Lunes. 26.08.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

La justicia asesta una dura derrota a Duque en su intento de modificar pacto paz en Colombia

La justicia de Colombia propinó el miércoles una derrota por partida doble al presidente Iván Duque en su intento de modificar el pacto de paz con las FARC y mantener en prisión a un exjefe rebelde requerido por Estados Unidos bajo sospecha de narcotráfico.

La justicia asesta una dura derrota a Duque en su intento de modificar pacto paz en Colombia

En sendos fallos, altos tribunales dejaron sin piso las objeciones planteadas por el mandatario conservador a algunos puntos del acuerdo que puso fin a un conflicto armado de medio siglo, y ordenaron la excarcelación de Jesús Santrich, acusado de planear un envío de cocaína después de dejar las armas.

Pese a la polarización que envuelve al país desde la firma del histórico acuerdo de paz en noviembre de 2016 y a que no cuenta con mayorías sólidas en el Congreso, con nueve meses en el poder, Duque se ha empecinado en sacar adelante su principal promesa de campaña: modificar lo pactado con la disuelta guerrilla.

Duque -quien también arrastra un saldo rojo en las encuestas- insistió en sus críticas a los compromisos suscritos con los rebeldes, alegando que dejaban en la impunidad a los responsables de delitos atroces e impedían la extradición de narcotraficantes, lo que siempre fue catalogado como falso por los defensores del pacto.

La Corte Constitucional cerró definitivamente la puerta a los reparos planteados por el mandatario, vía legislativa, y le ordenó promulgar la ley que sustenta el sistema de justicia de paz, columna vertebral del histórico pacto.

“Acato la decisión”, dijo Duque, aunque sin renunciar a su propósito de “corregir las cosas que no están saliendo bien”. “Tenemos que seguir construyendo una paz con legalidad y sin impunidad”, agregó en un acto público en Bogotá.

El presidente planteó seis modificaciones con la idea de fondo de supuestamente impedir que narcotraficantes se cuelen en el proceso de paz y eludan la extradición por medio de su contribución a la verdad del conflicto y de garantizar la plena reparación de afectados por la guerra.

El pacto de paz prevé que los mayores responsables dentro del conflicto, ya sean guerrilleros, militares o civiles, no sean extraditados si cuentan la verdad, reparan a sus víctimas y nunca más ejercen la violencia.

 

¿Un nuevo rumbo?

Los magistrados pusieron punto final a la controversia que se había generado en el Congreso en torno a las propuestas de Duque.

Según la Corte Constitucional -que en este caso opera como juez de última instancia-, las objeciones de Duque fueron rechazadas tanto en el Senado como en la Cámara (baja) de Representantes, pese a que el oficialismo controvertía la votación en el primer órgano.

“Políticamente es una derrota (…) en la estrategia jurídica, como de la postura que ha tomado frente al acuerdo de paz y la implementación”, comentó a la AFP Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto (Cerac).

En su opinión, el mandatario podría sin embargo aprovechar esta coyuntura “para relanzar su gobierno (…) deshaciéndose de las demandas de los extremos radicales de su partido”.

 

Rebelde libre

Más temprano, Duque sufrió otro sonoro traspié en la Corte Suprema, que ordenó la liberación “inmediata” de Santrich.

El alto tribunal reconoció el fuero parlamentario de Santrich -congresista por el partido que surgió del acuerdo de paz con la exguerrilla- y asumió la investigación contra el también exnegociador de paz.

La corte consideró que es el único juez competente para indagar a Santrich, si bien el exguerrillero nunca pudo ocupar su escaño en el Congreso por su captura con fines de extradición.

Detenido desde abril de 2018, Santrich debería ser excarcelado el jueves. El exguerrillero de 52 años está recluido en el búnker de la fiscalía desde el 19 de mayo.

La Procuraduría, el organismo que vigila la actuación de los funcionarios en Colombia, pidió sin embargo este miércoles al alto tribunal su recaptura para ser “escuchado en indagatoria” por los delitos que le atribuyen, en una decisión apoyada por Duque.

La justicia de paz que investiga los peores crímenes cometidos durante el conflicto con las FARC había ordenado liberar a Santrich hace dos semanas.

Sin embargo, el 17 de mayo fue recapturado a su salida de prisión por orden de un juez bajo nuevos cargos relacionados con su supuesta intención de enviar cocaína a Estados Unidos.

Entonces, bajo presión de Estados Unidos, Duque se ratificó en su intención de extraditar al rebelde, que comparece ante el tribunal de paz por miles de casos de secuestros atribuidos a la otrora guerrilla comunista.

Santrich siempre ha proclamado su inocencia y asegura que los señalamientos responden a un complot de Washington y de la fiscalía colombiana.

Fuente: 24Matins

La justicia asesta una dura derrota a Duque en su intento de modificar pacto paz en Colombia
Comentarios