Miércoles. 21.08.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Putin recibe a Pompeo para "estabilizar" las frías relaciones entre Rusia y EE.UU.

El presidente ruso Vladimir Putin recibe este martes al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, para intentar estabilizar las tensas relaciones entre ambas potencias rivales.

Putin recibe a Pompeo para "estabilizar" las frías relaciones entre Rusia y EE.UU.

Abundan los temas de discordia entre ambos países, desde Venezuela a Irán, pasando por Siria, Ucrania o la cuestión del desarme. En este contexto, Mike Pompeo tendrá que moverse con la pericia de un equilibrista, entre su reiterada firmeza y la voluntad de acercamiento de su jefe, el presidente estadounidense Donald Trump.

Según el Kremlin, en primer lugar, Pompeo se reunirá este martes con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, y luego ambos serán recibidos por el presidente ruso. Así, se convertirá en el responsable estadounidense de más alto rango en reunirse con Putin tras la cumbre que este último celebró con Donald Trump el pasado julio.

Ambos jefes de Estado podrían volver a encontrarse durante el próximo G20, a finales de junio, en Japón.

La Casa Blanca espera que el fin de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre una supuesta injerencia rusa a favor de Trump en las elecciones estadounidenses permita superar el actual estado glacial de las relaciones entre ambos países.

Hace cerca de dos meses, el fiscal concluyó que en 2016 se produjo una injerencia rusa en las elecciones presidenciales, pero no una colusión entre el equipo del candidato Trump y Moscú.

Aunque las investigaciones empañaron la primera mitad de su mandato, Donald Trump mantuvo a principios de mayo una conversación telefónica "muy positiva", según sus palabras, de más de una hora con Vladimir Putin.

Trump, en general dispuesto a desafiar a Putin, aseguró que este último le había asegurado que Moscú no estaba implicado en Venezuela, al contrario de lo que defienden Pompeo y otros responsables estadounidenses, que instaron a Rusia a dejar de apoyar al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

 

Pompeo comparte con los países europeos informes sobre la "amenaza" de Irán

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, compartió el lunes con países europeos información de inteligencia sobre la "amenaza creciente" que, a juicio de Washington, supone Irán.

Pompeo "siempre ha sido diligente en compartir información con nuestros aliados sobre amenazas para la paz y la seguridad. Irán es una amenaza creciente y esta parecía una visita oportuna de camino a Sochi", explicó el representante especial para Irán de EE.UU., Brian Hook, a periodistas en Bruselas, indicó en su web el Departamento de Estado.

Hook explicó así el cambio de última hora de Pompeo, que el lunes incluyó una visita Bruselas en su viaje previsto a Rusia.

El jefe de la diplomacia estadounidense mantuvo reuniones bilaterales con los ministros de Francia, Alemania y el Reino Unido, así como con la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini.

Pompeo también mantuvo un encuentro con el secretario general de la Alianza Atlántica (OTAN), Jens Stoltenberg.

"Irán fue, creo, el principal objetivo de estas reuniones bilaterales", detalló Hook, al explicar que en los encuentros también se habló de Venezuela, Ucrania, Siria e Irak.

La UE, por su parte, pidió a Pompeo "máxima contención y evitar cualquier escalada del lado militar" con Irán, según explicó Mogherini este lunes al término de un Consejo de ministros de Exteriores en Bruselas.

En la última semana, EE.UU. ha enviado al golfo Pérsico el buque de asalto anfibio USS Arlington, misiles Patriot, el portaaviones USS Abraham Lincoln y bombarderos, tras denunciar que había detectado "indicios" de planes ofensivos iraníes contra sus fuerzas en Oriente Medio.

Precisamente este lunes, el presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió a Irán de que "sufrirá mucho" si actúa contra los intereses de Estados Unidos, en un momento de fuertes tensiones entre ambos países y de roces entre Teherán y sus vecinos en el golfo Pérsico.

"Si hacen algo, será un error muy grave. Será un problema muy malo para Irán si ocurre algo, eso puedo decírselo. No van a estar contentos", dijo Trump al ser preguntado sobre el aumento de tensiones en el golfo Pérsico.

"Si hacen algo, sufrirán mucho. Ellos saben a qué me refiero", añadió.

La tensión en el golfo Pérsico ha aumentado desde que Washington anunció en abril pasado el fin de las exenciones que había concedido a ocho naciones o territorios para que siguieran comprando petróleo a Irán.

Como consecuencia, las autoridades iraníes amenazaron con bloquear el estratégico estrecho de Ormuz, por el que cruza una gran parte del crudo mundial, si las sanciones impuestas por EE.UU. tras retirarse del acuerdo nuclear de 2015 impiden sus exportaciones de petróleo, vitales para la economía del país.

Debido a las sanciones estadounidenses y el fracaso del resto de firmantes de acuerdo nuclear (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) en contrarrestarlas, Irán informó el pasado miércoles de que suspende la aplicación de algunos de sus compromisos nucleares.

Fuente: DW

Putin recibe a Pompeo para "estabilizar" las frías relaciones entre Rusia y EE.UU.
Comentarios