Sábado. 21.09.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Trump sopesa etiquetar a los Hermanos Musulmanes como un grupo terrorista

El presidente Donald Trump está trabajando para designar a los Hermanos Musulmanes como una organización terrorista extranjera (FTO, por sus siglas en inglés), dijo el martes la Casa Blanca, agregando que impondría sanciones contra el movimiento islamista más antiguo de Egipto, informa Reuters.

Trump sopesa etiquetar a los Hermanos Musulmanes como un grupo terrorista

“El presidente ha consultado con su equipo de seguridad nacional y líderes en la región que comparten su preocupación, y esta designación está abriéndose camino a través del proceso interno”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un correo electrónico.

El presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, le pidió a Trump que hiciera la designación durante una visita a Washington el 9 de abril, dijo un funcionario estadounidense de alto rango, confirmando un informe en el New York Times el martes.

Después de la reunión, Trump elogió a Sisi como un “gran presidente”, mientras que un grupo bipartidista de legisladores estadounidenses expresó su preocupación por el historial de derechos humanos de Sisi, sus esfuerzos por permanecer en el cargo hasta 2034 y las compras de armas rusas planeadas por Egipto.

La Casa Blanca no dijo en base a qué podría etiquetar al grupo como organización terrorista, y los ex funcionarios cuestionaron si el grupo cumplía con el estándar legal de participar en “actividades terroristas” que amenazan a los ciudadanos estadounidenses o la seguridad nacional.

El partido de los Hermanos Musulmanes, que calcula su afiliación en hasta un millón de personas, llegó al poder en la primera elección libre y moderna de Egipto en 2012, un año después de que el autócrata y aliado de Estados Unidos, Hosni Mubarak, fuera derrocado en un alzamiento popular.

Como jefe del ejército de Egipto en 2013, Sisi diseñó la retirada del presidente electo Mohamed Mursi, una figura de los Hermanos Musulmanes, y una posterior represión contra sus partidarios, así como la oposición liberal en Egipto. Sisi fue elegido presidente en 2014.

Después del derrocamiento de Mursi, el partido de los Hermanos Musulmanes fue rápidamente prohibido en Egipto. Las autoridades lo declararon una organización terrorista y encarcelaron a miles de seguidores, así como a gran parte de su liderazgo, incluido Mursi.

Los Hermanos Musulmanes, fundado en Egipto en 1928, dice que es un movimiento no violento y niega cualquier relación con insurgencias violentas libradas por los militantes de Al Qaeda y Daesh.

“Permaneceremos firmes en nuestro trabajo de acuerdo con nuestro pensamiento moderado y pacífico”, dijo los Hermanos Musulmanes en una declaración en su página web. 

No estaba claro si la administración estaba considerando la posibilidad de incluir en la lista negra solo a la rama egipcia como una organización terrorista extranjera (FTO) o todas las ramas regionales de lo que los analistas dicen que es un grupo heterogéneo sin autoridad central.

La propuesta para designar al grupo inició un debate dentro del equipo de seguridad nacional de Trump, dijo el funcionario de alto rango de Estados Unidos.

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, apoyan la designación, pero los funcionarios del Pentágono y otros lugares se han opuesto y quieren una acción más limitada, dijo el alto funcionario.

“El presidente ha escuchado las preocupaciones sobre los Hermanos Musulmanes de parte de nuestros amigos y aliados en el Oriente Medio, así como aquí en casa”, dijo un segundo alto funcionario de Estados Unidos. “Cualquier posible designación pasaría por un proceso interinstitucional sólido, deliberado e inclusivo”.

Los ex funcionarios de Estados Unidos se mostraron escépticos de que los Hermanos Musulmanes cumplieran con el estándar legal de EE.UU. para ser designado como FTO.

Daniel Benjamin, el ex funcionario principal del Departamento de Estado para la lucha antiterrorista que da clases en el Dartmouth College, calificó la idea de “desconcertante” y dijo que el organismo consideró la designación en 2017, pero concluyó que no había ninguna base.

Benjamin dijo que las consideraciones políticas internas de Estados Unidos podrían estar en juego con la reelección de Trump en 2020. “No hay duda de que ha habido un esfuerzo por satisfacer los apetitos de la base islamofóbica de Trump”, dijo.

Jason Blazakis, un ex funcionario del Departamento de Estado que supervisó el proceso de designación del FTO, expresó su preocupación de que se alentaría a los grupos de derecha de Estados Unidos a solicitar acciones legales contra las organizaciones de defensa musulmanas nacionales.

“Se utilizará para perseguir a las organizaciones de manera inapropiada dentro de los Estados Unidos”, dijo Blazakis, director del Centro de Terrorismo, Extremismo y Antiterrorismo del Instituto de Estudios Internacionales de Middlebury.

Los analistas dijeron que la designación también podría complicar los tratos de Estados Unidos con funcionarios de todo el Oriente Medio.

Bajo la ley de Estados Unidos, alguien que proporciona “apoyo material” a grupos terroristas está sujeto a sanciones extensas. El apoyo material se define ampliamente y puede cubrir cualquier cosa, desde proporcionar fondos, transporte o documentos falsificados hasta entregar alimentos, ayudar a instalar tiendas de campaña o distribuir material informativo.

A los ciudadanos extranjeros que tratan con tales grupos se les pueden negar los visados de Estados Unidos o se les puede sacar de Estados Unidos si están en el país. Yehya Hamed, radicado en Estambul, quien se desempeñó como ministro de inversiones en el gobierno de Mursi, dijo que Trump está “tratando de luchar contra el viento”, señalando el papel prominente de los partidos políticos islamistas en Túnez y Marruecos.

“Lo que Trump está haciendo es traer más inestabilidad a la región”, dijo Hamed.

Designar oficialmente a los Hermanos Musulmanes también podría empeorar la relación de Estados Unidos con Turquía, aliado de la OTAN. La organización tiene estrechos vínculos con el gobernante partido AKP del presidente Tayyip Erdogan y muchos de sus miembros huyeron a Turquía tras prohibirse el partido en Egipto.

 

Fuente: Memo

Trump sopesa etiquetar a los Hermanos Musulmanes como un grupo terrorista
Comentarios