Martes. 21.08.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

MISIÓN ESPACIAL

La NASA lanza con éxito la sonda Parker con el objetivo de "tocar" el Sol

Será la primera nave espacial construida por el hombre en alcanzar el sol. Está previsto que llegue al destino en el mes de noviembre para empezar tomar datos del astro rey hasta el 2025

La NASA lanza con éxito la sonda Parker con el objetivo de "tocar" el Sol

La sonda solar Parker, la primera astronave que transitará por la corona del Sol, ha sido lanzada con éxito 24 horas después del aplazamiento del despegue desde la base de Cabo Cañaveral (Florida).

La misión, que pretende ayudar a esclarecer los misterios que esconde el astro rey y que está previsto que llegue en el mes de noviembre, ha dado comienzo con su cuarto intento de lanzamiento.

"¡Tres, dos, uno y despegue!", gritó el comentarista de la NASA cuando se produjo el lanzamiento del cohete Delta IV Heavy con la sonda a bordo desde la base en el Cabo Cañaveral, Florida, a las 03H31 (07H31 GMT).

Pocos minutos después del lanzamiento el cohete se desprendió de sus tres propulsores, como estaba programado.

Con unas predicciones meteorológicas favorables del 95% y tras haber resuelto los problemas que habían hecho cambiar las fechas de lanzamiento dos veces, la NASA reprogramó el sábado para este domingo el inicio de esta misión, que considera "histórica".

La misión de Parker es clara: convertirse en la primera nave espacial construida por el hombre en enfrentarse a las condiciones infernales de la corona, parte de la atmósfera del Sol que es 300 veces más caliente que la superficie de la estrella. La corona del Sol no sólo es 300 veces más caliente que su superficie, sino que también emite poderosos plasmas y partículas energéticas que pueden liberar tormentas geomagnéticas espaciales, causando estragos en la Tierra al interrumpir la red eléctrica.

La nave está protegida por un escudo compuesto de carbono de una docena de centímetros de espesor que debe proteger los instrumentos científicos que ella transporta de una temperatura de casi 1.400 grados centígrados. Y así puede contribuir a resolver cuestiones como la diferencia de la temperatura de la atmósfera del astro rey que está a más de un millón de grados mientras que la propia superficie solar está a 6.000 grados.

Tras años de investigación, el equipo dio con la manera de que la sonda resista a un calor equivalente a 500 veces lo que experimentamos en la Tierra y realizar, así, observaciones "in situ".

"Parker Solar Probe nos ayudará a hacer un trabajo mejor al predecir cuándo ocurrirá una perturbación de los vientos solares que podría afectar la Tierra", dijo Justin Kasper, uno de los científicos del proyecto y profesor de la Universidad de Michigan. "La sonda Parker podría ayudarnos a predecir mejor cuándo podría golpear la Tierra una tormenta solar", añadió Kasper.

La sonda, de dimensiones pequeñas (65 kilos y 3 metros de altura), llegará a una distancia de 6 millones de kilómetros del Sol, lo que equivale a 4 centímetros de él si la Tierra estuviera a un metro del Sol.

Además, la sonda alcanzará los 700.000 kilómetros por hora, la mayor velocidad que hasta ahora ha desarrollado cualquier otra nave construida por el hombre. Una velocidad que equivale a viajar entre Nueva York y Tokio en un minuto y que permitirá a la sonda alcanzar el Sol en noviembre.

La sonda, que orbitará 24 veces alrededor del Sol y se irá acercando progresivamente a éste con la ayuda de la gravedad de Venus, llegará a su punto más cercano en 2025, que es cuando se podrá reunir la información de más valor.

La sonda tiene un coste de 1.500 millones de dólares (1.200 millones de euros) y llevará por primera vez el nombre de una persona con vida, el físico estadounidense Eugene Parker, de 91 años, quien desarrolló en los años 50 del pasado siglo la teoría del viento solar.

Como en todas las grandes ocasiones, la NASA programó un especial televisivo en directo en el que el optimismo se vio contagiado por el temblor que el despegue hizo sentir en el estudio.

El propio físico estadounidense a sus 91 años acudió a Cabo Cañaveral para presenciar en vivo por primera vez en su vida un lanzamiento, aunque en este caso reconoció la emoción por el reconocimiento que supone ser el pionero que desarrolló en los años 50 la teoría del viento solar. "Todo lo que puedo decir es 'wow', allá vamos. Estamos dentro para aprender algo en los próximos años", exclamó en el estudio de NASA.

 

Fuente: El Mundo

La NASA lanza con éxito la sonda Parker con el objetivo de "tocar" el Sol
Comentarios