Lunes. 14.10.2019 |
Instituto de Estrategia S.L.P.

Ruanda y Uganda se comprometen a normalizar sus relaciones diplomáticas

Las conversaciones en la capital de Ruanda, Kigali, comenzaron con el objetivo de poner fin a meses de tensión debido a acusaciones de espionaje e intromisión política por parte de ambos países.

Ruanda y Uganda se comprometen a normalizar sus relaciones diplomáticas

Ruanda y Uganda dieron inicio este lunes a una serie de conversaciones con el objetivo de poner fin a las tensiones entre ambos países. Delegados de ambos lados reafirmaron el compromiso de sus gobiernos para restaurar las relaciones.

La delegación de Uganda que participó en las conversaciones en la capital de Ruanda, Kigali, fue liderada por el ministro de Asuntos Exteriores, Sam Kutesa, mientras que Olivier Nduhungirehe, el ministro de estado de Asuntos de África Oriental, lideró el equipo ruandés.

Los diálogos se dieron semanas después de que el presidente de Ruanda, Paul Kagame, y su homólogo de Uganda, Yoweri Museveni, firmaran un memorando de entendimiento en la capital de Angola, Luanda, el 21 de agosto, con el fin de aligerar las tensiones entre los dos países.

La reunión de Kigali también contó con la participación del ministro de Relaciones Exteriores de Angola, Manuel Domingos Augusto, y Gilbert Kankonde, vice primer ministro de la República Democrática del Congo, como representantes de los presidentes de estos países, ambos en calidad de mediadores en el proceso.

“Ruanda y Uganda comparten lazos históricos que deberían construir históricamente una alianza estratégica fuerte, dados los lazos de larga data que unen a los dos pueblos y países. Como vecinos y estados socios de la Comunidad Africana Oriental, compartimos una visión común de paz, seguridad e integración económica”, declaró Nduhungirehe al inicio de las conversaciones.

“Ruanda está completamente comprometida con la realización de los objetivos del memorando de entendimiento”, agregó el ministro ruandés, quien describió el memorando de entendimiento firmado por ambos países en Luanda como un hito importante para la paz sostenible y la seguridad en la región.

Nduhungirehe destacó que ambas partes deberían comprometerse de manera colectiva con el memorando de Luanda para que sea el proceso final y decisivo que normalice las relaciones y devuelva la confianza a los dos países vecinos.

"Les pidió a las dos naciones ver las conversaciones como una nueva oportunidad y un impulso para restaurar los lazos", añadió.

“Aunque la firma fue importante, su implementación de buena fe es el factor decisivo. Esto es lo que nuestros ciudadanos esperan de nosotros”, sostuvo Nduhungirehe.

Por su parte Kutesa aseguró que Uganda está comprometida con la implementación del pacto de Luanda y que “esperaba trabajar con Ruanda y con los facilitadores para resolver los temas pendientes”.

Así mismo, manifestó que confía en que estas reuniones sirvan para encontrar una solución tangible a los problemas que afectan las relaciones de Uganda con Ruanda.

Josiane Mukeshimana, una empresaria de Ruanda que tiene negocios transfronterizos, le dijo a la Agencia Anadolu que el pueblo espera que los encuentros produzcan resultados tangibles.

“Ruanda y Uganda tienen más en común en términos sociales y económicos que lo que los divide. Socialmente, los ciudadanos tienen parientes en cada lado de la frontera. No debería haber hostilidad entre los dos países”, opinó Mukeshimana.

Las conversaciones tuvieron lugar en una atmósfera franca y cordial, según un comunicado conjunto publicado y firmado tanto por Nduhungirehe como por Kutesa después de la reunión.

Ambas partes reiteraron su compromiso de abstenerse de realizar cualquier acto que pueda desestabilizar al otro, se lee en el comunicado.

Las relaciones entre ambos países se han tensionado en los últimos meses debido a una serie de acusaciones y contraacusaciones de espionaje e interferencia política.

En el punto más álgido de las tensiones, Ruanda prohibió a principios de este año el ingreso de los camiones de carga de Uganda desde el principal punto de cruce en su frontera, en la ciudad de Gatuna, asegurando que esta medida se debía a trabajos de construcción en el lugar.

Ruanda también impidió que sus ciudadanos se movilizaran a Uganda por denuncias de detenciones arbitrarias de ruandeses y tortura en Uganda, acusaciones que Kampala niega.

Fuente: AA (James Tasamba)

Ruanda y Uganda se comprometen a normalizar sus relaciones diplomáticas
Comentarios