Viernes. 21.09.2018 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

EN JUEGO EL FUTURO DE NORTE AMÉRICA

Canadá insiste en la negociación del TLCAN con EE.UU., pero no logra limar diferencias

Los canadienses están dispuestos a ofrecer a los estadounidenses acceso limitado a su mercado lácteo como concesión en las renegociaciones bilaterales del TLCAN

Canadá insiste en la negociación del TLCAN con EE.UU., pero no logra limar diferencias

La ministra de Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, regresó este martes a Washington para continuar las conversaciones con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, quien un día antes estuvo en Bruselas, donde se reunió con la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström. Mientras la Administración del presidente Donald Trump parece dispuesta a resolver rápidamente algunas de las barreras comerciales con la Unión Europea, urge lograr que su vecino del norte se sume al acuerdo comercial ya alcanzado con México.

Freeland incidió el martes en que las conversaciones con Lighthizer sobre la creación de un nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, por sus siglas en inglés) siguen siendo constructivas, y es por ello por lo que ambas partes acordaron reunirse de nuevo.

Aún así, fuentes cercanas a la Casa Blanca indicaron que la jefa de la diplomacia canadiense se muestra inflexible en lo referente al sistema del país de administración de suministros agrícolas, y este, junto con la posible disolución del Capitulo 19 del actual TLCAN, siguen siendo los puntos conflictivos entre Washington y Ottawa. De todas formas, las expectativas son bajas debido al escaso tiempo para lograr avances ya que Freeland tenía previsto estar de vuelta en Canadá el miércoles y no se confirma si Lighthizer estará presente en la reunión ministerial sobre comercio del G-20 para el 14 de septiembre.

Acercamiento entre Europa y Estados Unidos

Donde sí parece que hubo un mayor compromiso fue en Bruselas. Lighthizer habló de resolver inmediatamente algunas barreras técnicas, donde se podrían incluir asuntos como alinear los estándares automovilísticos, entre otros.

De momento, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, también se encuentra en Bruselas para hablar de temas comerciales y de competencia con el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, y la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

Paralelamente, en Pekín, estaba previsto que la Administración de Xi Jinping pida la próxima semana a la Organización Mundial del Comercio (OMC) permiso para imponer sanciones a Estados Unidos por el incumplimiento de Washington de un dictamen en una disputa sobre aranceles antidumping, según mostró el martes una agenda de la reunión a la que tuvo acceso Reuters.

Esta situación puede aumentar aún más las tensiones entre ambos países, dado que Trump amenazó con extender su guerra arancelaria sobre un catálogo de productos chinos por valor de 267,000 millones de dólares. Esto se sumaría a los bienes del gigante asiático por valor de 200,000 millones de dólares sobre los que Estados Unidos podría implantar gravámenes en cualquier momento y al grupo de importaciones chinas por valor de 50,000 millones de dólares a los que Washington ya ha impuesto aranceles del 25%.

Fuente: Economiahoy

Canadá insiste en la negociación del TLCAN con EE.UU., pero no logra limar diferencias
Comentarios