Sábado. 24.08.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Los cazas furtivos F-35 pueden perder su sigilo y sufrir daños estructurales a velocidades supersónicas

Volar muy pocos segundos a velocidades supersónicas y además perder su furtividad: el nuevo reto que enfrentan las versiones del F-35 para la Armada y Cuerpo de Marines de Estados Unidos.

Los cazas furtivos F-35 pueden perder su sigilo y sufrir daños estructurales a velocidades supersónicas

Las versiones del caza de quinta generación F-35 de la Armada de EE.UU. y el Cuerpo de Marines no pueden volar durante largos periodos de tiempo en altitudes extremadamente altas y a velocidades supersónicas, ya que ello puede hacerles perder su revestimiento de sigilo y sufrir daños estructurales, informa el portal de defensa estadounidense Defense News.

Los documentos obtenidos por el medio indican que los problemas están relacionados con el fuselaje y el revestimiento antirradar del caza furtivo, así como con las antenas en la parte de su cola.

Defense News señala que los problemas con el F-35B Lightning II a velocidades supersónicas se descubrieron por primera vez en noviembre de 2011, mientras que diciembre de ese mismo año se reportaron problemas de "daño térmico" en el fuselaje de los F-35C Lightning II.

Por ejemplo, el F-35C [versión 'embarcada' desarrollada para la Marina] solo puede volar a Mach 1,3 en postcombustión durante 50 segundos, lo que significa que el piloto debería cronometrar ese tiempo, disminuir la velocidad durante un par de segundos y luego volver a acelerar.

Mientras, el F-35B [versión para el Cuerpo de Marines] podría volar durante 80 segundos a Mach 1,2 o 40 segundos a Mach 1,3 sin exponerse a un riesgo de daños.

Según el portal, el Departamento de Defensa de EE.UU. no tiene intención de presentar una solución para el problema que afecta al fuselaje del F-35 y al revestimiento que absorbe las ondas de radio y lo mantiene sigiloso, así como tampoco a los inconvenientes que generan las innumerables antenas ubicadas en la parte trasera del aparato.

La Oficina del Programa Conjunto F-35 ha clasificado los problemas de las versiones 'B' y 'C' como deficiencias de la categoría 1, indicando en un documento que estas dificultan poder cumplir una de las misiones clave del avión de combate: la "interceptación supersónica". En esa escala, la categoría 1 representa el tipo más grave de deficiencia.

Al mismo tiempo, el director del programa del F-35 Lightning II del Pentágono, el vicealmirante Mat Winter, sostuvo que los problemas expuestos por el portal representan un pequeño número de casos.

Fuente: RT

Los cazas furtivos F-35 pueden perder su sigilo y sufrir daños estructurales a velocidades supersónicas
Comentarios