Sábado. 07.12.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Las primeras declaraciones del 'impeachment' señalan a Trump en la trama ucraniana

Ha empezado la fase de audiencias públicas y televisadas del proceso contra Donald Trump. El diplomático William Taylor reveló más información de cómo Trump habría pedido al Gobierno ucraniano investigar a su rival político, el demócrata Joe Biden.

Las primeras declaraciones del 'impeachment' señalan a Trump en la trama ucraniana

Miles de personas están viviendo en directo a través de sus pantallas el juicio parlamentario contra el presidente estadounidense, Donald Trump, para determinar si cometió algún delito o falta grave en el escándalo de Ucrania, lo que podría llevar a su destitución.

Los demócratas, que lideran la investigación de la Cámara de Representantes, convocaron a tres diplomáticos de EE.UU. ayer. Los dos primeros en declarar fueron William B. Taylor, embajador interino en Ucrania, y George Kent, funcionario del Departamento de Estado.

El diplomático y ex oficial del ejército, William Taylor, reveló en la audiencia nuevas informaciones en el proceso. Aseguró que un integrante de su personal le había informado que Trump preguntó por teléfono al embajador de EE. UU. en la Unión Europea, Gordon Sondland, sobre "las investigaciones" y que Sondland le había dicho que los ucranianos estaban listos para avanzar.

Todo esto un día después de la llamada telefónica realizada por Trump al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, por la que los demócratas iniciaron la investigación. Acusan a Trump de haber presionado al líder ucraniano para que investigara al hijo del expresidente estadounidense, Joe Biden, quien trabajó en Ucrania durante la anterior Administración estadounidense, una acción que escondería fines políticos puesto que Joe Biden podría convertirse en su principal adversario de cara a las elecciones presidenciales de 2020.

Taylor añadió esa información a unas declaraciones que había dado el pasado octubre, las más reveladoras hasta el momento, en las que aseguró que cuando asumió su cargo (el pasado junio) se dio cuenta de que en Washington había un canal paralelo e "informal" para manejar la relación con Kiev.

También fue uno de los primeros en asegurar que EE.UU. condicionó dos cosas -la entrega a Ucrania de 400 millones de dólares en ayuda militar y la programación de una reunión en la Casa Blanca entre Trump y Zelenski- a un compromiso de Kiev de investigar a Biden y los demócratas, algo que luego confirmaron media docena de testigos.

Poco antes que Taylor, Kent también presentó su declaración. "No creo que Estados Unidos deba pedir a otros países que participen en investigaciones o enjuiciamientos selectivos y políticamente asociados contra opositores de quienes están en el poder, porque tales acciones selectivas socavan el estado de derecho independientemente del país", dijo tras el juramento.

 

¿Quién participa en la audiencia durante la primera ronda?

El presidente del Comité de Inteligencia, el demócrata Adam Schiff, es el encargado de liderar los cuestionarios, que durarán alrededor de 45 minutos cada uno y pueden delegarse en los abogados de ambas facciones políticas.

La audiencia se celebra en una de las más célebres salas del Capitolio, que cuenta con 150 asientos para la prensa y el público. Entre los asistentes se encuentran también algunos legisladores, en su mayoría aliados de Trump como Mark Meados, Lee Zeldin y Louie Gohmert, que se han situado en primera fila.

Schiff dijo en la apertura de la sesión que "nuestra respuesta a estas preguntas afectará no solo el futuro de esta Presidencia, sino también el futuro de la Presidencia misma y qué tipo de conducta o mala conducta puede esperar el pueblo estadounidense de su mandatario".

El demócrata también criticó a Trump por negarse a cooperar con la investigación del juicio político: "Estas acciones obligarán al Congreso a considerar, como lo hizo con el presidente Nixon, si la obstrucción de Trump de sus deberes constitucionales en el Congreso constituye un motivo adicional de juicio político". Y señaló que el presidente ucraniano Zelenski "era un recién llegado a la política e inmediatamente buscó establecer una relación con el mecenas más poderoso de Ucrania, Estados Unidos".

"Si descubrimos que el presidente de Estados Unidos abusó de su poder e invitó a la injerencia extranjera en nuestras elecciones o si trató de condicionar, coaccionar, extorsionar o sobornar a un aliado para que realice investigaciones para ayudar a su campaña de reelección y lo hizo reteniendo actos oficiales, una reunión de la Casa Blanca o cientos de millones de dólares de ayuda militar necesaria, ¿debemos simplemente ‘superarlo’?", dijo Schiff, refiriéndose a una declaración que el Jefe de Gabinete Interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, hizo en declaraciones a los periodistas.

Devin Nunes, principal portavoz republicano del comité, es quien lleva la réplica a los demócratas. Schiff y Nunes reflejaron la batalla de mensajes más intensa que ha rodeado la investigación desde que se anunció el pasado septiembre. Desde entonces, los demócratas han acusado a Trump de corrupción y los republicanos señalaron a sus contrarios de ejecutar un proceso injusto.

Nunes denominó el proceso del juicio mediático como un "desempeño teatral" orquestado por los demócratas. Los compañeros republicanos del mandatario también podrán formular preguntas a los testigos durante la audiencia.

 

Donald Trump arremete contra los testigos en la Cámara

Por su parte, la Casa Blanca aseguró que el presidente estadounidense no está siguiendo la primera ronda de audiencias del juicio político contra su persona. "Estamos luchando para drenar el pantano, eso es exactamente lo que estoy haciendo", dijo Trump en un vídeo emitido a través de la cuenta de la Casa Blanca en Twitter. Y denomina la investigación como" la estafa más grande en la historia de la política estadounidense".

Además, antes del comienzo de la audiencia, Trump continuó planteando dudas sobre las lealtades de los testigos y publicó en Twitter un mensaje que reza: "Nunca trumpistas", un término que se refiere a los opositores republicanos del presidente a los que llamó "escoria humana" calificando la investigación de "cacería de brujas" destinada a dañar su reelección.

Los demócratas esperan convencer a los votantes independientes y otros escépticos de que Trump se equivocó, mientras que los republicanos quieren proyectar las audiencias como un ejercicio partidista de los opositores de Trump, a quienes les molesta no ganar más políticamente con la investigación del ex asesor especial Robert Mueller que detalla la interferencia rusa en las elecciones de 2016 para impulsar la candidatura de Trump. Entonces, Mueller documentó amplios contactos entre la campaña de Trump y Rusia, pero no encontró pruebas suficientes para probar una conspiración criminal.

 

Un proceso que podría concluir con la destitución del líder republicano

La investigación con miras a un juicio político contra Trump es un proceso de dos etapas que va más allá de las mediáticas audiencias que comenzaron este miércoles 13 de noviembre. Primero se decide sobre la culpabilidad: el Comité de Inteligencia es el encargado del grueso de la investigación y elaborará un informe final que pasará al Comité de Justicia. Tras ello, se decide sobre la destitución y para emitir un veredicto de culpabilidad es necesaria una mayoría de dos tercios del Senado.

En la historia de Estados Unidos se llevó a cabo el proceso de destitución contra dos presidentes: Bill Clinton y Richard Nixon. En ninguno de los dos casos se llegó a emitir un veredicto. Un hecho que causa incertidumbre en torno al proceso abierto contra el republicano, que podría desembocar en su destitución.

Fuente: France 24

Las primeras declaraciones del 'impeachment' señalan a Trump en la trama ucraniana
Comentarios