchester City entre la conclusión de la temporada 2016/17 y la preparación del próximo curso. Sí lo hay para los futbolistas de la primera plantilla, no así para los responsables de confeccionar un equipo que por segundo año consecutivo asistirá a una gran inversión de dinero en fichajes.

La puerta de salida se abrió la semana pasada para Jesús Navas, Willy Caballero, Gael Clichy, Bacary Sagna y Pablo Zabaleta, cinco futbolistas que ya han disputado su último partido con la camiseta azul y que ahora entregan el testigo a jugadores como Bernardo Silva, flamante primer fichaje del verano en el Etihad.

A grandes rasgos, para que la idea de Pep Guardiola triunfe en Inglaterra, el City necesita dos cosas: futbolistas que aseguren el dominio de las áreas y centrocampistas con la capacidad técnica y asociativa para poner en marcha el fútbol de Guardiola. Para cumplir lo primero (uno de los grandes motivos del decepcionante año del equipo) hará falta más eficacia rematadora, defender mejor y que el portero de la próxima campaña pare más que Claudio Bravo.

Para lo segundo Guardiola entiende que Bernardo Silva es el tipo de pieza que ayudará al conjunto británico a acercarse a lo que él busca. ¿Pero cómo encaja un mediapunta como el portugués en el Etihad?

La consagración de Bernardo ha llegado esta temporada en el fantástico Monaco de Leonardo Jardim actuando como volante derecho en un 4-4-2. De entrada, un dibujo táctico prácticamente inexistente en la libreta de Guardiola, por lo que el luso se tendrá que adaptar al técnico de Santpedor.

La segunda posición más frecuente durante la corta trayectoria de Silva es la de mediapunta (en un 4-2-3-1), rol donde la competencia es gigantesca en el Manchester City y una zona en la que los De Bruyne y David Silva parecen indiscutibles.

Si Guardiola apuesta por su clásico 4-3-3 (fue flexible esta pasada temporada), las dos soluciones más naturales para otorgar una posición a Bernardo serán la de extremo derecho o la de interior. En el primero de los casos, Silva jugaría pegado a la banda y en el segundo ocuparía el carril central.

Considerando el resto de piezas de esta escuadra, Pep tendrá que elegir para las posiciones de banda entre Bernardo y futbolistas con más velocidad como Leroy Sané, Raheem Sterling o incluso Kevin De Bruyne. Algunos de los mejores momentos del City en este curso llegaron cuando sus rápidos extremos pudieron hacer daño por banda y conseguir que el equipo no fuese previsible atacando. Sin ser ni mucho menos un extremo puro, el belga De Bruyne es más explosivo y vertical que Bernardo, por lo que podría adaptarse a un rol de extremo derecho que no es en absoluto una novedad para Kevin.

Desde la distancia y la lejanía que implica hablar de la próxima temporada a dos meses y medio vista del arranque de la competición oficial en Inglaterra, no será extraño ver a Bernardo Silva jugando por dentro como interior, cerca del otro Silva (David). Guardiola tendrá que probar la valía del luso en una demarcación en la que sus desafortunados problemas con las lesiones no garantizan que Ilkay Gundogan vaya a poder jugar 50 ó 60 partidos.

El terreno de juego, la química con el resto del grupo y el desarrollo de los encuentros determinará hasta qué punto el City puede funcionar bien con los ‘Silvas’ acompañando en la sala de máquinas al mediocentro del equipo.

El puzzle del nuevo City habrá que encajarlo con Bernardo Silva en alguna zona, pero también con los próximos que van a llegar: laterales y un portero.

Fuente: Marcador Internacional. Leer artículo original aquí: "La primera pieza nueva del City".

Bernardo Silva: la primera pieza del nuevo City
Comentarios