Viernes. 06.12.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

El viraje de la política internacional de Bolivia genera inquietud

El Gobierno transitorio de Bolivia ha dado un giro por completo a su política internacional: restableció las relaciones con Estados Unidos e Israel y reconoció al líder opositor venezolano Juan Guaidó como "presidente encargado de Venezuela", que enviará próximamente un representante a La Paz.

El viraje de la política internacional de Bolivia genera inquietud

Las decisiones han sido defendidas por la ministra de Exteriores, Karen Longaric, como una rectificación de lo que llamó la "política exterior extraviada" del expresidente Evo Morales, que, según afirmó la diplomática, "no atendía los intereses propios del Estado y era altamente ideologizada".

No obstante, el viraje de 180 grados respecto a esos países ha comenzado a levantar polémica en Bolivia sobre si un Gobierno transitorio puede tomar resoluciones de fondo en esa u otras materias y sobre si la presidenta Jeanine Áñez también está expresando una tendencia ideológica con los cambios en su relación internacional.

La ministra Longaric subrayó que no se debe extrañar que el Gobierno de Áñez encamine "todo lo malo que hizo el anterior gobierno" y defendió que el Ejecutivo al ser "constitucional" tomará las decisiones que considere importantes en su relacionamiento internacional.

Áñez asumió la Presidencia interina el 12 de noviembre desde la segunda vicepresidencia del Senado, tras cinco renuncias consecutivas comenzando desde Evo Morales, que dejó el cargo por las protestas que denunciaban un supuesto fraude en las elecciones del 20 de octubre y la "sugerencia" de renuncia que le hicieron las Fuerzas Armadas y la Policía.

Para la ministra Longaric, el Gobierno transitorio no puede tener limitaciones en su accionar precisamente porque es constitucional, pero además considera que los cambios en la política exterior eran necesarios para Bolivia y quedarán como una base para el futuro gobierno.

La crisis política boliviana, que se saldó con 33 muertos, ha sido superada con la convocatoria a nuevas elecciones que se celebrarán probablemente a finales de marzo o en la primera quincena de abril de 2020.

 

Marcelo Arequipa: "puede ser una decisión legal, pero no tiene legitimidad"

El analista político y profesor universitario Marcelo Arequipa opinó que en efecto el Gobierno de Áñez puede argumentar decisiones basadas en la legalidad y en una ruta constitucional, pero también es necesario tener una legitimidad.

"Puede ser una decisión legal, pero no tiene legitimidad. Es un tema trascendental e importantísimo para trazar algo que es muy delicado como la línea de política internacional de un Estado", dijo Arequipa en declaraciones a France 24.

También consideró que lo ideológico está en el fondo de las decisiones que ha tomado el Gobierno respecto a las relaciones con Estados Unidos, Israel y Guaidó, al tiempo que ha abandonado la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), formada por Cuba, Venezuela y Nicaragua, entre otros países. "Al parecer no puedes hacer política exterior sin ideología", insistió Arequipa.

En ese sentido, el analista consideró apresurada la decisión del Gobierno de nombrar a un representante ante Washington con el cargo de embajador en misión especial, pero lo asoció a la necesidad de Bolivia de contrarrestar los cuestionamientos del Gobierno de México y del futuro presidente de Argentina, Alberto Fernández, contra Áñez.

 

Bolivia quiere mercados e inversiones de EE.UU. y turistas de Israel

El representante del Gobierno de Áñez en Estados Unidos es el diplomático Oscar Serrate, a quien Longaric encargó tratar de que la Casa Blanca reponga para Bolivia los beneficios que tenía en materia comercial, apertura de mercados e inversión extranjera.

Las relaciones a nivel de embajadores entre La Paz y Washington quedaron en suspenso en 2008 cuando el entonces presidente Morales expulsó al diplomático estadounidense Philip Goldberg, acusándolo de conspirar junto a la oposición. 

Morales expulsó también ese año a la agencia antidroga estadounidense DEA y en 2013 a la agencia de cooperación USAID. En ambos casos el argumento también fue la supuesta conspiración, aunque Washington negó esas acusaciones.

Debido a la expulsión de la DEA, Bolivia dejó de beneficiarse en 2009 del programa de exenciones arancelarias de Estados Unidos conocido como ATPDEA que se aplicaba a los países que contribuían a la lucha contra el narcotráfico, lo que provocó el cierre de muchas empresas bolivianas que exportaban al mercado estadounidense.

En el caso de Israel, el Gobierno intenta recuperar el flujo turístico de israelíes perdido en 2009 cuando Morales rompió las relaciones diplomáticas con esa nación acusándola de cometer crímenes contra palestinos en la Franja de Gaza, lo que derivó en que los jóvenes de ese país necesiten un visado para entrar a Bolivia.

Debido a la visa, miles de jóvenes israelíes dejaron de visitar Bolivia pese a que tienen un afecto especial por una zona de la Amazonía boliviana llamada Rurrenabaque debido a la historia de uno de sus compatriotas, Yossi Ghinsberg, que en 1981 sobrevivió en la selva tras estar perdido varios días y luego escribió un libro que se convirtió en una película.

Sobre Venezuela, la canciller boliviana ha señalado que en este momento no hay representantes diplomáticos venezolanos en Bolivia, ni bolivianos en Caracas porque consideran que el "régimen de Nicolás Maduro" es una dictadura a la vista de todas las denuncias de "graves violaciones de derechos humanos" y del orden constitucional.

Los funcionarios venezolanos salieron del país tras ser acusados de una participación activa con los sectores sociales afines a Morales que pretendían cercar las ciudades durante la crisis política. En este contexto, el opositor venezolano Guaidó enviará un representante a La Paz.

En el caso de Cuba, aunque han salido de Bolivia más de 750 funcionarios cubanos, entre ellos los voluntarios médicos, Longaric ha señalado que la relación con La Habana "no ha sufrido ningún daño" y consideró que esa nación caribeña "es un importante actor en la política internacional".

Fuente: France 24

El viraje de la política internacional de Bolivia genera inquietud
Comentarios