Jueves. 17.10.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

ANÁLISIS | Dos años de Trump, el presidente sin precedentes

Antes de que Trump llegara a la presidencia, muchos creían que el magnate hablaba mucho pero iba a hacer poco. Llegados al ecuador de su mandato, es hora de asumir que el impacto de sus políticas ha sido enorme.

ANÁLISIS | Dos años de Trump, el presidente sin precedentes

A lo largo de sus dos años de mandato, Donald Trump ha sacado a Estados Unidos del histórico acuerdo nuclear internacional con Irán, del Acuerdo de París contra el cambio climático y del pacto comercial con Asia, el llamado Acuerdo Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés). Por otro lado, ha iniciado una agresiva guerra comercial contra China, ha impuesto aranceles a sus socios europeos y ha ordenado una retirada exprés de las fuerzas estadounidenses en Siria. 

Trump ha firmado una de las reformas fiscales más grandes de la historia reciente, ha instaurado medidas especialmente duras para los migrantes indocumentados y ha llevado al país al "shutdown” más largo de la historia de Estados Unidos. Además, sigue en marcha el proyecto de rehacer los tribunales de Justicia nominando a magistratura a más jueces federales que ningún otro de sus recientes predecesores.

"Efecto muy negativo en el ‘poder blando' estadounidense"

Estos son solo algunos de los más impactantes ejemplos del tangible impacto que Trump ha tenido a lo largo de sus dos años de mandato. Es importante destacar que ninguna de estas medidas, aunque hayan sido implementadas a menudo de forma errática, ha sido una sorpresa para cualquiera que conociera las promesas de campaña del entonces candidato Donald Trump. Sus políticas ya han logrado cambiar la imagen de Estados Unidos en el exterior. "Creo que Trump ha tenido un efecto muy negativo en la política exterior estadounidense y, ciertamente, en el ‘poder blando' de Estados Unidos en el mundo”, dice Joseph Nye, eminente académico de Relaciones Internacionales de la Universidad de Harvard, que acuñó el término "soft power”.

Nye considera que la retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París sobre el clima es una de sus peores decisiones a largo plazo por las consecuencias negativas en los esfuerzos internacionales para luchar contra el cambio climático. Por otro lado, Nye cree que, a corto plazo, la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán es una de sus decisiones más dañinas, porque "ha envenado las relaciones estadounidenses con sus aliados europeos”.

"Nadie es tan impredecible como Trump”

"A las controvertidas políticas de Trump, hay que sumar su estilo volátil y su afición a decir mentiras. Es un presidente que juega en su propia liga”, dice Nye. "Hemos tenido presidentes difíciles y peligrosos, como Richard Nixon y Lyndon Johnson. Pero nadie ha sido tan impredecible ni tan desleal como Trump”, concluye Nye.

"Los dos primeros años de mandato de Trump han dejado patente que es un caso aparte entre los presidentes estadounidenses”, dice Barbara Perry directora de estudios presidenciales en el Miller Center de la Universidad de Virginia. "Yo diría, sencillamente, que es un presidente sin precedentes”, continúa Perry. "No hemos visto nada igual anteriormente. Aunque en Estados Unidos ha habido demagogos, nunca lograron llegar a la Casa Blanca. Su ascenso a la presidencia fue evitado gracias a la ayuda del sistema electoral estadounidense, que, por su diseño, no es una democracia directa”.

En la presidencia por un "fallo del sistema”

Barbara Perry considera que la elección de Trump, que ganó no por el voto popular, sino gracias al cómputo del Colegio Electoral, significó "la señal preocupante de que hay un fallo del sistema”. "Los fundadores de la Constitución querían precisamente que el Colegio Electoral fuera precisamente un control sobre este tipo de persona, un demagogo en la Casa Blanca, en la presidencia de Estados Unidos”, explica Perry.

"Lo que distingue a Trump de anteriores advenedizos y demagogos es su acceso y su afición a internet y redes sociales, lo que le permite comunicar sus mensajes sin filtros ante millones de seguidores”, dice Perry, que argumenta que la retórica de Trump puede compararse con la propaganda nazi de Joseph Goebbels.

¿Ocho años de Trump?

Proponemos a los dos expertos una hipótesis: imaginarse seis años más de Trump como presidente de Estados Unidos. Es decir, los dos que le quedan de mandato más otros cuatro de una posible reelección. ¿Qué cabría esperar en ese tiempo? Nye advierte de que nos aguardan aún más cosas desagradables e impredecibles. Perry, por su parte, es más directa: "Creo que podemos sobrevivir a cuatro años de mandato, pero no estoy segura de que podamos sobrevivir a ocho”. 

Fuente: DW

ANÁLISIS | Dos años de Trump, el presidente sin precedentes
Comentarios